Mercado en cifras | Artículos | 01 NOV 2002

El mercado español de tecnología inalámbrica será de 1.450 millones de euros en 2005. Dentro de tres años el 50 por ciento de los ordenadores que se venda en nuestro país serán portátiles

Mª Luisa Melo.
Toshiba, autora de un informe sobre el mercado español de tecnología inalámbrica, ha reconocido que el canal de distribución es el mejor catalizador en este negocio y generador del valor añadido que necesita el mismo.
Según este análisis, de los 55 millones de euros que moverá este mercado en 2002 se pasará a los 1.450 millones de euros en 2005.
Por eso, Pablo Romero, director de marketing de Toshiba, se muestra convencido de que estamos ante “una nueva era de movilidad, con tendencias sociales, empresariales y de tecnología y costes que así lo constatan”. Eso sí, “la oficina móvil es completamente compatible con la cableada, no son sustitutas”.
Según las previsiones de Toshiba, dentro de tres años el 50 por ciento de los ordenadores que se vendan en nuestro país serán portátiles, alcanzándose la cifra de un millón de unidades. El parque instalado, pues, ascenderá a los 3 millones de portátiles, por lo que Toshiba considera, además, que se habrá generalizado ya la tecnología inalámbrica y existirá una amplia implantación de la oficina sin cables.
Además, y en cuanto a la importancia de los diferentes dispositivos que conforman una solución inalámbrica, los portátiles ganarán peso frente a una disminución de los puntos de acceso y de las tarjetas. Ello se debe, según Romero, a que frente al 10 por ciento de portátiles que integran tarjetas Wi-Fi en estos momentos, en 2005 será el 60 por ciento, lo que reducirá la venta de otros sistemas que permitan la compatibilidad con este estándar de comunicación inalámbrica.

El papel del canal
Cabe señalar que las previsiones de Toshiba apuntan a que serán tanto las empresas como los usuarios domésticos y el sector educativo los mercados en los que se desarrollará la tecnología inalámbrica. Por eso, el canal será el catalizador de este volumen de negocio, ya que es “nuestro socio”. Ello se debe a que “conoce al cliente y sus necesidades, por lo que puede personalizar las soluciones y fortalecer, así, la relación con su cliente”. Un cliente que necesitará el servicio de instalación y de postventa y, lo que es más importante, una consultoría inalámbrica, aspecto este último que supone, según Romero, “una oportunidad muy importante para el canal”, que ha de convertirse en “el generador del valor añadido en este negocio”.
Por último, cabe señalar que Toshiba ha querido hacer especial hincapié en el tema del ahorro de costes de la tecnología inalámbrica frente a las oficinas cableadas como una de las principales ventajas e impulsores de la misma.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información