SEGURIDAD | Artículos | 01 SEP 2010

Las claves de la seguridad

Miguel A. Gómez.
Para muchos, proteger la confidencialidad, integridad y disponibilidad de los recursos y los datos de una empresa o usuario particular es un quebradero de cabeza. Sin embargo, contar con una correcta política de seguridad apoyada en la elección de los productos adecuados en cada caso, soluciona muchos de los problemas a los que se han tenido que enfrentar los responsables de TI, en general, o de seguridad, en particular, desde siempre.

Ya sea para salvaguardar los datos, las infraestructuras de red o, incluso, la integridad de la propia instalación o los dispositivos físicos que la forman, la respuesta pasa por confeccionar una política de seguridad que lo englobe todo, conscientes de que la seguridad siempre será igual a la que ofrezca el eslabón más débil de la cadena.
La industria de la seguridad informática ha evolucionado y existen productos y sistemas para todo tipo de usuarios, adaptados a sus necesidades y capaces de evolucionar también según éstas vayan modificándose y accesibles en costes.
Los UTM, por ejemplo, constituyen una primera barrera de defensa, y su utilización en la vía de entrada a los sistemas centrales de una organización es uno de los procedimientos más extendidos y fiables en la actualidad, algo extensible, también, al entorno doméstico. La tecnología UTM (Unified Threat Management) o gestión unificada de amenazas, ofrece una respuesta completa para la seguridad de la infraestructura de red, integrando tanto redes privadas virtuales (VPN), detección de intrusos, antivirus, filtrado anti-spam y control de contenidos web, entre otras opciones.
A esto debemos añadir productos y políticas de almacenamiento de datos que nos permiten recuperarlos en caso de fallo, accidente o ataque, apoyándose en la correcta elección de lo que necesitamos en cada caso.
Por último, pero no por ello menos importante, los sistemas de Videovigilancia IP permiten dar una respuesta a las necesidades de seguridad física en las propias instalaciones, ya sean de la empresa o domésticas, constituyéndose como una nueva barrera que incrementa nuestros niveles de seguridad y tranquilidad.
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios