SEGURIDAD | Artículos | 15 NOV 2001

Acer refuerza la seguridad en todas sus gamas de producto

Los usuarios empiezan a ser conscientes de la necesidad de una política de seguridad
Ramón A. Fernández.
La seguridad es uno de los factores claves en la supervivencia de una empresa a largo plazo. A priori, todo el mundo tiene en mente la cartera de clientes o los productos que se comercializan, pero ninguno de estos dos factores es aprovechable sin una buena política de seguridad que permita garantizar su uso en el momento en que se necesita. Por este motivo, las empresas recomiendan la creación de una adecuada política de seguridad con la que afrontar el futuro con garantías.

La pregunta es si los usuarios recogen este mensaje que emiten los fabricantes. Para conocer el punto de vista que, sobre la seguridad y su nivel de presencia en la toma de decisiones de los clientes a la hora de adquirir una solución, tiene un fabricante como Acer Computer, quisimos conversar con Cecilia Oxandabarat, directora de marketing de la compañía, quien nos explicó los puntos en los que se apoya la visión del fabricante. En su opinión, “hay mucho camino que recorrer en ese sentido, pero no tanto en el aspecto técnico, que muchas empresas empiezan a cuidar, como en el cultural, ya que todavía no se ha asumido completamente la importancia de proteger el uso de un portátil. En otros países de nuestro entorno, ese cambio está más asumido”.

La necesidad de una política de seguridad
En el momento actual, algunos conceptos de seguridad ya parecen asumidos por los clientes, pero otros, en cambio, todavía no. Por este motivo, una política global de seguridad que cubra cualquier aspecto necesario para la empresa es más que recomendable. Tal y como explica nuestra interlocutora, “la seguridad es cada vez más necesaria, no cabe duda de ello. Sin la debida identificación de los actores del trabajo en red y la necesaria autorización para llevar a cabo unas operaciones u otras, no se puede genera un sistema de red de confianza. Conseguir esa fiabilidad sólo pasa por establecer políticas de seguridad. La seguridad no puede improvisarse”.
Pero como hemos comentado, algunos aspectos de la seguridad ya están asumidos por los clientes, pero son los menos. En palabras de Cecilia Oxandabarat, “aparte de la introducción de los múltiples virus, el mayor peligro que atraviesan los sistemas informáticos está en las entradas no autorizadas tanto de intrusos como de los propios empleados de las compañías. Quizá sean estos últimos, junto a los ex empleados, los que más se descuidan. En el caso de los portátiles, las medidas más necesarias son aquellas que garantizan la identificación de su usuario exclusivo. Es un paso prioritario frente a otras necesidades de seguridad propias del trabajo en red desde cualquier puesto, como firma digital, o cortafuegos”.
“En todos los elementos informáticos es necesario, y cada vez más, asegurar la protección de su uso. Todos los ordenadores son susceptibles de ser robados o utilizados por intrusos, pero los equipos portátiles corren más peligro y, por eso, necesitan más medidas de seguridad. Por ejemplo, durante 1999, fueron robados 416.000 equipos portátiles en Estados Unidos”.

La mayor vulnerabilidad de los portátiles
Cada día se están incorporando más al trabajo cotidiano, pero los portátiles presentan algunos problemas en la comparación con sus rivales de sobremesa. Tal y como explica directora de marketing de Acer Computer, “desde luego, como decíamos, el hecho de que un portátil no tenga un lugar operativo fijo pone en peligro el acceso exclusivo a la información que contiene o, lo que es peor, el uso de la identidad que tiene asignada, con todo lo que ello implica en el acceso a otros entornos más restringidos. Por ello, un portátil requiere muchas más medidas de seguridad que un sobremesa”.

El granito de arena de Acer
Pensando en mejorar la seguridad de los ambientes de trabajo, son muchos los fabricantes que se han puesto manos a la obra. En el caso de Acer Computer, y tal y como nos señala su directora de marketing, “los nuevos portátiles de la serie 740 incorporan el sistema de seguridad Acer Fingerprint, un avanzado mecanismo biométrico que vincula al usuario con el equipo a través de su huella dactilar. De este modo, es posible verificar la identidad de quien accede al ordenador para evitar el uso de personas no autorizadas y proteger la información almacenada. Además, todos los modelos de las series TM 610 y TM 350 integran un lector de tarjeta SmartCard, que ofrece un alto nivel de seguridad y protección de los datos, así como las aplicaciones PlatinumSecret para cifrado y descifrado de archivos. Este sistema permite que el usuario pueda proteger tanto el portátil como los datos más importantes simplemente retirando la tarjeta SmartCard. De esta forma, el sistema queda bloqueado sin esfuerzo para evitar accesos no autorizados y los archivos se cifran y descifran casi instantáneamente, con lo que se obtienen todas las garantías para efectuar operaciones electrónicas que requieran el envío y la recepción de datos confidenciales, tales como transacciones bancarias o comercio electrónico”.
En el ámbito de los sobremesa, “la nueva serie Veriton incluye de forma estándar un cierre de seguridad y una alarma contra intrusiones. Para mayor seguridad de los datos y del sistema dispone, como opción, de SmartCard e iKey, una solución sencilla y fácil de utilizar para la seguridad de la secuencia de arranque o para bloquear el sistema”.

La opinión de los usuarios
Hablando de los usuarios, la seguridad no está más presente en un segmento u otro. Tal y como nos explica nuestra interlocutora, “en principio, no hay ningún ramo más interesado que otros en la seguridad de sus sistemas informáticos. La necesidad de adoptar políticas de seguridad depende de varios factores. Según CSI, destacan más en política de seguridad los bancos, con un 28 por ciento; las empresas dedicadas a las telecomunicaciones, con un 24 por ciento; y la industria informática, también con un 24 por ciento. En cualquier caso, más que empresas o sectores, debemos pensar en departamentos o responsabilidades a la hora de identificar los principales destinatarios de este tipo de soluciones”.
Para concluir, Cecilia Oxandabarat señala que, sin duda, “se valoran cada vez más las medidas de seguridad a la hora de comprar material informático. Prueba de ello es que las empresas proveedoras de soluciones de seguridad están experimentando un considerable crecimiento en una etapa difícil para todo el sector tecnológico”.
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios