MOVILIDAD | Artículos | 01 NOV 2005

Movilidad y comunicación: el binomio del éxito

Las empresas necesitan comunicación de datos estén donde estén
Ramón A. Fernández.
¿Puede entender la empresa actual el concepto de productividad sin asumir previamente la movilidad? Difícilmente, la verdad, porque los usuarios móviles han hecho dar un paso adelante a los ratios de productividad. AL Poder disponer de la información en todo momento, con herramientas que nos permitan recopilarla, tratarla, analizarla y, por supuesto, enviarla, facilitan que los trabajadores móviles no tengan que estar anclados a una conexión de red, tanto cableada como inalámbrica. Las comunicaciones de datos eliminan esta última piedra en el camino de la progresión tecnológica para dar libertar a la información. Descubra las principales claves de esta realidad.

Muchas son las palabras que ya forman parte de nuestro vocabulario profesional como sinónimo de una empresa de éxito, pero recientemente han tomado un mayor protagonismo términos tales como rentabilidad, productividad, o efectividad. Nada nuevo descubrimos si afirmamos que son las características clave para que una empresa sea un éxito, pero la base de todas ellas está en la tecnología y en el uso de la información, y un paso muy importante lo ha provocado la movilidad.

La movilidad, la clave del éxito
La movilidad es quizá uno de los mercados que mejor se ha movido en tiempos de crisis. Y la razón es clara, dado que ofrece a las empresas una alternativa de eficiencia y eficacia para su negocio. Todas las empresas del mundo, independientemente de su tamaño o segmento de actividad tienen un departamento, más o menos importante, que pasa más tiempo de su jornada laboral fuera de la sede de la empresa que dentro. Las actividades realizadas por este personal pueden variar
desde las puramente técnicas a las comerciales, pasando por otras relacionadas con el aspecto más crítico del negocio, pero una cosa tienen en común, la necesidad de llevar consigo una herramienta informática y poder estar conectados siempre y en todo momento con su compañía.
Si nos fijamos en los datos que presentan las consultoras, el pasado año, a nivel mundial, hubo más de 650 millones de teletrabajadores, y se espera que la cifra alcance los 850 millones antes de que acabe 2009, pero son infinitamente más los trabajadores que necesitan de movilidad para llevar a buen puerto sus funciones.
Pero dotar de movilidad no significa reducir la capacidad de trabajo. Los desarrollos dentro del mundo de las TI permiten que, con la misma capacidad de trabajo y proceso que un ordenador de sobremesa, un usuario pueda llevar, debajo de su brazo o en un maletín, un equipo portátil que le permita hacer su trabajo. Pero hasta hace poco, este primer paso se quedaba corto, porque el usuario debía esperar a llegar a un punto de acceso de red, ya fuera la oficina central, delegación o su propia casa, para transmitir datos a la central con el fin de que estos pudieran utilizarlos. Ahora, gracias a las comunicaciones móviles de datos, los trabajadores están en todo momento conectados con sus oficinas centrales, lo que les permite estar trabajando siempre y en todo lugar.

Una nueva oportunidad de negocio
Si la demanda existe y la tecnología también, llega el momento de aprovechar la oportunidad que se plantea, y el que tiene que hacerlo es el canal de distribución de informática, que es el que conoce la tecnología y sabe cómo permitir al cliente sacarle el mejor partido, sobre todo pensando en las posibilidades de integración con otras vertientes tecnológicas. Porque este negocio cobra más importancia si cabe en un país como el nuestro, dado que si miramos la situación de España en el contexto internacional, el de la telefonía móvil es uno de los pocos segmentos en que estamos a la cabeza de los países desarrollados. Las razones pueden ser múltiples y variadas, pero la sencillez de uso, la posibilidad de estar comunicado y la realidad de un entorno “siempre disponible”, son algunas de las más importantes. Por tanto, ¿por qué no dar un paso más y llevar esta disponibilidad no sólo a las comunicaciones de voz, sino también a la información empresarial y las comunicaciones de datos?
En un mundo caracterizado por la convergencia tecnológica, no tiene ningún sentido que las comunicaciones de datos no se aprovechen de los logros de las comunicaciones de voz, y viceversa. Todos sabemos que la movilidad verdadera sólo existe cuando los datos van con nosotros a todas partes y están disponibles siempre que los necesitamos. Lo mismo ocurre con las comunicaciones, ya sean de voz o de datos, que sólo son efectivas cuando siempre están preparadas y funcionando.

Comunicación de datos en movilidad
La comunicación de datos a través de telefonía móvil 3G/UMTS/GPRS es uno de los segmentos de mercado para explotar de forma prioritaria. La capacidad para materializar un conjunto de productos y servicios a un precio competitivo y con plena satisfacción para los usuarios móviles, es la prueba que deben pasar los operadores móviles para abrirse las puertas a mercados más prometedores, y esto es algo que el canal de informática puede, por una parte, ayudar a conseguir y, por otra, sacar provecho de ello, dado que es un mercado todavía con unas grandes posibilidades de mejora y crecimiento y, por ende, unos márgenes más que apetecibles.
Como si los que realmente conocen los movimientos del mercado son las consultoras, conviene recurrir a ellas. Así, en un informe del Grupo Penteo, Las Telecomunicaciones en la empresa Año 2004, se puede leer que el interés por desarrollar proyectos de transmisión inalámbrica de datos ha aumentado de forma notable. El citado informe indica el magnífico momento que vive el mercado de la transmisión de datos en movilidad, y en él se señala que, junto con los proyectos que ya se han puesto en marcha y los que se encuentran en fase piloto, existe un alto número de empresas que no han dado el paso todavía en espera de que la transmisión de datos móvil basada en 3G estuviera consolidada. Pues bien, ha llegado el momento.
Más de un 40 por ciento de las empresas españolas opera de manera consolidada comunicaciones de datos a través de telefonía móvil. A éstas conviene añadirles un 7 por ciento que se encuentran inmersas en un proyecto en fase piloto.
Por su parte, un 15 por ciento de las compañías están estudiando la viabilidad de dar un paso adelante en esta línea, quedando un 26 por ciento de empresas en el grupo que todavía no lo ha estudiado y un 11 por ciento en el grupo que ha decidido descartar este tipo de iniciativas.
A primera vista, con respecto a años anteriores, llama la atención el incremento de proyectos consolidados y el hecho de que más de la mitad de empresas que no se pensaban esto un año antes, ya hayan decidido iniciar un proyecto en el futuro.

Mucho trabajo por hacer, mucho negocio por encontrar
Éste es, evidentemente, un mercado por explotar, lo que se traduce en que queda mucho por hacer. Y es que los datos no mienten, y según el informe de 2005 de DMR sobre El mercado de las telecomunicaciones en las PYMES españolas, la telefonía móvil se consolida como una tecnología clave de soporte para las PYMES, con una penetración del 77 por ciento. Por tanto, podemos desprender de estos datos que las pequeñas y medianas empresas, y no digamos ya las de mayor tamaño, confían sus comunicaciones a la telefonía móvil y necesitan de esta capacid
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios