| Artículos | 15 JUL 2008

Cámaras IP inalámbricas

Tags: Histórico
Sistemas de vigilancia sin cables
Alfonso Casas.
Los seis modelos de cámaras ip analizados disponen de conectividad inalámbrica para establecer las comunicaciones, además de la habitual de red ethernet 10/100 mbps. la calidad de su objetivo, el hardware dedicado, así como las posibilidades del software que adjunta cada una de ellas decidirán cuáles son las opciones más acertadas.

Las cámaras de videovigilancia han evolucionado en todos los sentidos hasta conseguir una calidad de imagen superior. De hecho, ninguna de las evaluadas baja del tamaño típico VGA de 640 x 480 puntos por pulgada, con enormes posibilidades de comunicaciones. Los seis modelos evaluados ofrecen conectividad inalámbrica 802.11 b/g, con opciones de ajuste de la lente para incrementar la calidad final capturada. Además de los ajustes manuales permitidos por la mayoría de ellas, el software incluido suele ofrecer posibilidades de ajuste de brillo y contraste, y con las más avanzadas, es posible incluso fijar entornos en función de la luz ambiente en la que se encuentre, ya sea de fluorescente, exteriores, o lugares de baja luminosidad, para poder capturar el máximo número de detalles.
Sin embargo, la principal característica que hemos solicitado a los fabricantes, que debían cumplir los modelos analizados, ha sido su utilización como cámaras de videovigilancia. Estos modelos IP ahora tienen mucho más sentido, ya que pueden instalarse en lugares recónditos con la única necesidad de utilizar el adaptador de corriente eléctrica para su funcionamiento. Además de esta modalidad, todas ellas ofrecen conector RJ-45 para establecer conexiones Ethernet 10/100 Mbps y pasar a formar parte de una infraestructura de red. Sin duda, el ancho de banda es muy superior al contemplado por las comunicaciones inalámbricas, por lo que es un aspecto a tener en cuenta si lo que prima es la calidad de las imágenes y la máxima disponibilidad de la comunicación.
Entre los seis modelos evaluados es posible observar que hay una gran variedad de precios. Destaca la cámara de Axis, por ser la más cara, pero sin duda, por sus características se trata de la solución para entornos más profesionales. Cuenta con facetas destacadas, como el hecho de permitir la gestión tanto de vídeo como de audio, con posibilidad de mantener una conversación entre la persona visionada y el vigilante. También la calidad de su lente destaca por encima de las del resto.
Para los que deseen una solución más polivalente con posibilidad de visionar los diferentes ángulos de un habitáculo, tanto el modelo de D-Link como el de Ovislink incorporan bases motorizadas para hacer girar la cámara hasta los 360 grados. Más allá de los detalles que puedan recogerse con el zoom digital, esta función permite hacer un seguimiento a fondo del objeto.
La otra gran característica que no debe perderse de vista es la modalidad de visión nocturna. Todas ellas contemplan la posibilidad de detección de movimiento, a partir de la cual, comienzan a grabar o a enviar diferentes tipos de alertas. Sin embargo, tan sólo dos modelos (ver tabla) incluyen diodos LED para la grabación en entornos oscuros o de baja luminosidad. El efectivo despliegue de este tipo de funciones se traducirá en una vigilancia efectiva las 24 horas del día, independientemente de los aspectos externos.
Dentro de la puntuación final de cada solución hemos notado hasta qué punto la funcionalidad se debe al software que acompaña a cada una de las cámaras. Como reflejamos en cada uno de los análisis, de poco sirve que una cámara ofrezca enormes posibilidades si el software con el que se comercializa no es capaz de sacar el máximo partido de cada una de ellas. En este sentido hemos apreciado la escasa compatibilidad entre ellas, lo que hace necesario recurrir a software de terceros si lo que se quiere es montar un sistema de videovigilancia con diferentes marcas de cámaras IP. Para los interesados, también ofrecemos algunas soluciones viables.


AXIS 211W
--------------
El modelo más profesional ofrece una gran calidad de imagen respaldada por abundante software para establecer circuitos cerrados de grabación.

De todos los modelos evaluados, la Axis 211W es la que ofrece un perfil más profesional, con funciones exclusivas que el resto no contemplan. Éte es el caso del audio bidireccional, con conectores dedicados de entrada y salida, así como micrófono incorporado, con el fin de poder mantener una conversación entre el emisor y el visitante o intruso, además de poder oír lo que ocurre en una zona determinada al alcance del dispositivo. Además, también cuenta con una conexión de terminal con salida alimentada de 12 voltios, válida para llevar a cabo alguna acción y poder activar dispositivos, tales como alarmas o puertas electrónicas.
El cuerpo se encuentra comunicado con el sensor mediante el cable de control DC Iris, con lo que es posible manejar a través del software, tanto el enfoque como el zoom digital, y no sólo de forma manual, como suele ser el caso.
Otro factor que sorprende es su excelente calidad de imagen. Mediante la técnica de barrido progresivo, en lugar de la tradicional modalidad de entrelazado, las imágenes reducen considerablemente su perturbación por movimiento. Igualmente resulta interesante que la captura de vídeo pueda realizarse tanto en modo JPEG como en MPEG-4, con calidad VGA y a una tasa de 30 imágenes por segundo. Las pruebas llevadas a cabo con la conectividad Ethernet dieron excelentes resultados, sobre una infraestructura Gigabit Ethernet, con QoS (Quality of Service, o calidad de servicio) para marcar prioridades de tráfico cuando la cámara se integra en una VLAN.
Sin embargo, al habilitar la modalidad inalámbrica, la cámara es igualmente parametrizable mediante su interfaz web, pero la captura de vídeo presentó pérdidas de señal cada ocho segundos. Esto se tradujo en un salto de la imagen a intervalos constantes, prácticamente inevitables por la necesidad de mayor ancho de banda para una transmisión de calidad.
Para su control por software Axis ofrece un gran número de posibilidades. De forma gratuita se incluye Axis Camera Station One, con opciones de visualización, grabación y archivo de hasta 25 cámaras diferentes. No obstante, la licencia proporcionada se encuentra recortada en uso. De forma adicional, Axis IP Utility permite encontrar y configurar la cámara a través de dirección IP. Axis Camera Management ofrece un conjunto de herramientas para supervisar varios modelos y establecer un despliegue de seguridad en grandes empresas. En este sentido, los productos Axis siempre han destacado por su amplia compatibilidad para poder desarrollar aplicaciones software personalizadas. La API de Axis garantiza su funcionamiento con una amplia gama de software de terceros, lo que la convierte en una opción muy interesante para un gran número de empresas. De hecho, a través de interfaz web, las posibilidades de manejo y configuración son muy completas, con opciones avanzadas para cada una de sus funciones, ya sea de vídeo, audio, o comunicaciones inalámbricas, con su propio gestor de redes y visualizador de potencia de señal que arroja cada una de ellas.
Desde luego, sus capacidades de detección son las más avanzadas, al integrar posibilidad para visionar una misma imagen en diferente cuadro y variar la sensibilidad en cada una de ellas.
La única característica que echamos en falta, dado su pr

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información