TENDENCIAS | Noticias | 27 ABR 2016

Las empresas incrementan la rotación interna de sus empleados en 2016

Así se deduce del Índice de Dinamismo Laboral META4 IDL, que asegura que el dinamismo interno de las compañías se ha situado en un 18% en el primer trimestre, su máximo histórico. Uno de cada seis trabajadores ha cambiado de trabajo en su propia compañía en el primer trimestre del año.
Empleados utilizan TI como recurso técnico

El dinamismo laboral, medido por el indicador Meta4 IDL, ha alcanzado un 18% en el primer trimestre de 2016. Este índice, realizado por Meta4 e IESA, señala que durante los tres primeros meses del año, uno de cada seis trabajadores ha experimentado un movimiento entre puestos de trabajo ya existentes en su empresa. El indicador de dinamismo laboral (IDL) registrado en este periodo sigue su tendencia al alza iniciada a principios de 2011, y ha alcanzado los máximos niveles registrados desde 2010.

El IDL continúa registrando un alto y creciente dinamismo en el empleo de las empresas estudiadas: en concreto, el indicador ha aumentado más de catorce puntos porcentuales entre principios de 2011 y principios de 2016; es decir, las empresas están buscando y poniendo en práctica formas de flexibilización del empleo.

Según la profesora del IESE Marta Elvira, una de las autores de la investigación junto a  Stefano Visintin, “con estos datos, cabe preguntarse si el crecimiento del dinamismo observado durante los últimos cinco años se debe, principalmente, al aumento de la flexibilidad que necesitan las empresas a la hora de incrementar sus plantillas o si, por el contrario, se trata de un dinamismo complementario a las reducciones de personal. El análisis de datos derivados de las más de 260 empresas incluidas en este estudio confirman que el aumento del dinamismo observado es del primer tipo: son, precisamente, las empresas en fase de crecimiento y que se apoyan en una cierta flexibilidad de plantillas las que más han contribuido al aumento del IDL”.

El índice revela que la movilidad laboral en una compañía, está estrechamente ligada a si ésta experimenta una fase de expansión o contracción del número de sus empleados. Concretamente, este informe confirma que el dinamismo es mayor en aquellas empresas que se encuentran en una fase de crecimiento y que apuestan por cierta flexibilidad en sus plantillas.

En relación a los datos de creación y destrucción de empleo, se confirma que 2015 ha sido un año de creación de empleo. Sin embargo, la fuerza de este crecimiento parece que se está ralentizando a lo largo de la segunda mitad del año y en los primeros meses del 2016: de cada 100 empleos han desaparecido 6 y se han creado 5. “De estos datos se desprende que el mercado laboral español se encuentra en un momento de gran movilidad entre puestos de trabajo aunque el número de los mismos decrece”, concluye el documento.

 

 

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información