Mercado en cifras | Artículos | 01 JUL 2004

La inversión tecnológica española se reduce un 11 por ciento en 2003

Yolanda Sánchez.
Las cosas no pintan tan bonitas económicamente como parecen en el mercado español de las TIC, que frente a los 75.818 millones de euros logrados en 2003, lo que supone un crecimiento del 6 por ciento, sufrió por tercer año consecutivo una caída de la inversión, hasta un 11 por ciento, al igual que la disminución del 13 por ciento de la producción industrial y del empleo, según el estudio de la Asociación de Empresas de Electrónica, Tecnologías de la Información y Telecomunicaciones de España (AETIC).
Durante la presentación del informe, Jesús Banegas, presidente de la nueva patronal, señaló que “aunque el crecimiento del sector en 2003 fue el doble que el de la economía, todo crecimiento que sea inferior a dos dígitos es insuficiente para amparar una verdadera Sociedad de la Información”. Frente a las consecuencias derivadas del descenso de la inversión en este sector, Banegas puntualizó que “resta competitividad a nuestra economía y va asociada a una crisis industrial que está destruyendo empleo, que en el año 2003 experimentó un retroceso del 4 por ciento, con la destrucción de más de 8.000 puestos de trabajo. Es necesario que España aumente la inversión para que tenga mayor capital tecnológico”.
El sector de la electrónica y TIC integrado en AETIC alcanzó en 2003 un valor de mercado de 55.057 millones de euros, lo que representa un incremento del 5 por ciento en relación con el ejercicio anterior. Sin embargo, el comportamiento ha sido diferente por sectores, ya que mientras los servicios móviles y de TI registraron crecimientos del 26 por ciento y el 24 por ciento, respectivamente, la industria de equipos y componentes descendió un 2 por ciento.
El gasto en I+D se situó en 1.375 millones de euros, lo que supone un 3 por ciento más que en 2002. Por su parte, la innovación se situó en 5.525 millones de euros, un 10 por ciento más que el año anterior, algo que para Banegas no es positivo puesto que “si no realizamos un mayor esfuerzo en innovación no competiremos y, por tanto, no progresaremos”.
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios