SEGURIDAD | Artículos | 01 SEP 2010

Seguridad de la red: la base de una buena política

La gama UTM NetDefend integra funcionalidAdes de seguridad de red para firewalls y UTM
Miguel A. Gómez.
La seguridad es primordial para cualquier empresa, independientemente de su tamaño o actividad. Por este motivo, es necesario implementar una política de seguridad global que permita ofrecer una protección total a nuestra red. Prevención de intrusos, protección antivirus, refuerzo de las políticas de uso aceptable o, incluso, ahorro de ancho de banda para su uso en funciones productivas para la empresa, son algunas de las ventajas de contar con una política de seguridad definida, clara y aplicable.

A nivel de producto, queremos fijarnos en estas páginas en los UTM, que ofrecen una respuesta completa para la seguridad de la infraestructura de red, integrando tanto redes privadas virtuales (VPN), detección de intrusos, antivirus, filtrado anti-spam y control de contenidos web, entre otras opciones.

Firewalls y UTM de alto rendimiento para la seguridad de las redes empresariales
El funcionamiento de las empresas está cada vez más ligado al de las redes. Por ello, NetDefend hace frente a todos los problemas relacionados con la seguridad de los entornos de red: hackers, virus y confidencialidad de los datos. Todos los firewalls de esta familia ofrecen soluciones de seguridad, flexibilidad de configuración y altos niveles de protección de la red.
Los firewalls de la serie D-Link NetDefend disponen de funcionalidades integradas, tales como el balanceo de carga, la función de tolerancia a fallos (failover), alta disponibilidad, el filtrado de contenidos, la autentificación de los usuarios (portal cautivo), el bloqueo de las aplicaciones peer-to-peer y de los programas de mensajería instantánea, la protección DoS (Denial of Service) y las conexiones remotas seguras basadas en redes VPN (Virtual Private Network). Asimismo, los firewalls D-Link NetDefend incluyen una función especial llamada Zone-Defense, una tecnología que funciona de manera conjunta con los Switches D-Link, garantizando de forma proactiva la seguridad de la red. La función Zone-Defense pone automáticamente en cuarentena a los ordenadores de la red que han sido contagiados por un virus, evitando que éste se propague por el interior de la red.
Todos los firewalls y UTM de esta serie pueden ser gestionados remotamente mediante una interfaz web http/https o vía CLI. Los dispositivos incluyen funciones de monitorización y mantenimiento de una red, como avisos por correo electrónico, registros del sistema y estadísticas a tiempo real.
En cuanto a los productos, el DFL-210 NetDefend es la propuesta para PYMES, al igual que el DFL-800, que cuenta con 10 puertos 10/100, mientras que el DFL-1660 con 6 puertos Gigabit Ethernet se orienta a medianas empresas, el DFL-2560 y el DFL-2560G con 10 puertos Gigabit Ethernet y 6+4 SPF, respectivamente, son las opciones para grandes empresas.

UNA APUESTA MÁS SEGURA
Además de las funcionalidades propias de un firewall, los dispositivos UTM ofrecen un exhaustivo sistema de defensa contra los ataques de virus, los accesos no autorizados y los contenidos dañinos, así como servicios de red privada virtual (VPN). Estos dispositivos integran un sistema de prevención y detección de intrusos (IDP/IPS), antivirus (AV) y filtrado de URL y de contenido (WCF) para una máxima protección en la inspección de contenido de nivel 7. También es posible la suscripción a servicios opcionales de actualización de estos sistemas de defensa en tiempo real.
Como funciones añadidas, podemos destacar un control de ancho de banda, portal cautivo y Certificación D-Link Green que gracias a una fuente de alimentación interna ofrece la máxima eficiencia y, en consecuencia una mayor duración del equipo y, a la larga, un coste menor.
El DFL-160 satisface las necesidades de las pequeñas oficinas (hasta 30 usuarios) que no cuentan con recursos de TI, y ofrece una protección de red profesional ante la amplia variedad de amenazas presentes en el actual mundo en línea. Por otro lado, el DFL-260 es un firewall UTM para entornos de pequeña oficina (hasta 50 usuarios) que dispone de aceleración por hardware para evitar la degración del rendimiento; el firewall UTM DFL-860 ofrece una potente solución de seguridad para las oficinas de pequeño o medio tamaño, con hasta 150 usuarios, contra una amplia variedad de amenazas para la red en tiempo real, mientras que el DFL-1660 es adecuado para redes grandes con hasta 1.200 usuarios.

Actualización de licencias
Con el fin de mantener la seguridad y protección en todo momento, D-Link ofrece la posibilidad de renovar anualmente las licencias de diferentes servicios, tales como prevención de intrusos, antivirus, filtrado de contenido.
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios