Productos | Artículos | 01 ENE 2009

Fujitsu Siemens ahonda en su compromiso "verde"

Bárbara Madariaga.
Coincidiendo con el vigésimo aniversario de la inauguración del centro de reciclaje de Paderborn, Fujitsu Siemens ha querido reforzar su mensaje de tecnología respetuosa con el Medio Ambiente en un año en el que la firma ha destinado 30 millones de euros en su programa “Saving the Planet by Green IT” y ha puesto en marcha el compromiso Green IT Proofed, un logotipo que lucirán los equipos que alcancen un determinado nivel de respeto por el Medio Ambiente por encima de la normativa vigente.
Algunos datos alrededor de la industria TI llevan a la necesidad de una profunda reflexión, y es que según cifras ofrecidas por Fujitsu Siemens esta mañana en Madrid, la electricidad es el segundo coste más importante en un Datacenter por detrás del gasto provocado por la adquisición del mismo. Claro, que de seguir la tendencia actual, esto podría cambiar de aquí a poco, y es que mientras que en 1996 el coste de alimentación y refrigeración de un servidor se situaba en el equivalente a 17 céntimos de euro por cada euro destinado a la adquisición, en 2010 se estima que este coste se eleve a 70 céntimos por cada euro. A modo de ejemplo, apagar los equipos por la noche podría reportar un ahorro de consumo potencial de en torno al 50 por ciento, cifra que podría elevarse en el caso de los Datacenters al 70 por ciento si se opta por la consolidación y la virtualización.
Pero mientras que iniciativas de este tipo van tomando cuerpo, desde Fujitsu Siemens ponen un nuevo granito de arena en su política de respeto por el Medio Ambiente, algo en lo que ya se trabajaba en tierras germanas hace veinte años, cuando se puso en marcha el centro de reciclaje de Paderborn. En este caso, hablamos del logotipo Green IT Proofed, que definirá a los equipos que cumplan con unos requisitos estrictos en tres áreas: consumo energético, y es que los productos deben asegurar una reducción del 15 por ciento anual del consumo energético a igualdad de prestaciones; reciclabilidad, que debe superar el 95 por ciento; y en materiales tóxicos, estableciendo como máximo la mitad de lo fijado por la norma RoHS. Hasta el momento, han accedido a este nivel los portátiles Lifebook, los servidores Primergy, los PC Esprimo, y una parte de los accesorios de la firma.
Pero la política de respeto por el Medio Ambiente de Fujitsu Siemens se apoya en iniciativas concretas en cuatro áreas, esto es, diseño y control de proveedores y materiales; fabricación y logística, teniendo en cuenta los procesos de llegada de material a las fábricas, la producción en sí y la salida de los productos, incluyendo los embalajes; utilización, con foco en el ahorro de energía, porque se puede alcanzar en un parque de 100 PC un ahorro de entre 1.100 y 1.200 euros anualmente; y el reciclado, con el triple objetivo de recuperar productos, reutilizar componentes y reciclar materiales, produciendo sólo un 2 por ciento de basura, frente al 20 exigido por la normativa de la UE.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información