TENDENCIAS | Noticias | 08 AGO 2017

La huella digital y el mundo laboral

La rapidez con que llenamos de información personal las redes sociales solo es comparable al mal uso que hacemos de ellas. Crear una buena marca en Internet se ha vuelto imprescindible para el éxito en la vida profesional. Y los departamentos de recursos humanos lo saben, lo analizan y lo explotan.
biometría
Mario Moreno

Nuestras vidas ya no se desarrollan solo en un plano físico. Desde que la huella digital ha pasado a ser una prolongación de nuestra actividad cotidiana, contamos con una suerte de álter ego virtual al que hemos encomendado gran parte de nuestra personalidad. Según un estudio de IDC, del año 2010 a 2020, la información de cada ciudadano en Internet se habrá multiplicado por 50. La rapidez con que las redes sociales han llegado a nuestra sociedad solo es comparable al mal uso que hacemos de ellas. Suponen una máquina de crear oportunidades laborales que, por otra parte,  se convierten en un arma de doble filo que cierra tantas puertas como abre, dependiendo de lo que allí proyectemos. Es la cara oculta de un universo que puede chocar con derechos fundamentales como  la intimidad personal o a la protección de datos. Pero, difícil saber distinguir la esfera pública de la privada en un sistema hiperconectado. El futuro nos ha llegado casi sin darnos cuenta y ha estallado en la mano de legisladores, gobiernos e instituciones que, por el momento, no han sabido encauzar la senda de un mundo 2.0 que nos puede hacer tanto bien como mal. Más sabiendo que toda huella que dejamos en la Red es muchas veces imborrable y “sirve de evidencia para ser ‘imputados’ de un hecho ocurrido”, tal y como afirma Juanita Acevedo, formadora empresarial y profesora del master en dirección de recursos humanos 3.0 de IEBS.

“Debemos comprender lo indispensable que resulta cuidar cada paso que damos cuando navegamos o compartimos contenido”.  Pero, como decíamos, las instituciones aún no han llegado al envite. “Los usuarios somos responsables de conocer qué información estamos compartiendo en la Red y quién tiene acceso a ella”, señala Manuel Moreno, experto en redes sociales y creador de Trecebits.com. “El problema es que hay una carencia de formación muy grave que en muchos casos se mezcla con una falta considerable de sentido común”. Por otra parte, argumenta, la mayor parte de la gente ha firmado un contrato con redes sociales que ni siquiera tienen su sede en España y de las cuales no lee las condiciones de uso y no sabe a qué clausulas da su consentimiento, lo que genera malentendidos.  Pero, no es solo el uso de estas plataformas lo que empieza a generar una marca personal imborrable. Acevedo va un poco más allá y asegura que el simple hecho de contar con una dirección de correo electrónico o estar registrados en una base de datos nos confirma nuestra existencia en el mundo virtual. 

Lea el reportaje completo en la revista digital ComputerWorld haciendo clic aquí

 

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información