Productos | Artículos | 01 MAY 2007

PNY presenta una tarjeta SD de 4 GB de alta velocidad

Pablo Oliveira.
Entre las distintas gamas de proyectores existentes, quizá uno de los más exitosos están siendo los modelos portátiles. Actualmente son capaces de conseguir luminosidades muy destacables y tienen un peso entre uno y dos kilogramos, por lo que pueden utilizarse en una pequeña sala de una oficina y desplazarnos con el mismo equipo, evitando así la redundancia de infraestructuras.

Todos los equipos tardan algo menos de un minuto en alcanzar un brillo suficiente para comenzar a trabajar, pero el tiempo de apagado es menos uniforme. Debido a la gran cantidad de calor que genera la lámpara y se acumula en el interior, después de apagar el proyector, es necesario esperar algún tiempo antes de desenchufarlo para que los ventiladores lo refrigeren adecuadamente. Este tiempo varía desde la inmediatez del Epson hasta el minuto y medio de Sony. Al tratarse de equipos portátiles que tendremos que recoger y guardar después de cada uso, es un dato importante a considerar.


Benq CP120
El proyector de Benq dispone de un adaptador de red Wi-Fi 802.11 a/b/g.
El proyector de Benq utiliza tecnología DLP, con el chip DMD de Texas Instruments. Incluye dos fundas independientes (proyector y accesorios) para proteger el proyector al transportarlo. En la funda de accesorios encontramos los cables USB, VGA y de alimentación, así como un mando a distancia de diseño plano.
Su óptica, fabricada por Carl Zeiss es un zoom con un rango de 1:1,16 destinado a hacer un ajuste preciso de la imagen sin tener que cambiarlo de posición. Para protegerla se utiliza una tapa deslizante. Tanto el zoom como el enfoque se manejan de forma exclusivamente manual, mientras que el resto de las funciones se pueden controlar desde la botonera incluida en el proyector o desde el mando a distancia.
Destaca la corrección automática de keystone, que elimina el trapecio que habitualmente se forma por no colocar el proyector centrado verticalmente respecto a la pantalla. Además, cuenta con varios preajustes para diferentes aplicaciones: brillo máximo, presentación, sRGB/Foto, juegos y vídeo.
En el modo de presentaciones el brillo y contraste se incrementa, resultando adecuado para mostrar documentos con textos negros sobre fondo blanco, sin embargo el color pierde fidelidad, por lo que no resulta adecuado para mostrar fotos. En ese caso, el modo foto ajusta el proyector al perfil sRGB, consiguiendo una mayor fidelidad, aunque a costa de perder mucho brillo, por lo que resulta conveniente usarlo en penumbra. Esto último se acentúa por ser uno de los modelos menos luminosos, capaz de alcanzar 1.500 lúmenes a pleno rendimiento.
Además de las conexiones específicas de vídeo, dispone de un adaptador de red Wi-Fi 802.11 a/b/g, que permite conectarse a un ordenador sin necesidad de cables.
El Benq es el proyector más silencioso, con sólo 35 dB. También cuenta con un modo económico que reduce la potencia de la lámpara, con lo que se incrementa un 50 por ciento su duración a costa de reducir el brillo.

Lo Mejor: Nivel de ruido
Lo Peor: Luminosidad


Epson EMP-1715
El de Epson es el proyector que más brillo
proporciona, llegando a 2700 lúmenes ANSI.
El EMP-1715 es el proyector más voluminoso y el segundo más pesado (1,7 kg) de los que hemos evaluado. Utiliza tecnología de triple LCD y la lámpara de mayor potencia y precio, lo que hace que sea el equipo que más consume, pero también el que más brillo proporciona, llegando a 2.700 lúmenes ANSI, que suponen casi el doble de los modelos menos brillantes; la misma proporción que hay en su precio. El coste de funcionamiento es muy elevado, casi el triple que el Lenovo que es el modelo más económico, motivado principalmente por la larga duración de la lámpara de Lenovo y el alto precio de la de Epson.
El proyector se entrega en un maletín de transporte, que dispone de espacio para llevar los cables USB, VGA, de audio y de alimentación que se incluyen; así como un cómodo mando a distancia con mando tipo joystick para el control del ratón. En cuanto a la lente, cuenta con ajuste manual del zoom y el enfoque, y una tapa deslizante que actúa sobre el interruptor de parada temporal, para dejar en reposo el sistema cuando se cierra oculta la óptica.
Como ayuda a las presentaciones dispone de un puntero que se proyecta y se puede configurar con varias formas diferentes y la posibilidad de ampliar una determinada zona de la imagen.
Este proyector de Epson es capaz de funcionar a solo un metro de la pantalla, por lo que es el más adecuado para espacios muy pequeños. En la distancia máxima sólo es superado por el de Benq, pero la mayor luminosidad del Epson hace que sea más indicado también en este caso.
Dispone de siete ajustes preconfigurados: foto, deporte, presentación, teatro, juegos, sRGB y pizarra negra, además de uno personalizado. Sin embargo, sus nombres no son demasiados descriptivos, por ejemplo: deporte y teatro son los preajustes para proyectar vídeo, el primero en una sala muy iluminada y el segundo en sala oscura. En cualquiera de ellos la calidad del color es excelente, pudiendo intercambiar su uso (por ejemplo modo foto para ver presentaciones o modo presentaciones para ver fotos) sin que suponga una degradación destacable de la imagen. Flojea, en cambio, al reproducir tramados muy finos, pues aparece un destacado moiré.
El equipo incluye un altavoz de un vatio que puede cumplir para funciones básicas o de emergencia, y una salida de audio para conectarlo a un sistema de sonido mejor.
Además de las conexiones de vídeo, es posible realizar presentaciones mediante un ordenador conectado mediante red Wi-Fi, soportando conexiones de hasta 54 Mbps. también es posible grabar las presentaciones en una memoria USB ejecutarlas directamente en al proyector, lo que puede llegar a evitar cargar con el ordenador si solo es necesario para esto.
Al apagarlo, mantiene el ventilador en funcionamiento durante bastante tiempo, pues el calor acumulado en el interior es muy alto. No obstante, permite la desconexión de la alimentación según se apaga, sin necesidad de esperar. En este sentido hay que mencionar que el EMP-1715 tiene la salida de aire por el lado derecho, lo que puede resultar más incómodo que en el frontal como hacen otros modelos. El motivo es que delante del proyector no suele colocarse nadie, pero sí es fácil que haya alguien justo a su lado, y recordemos que el aire expulsado en estos proyectores puede alcanzar los 50 ó 60 grados centígrados.

Lo Mejor: Luminosidad
Lo Peor: Volumen y peso


Lenovo M500
Con sólo 1,1 kg el proyector de Lenovo es el segundo más ligero
El M500 de Lenovo es un proyector con tecnología DLP y 1.700 lúmenes ANSI. Entre los equipos que hemos evaluado es el segundo más pequeño y ligero (sólo 1,1 kilogramos) siguiendo muy de cerca al modelo enviado por Viewsonic. Además es el modelo que menos energía consume, estando igualado en este aspecto con el de Benq.
En el lado negativo, es el modelo que puede proyectar en menor tamaño de pantalla, llegando “sólo” a 191 pulgadas, frente a las 300 de los modelos que más tamaño logran. 191 pulgadas, en formato 4:3 suponen una proyección de casi 3 x 4 metros.
Su pequeño tamaño deja espacio para pocos conectores, por lo que utiliza un pequeño jack para la toma de vídeo compuesto y S-Video, y otro para la conexión de entrada de audio que alimenta a su único altavoz de medio vatio
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios