Mercado en cifras | Noticias | 08 ABR 2009

A lo largo de 2008 las ventas de dispositivos de navegación aumentaron un 18 por ciento

En un nuevo informe, Canalys revela que, en el cuarto trimestre de 2008, Estados Unidos acaparó el 52 por ciento de las ventas mundiales de dispositivos de navegación portátiles (PND), frente al 36 por ciento cosechado en EMEA. Del mismo se extrae que Garmin se mantiene a la cabeza del mercado, pese al avance de los smartphones en este terreno.
Hilda Gómez

Para Chris Jones, vicepresidente y analista en jefe de Canalys, “pese a la situación económica, el número de PND vendidas en los Estados Unidos ha seguido incrementándose año tras año, si bien dicho crecimiento se ha visto impulsado por una política de precios muy agresiva, especialmente durante el período navideño. En este sentido, las ventas en la región aumentaron un 20 por ciento en el último trimestre del año, y un 44 por ciento en el cómputo anual. En contraste, las ventas en EMEA bajaron un 26 por ciento durante el trimestre, provocando un descenso anual del 4 por ciento”.

Por fabricantes, el informe indica que en el último trimestre Garmin retuvo el liderazgo del mercado de PND a nivel mundial, con una cuota de mercado que se sitúa en el 37 por ciento, frente al 35 por ciento del trimestre anterior y el 30 por ciento del cuarto trimestre de 2007. TomTom se mantiene en segunda posición, cuya cuota de mercado también ha aumentado hasta situarse en el 30 por ciento. Por su parte, las ventas combinadas de Mio y Navman han situado a MiTAC tercero, con una participación del 6 por ciento, seguido de cerca por Nextar.

Por lo que respecta al año 2008 en su conjunto, las ventas globales de PND crecieron un 18 por ciento, alcanzando los 41 millones de unidades, pero el valor de dichas ventas descendió un 16 por ciento, poniendo de manifiesto la guerra de precios que ha asolado la industria. Canalys estima que más del 75 por ciento de los dispositivos de navegación que se han comercializado durante el trimestre tenían un precio inferior a los 200 euros antes de impuestos, y que los PND conectados, que típicamente se sitúan en el extremo superior de la gama de precios, representan menos del 1 por ciento de las ventas producidas en dicho período. Según Caroline Chow, analista de Canalys, “uno de los desafíos a los que están haciendo frente los fabricantes de la nueva oleada de PND conectados es que el mercado se ha acostumbrado a esperar precios muy bajos. Estos dispositivos ofrecen información muy útil para el conductor, pero vienen acompañados con el pago de una prima que pocos están dispuestos a abonar, especialmente en el actual clima de crisis”.

Un sondeo de consumo efectuado por Canalys el pasado mes de noviembre reveló que más de un tercio de los propietarios de un PND destacaron el tráfico en tiempo real como una prestación que su próximo dispositivo “debe tener”, por encima de cualquier otra característica. Una quinta parte de los 2.400 consumidores encuestados afirmaron que, a lo largo de los seis meses previos, habían sufrido atascos de tráfico y hubieran deseado haber tomado una ruta diferente en más de seis ocasiones, mientras que el 10 por ciento aseguró que le había ocurrido más de 10 veces. “La necesidad de información de tráfico es clara, pero los fabricantes tienen que esforzarse en cambiar la percepción de los clientes respecto a que un dispositivo de navegación GPS tiene el valor que proporciona. En este sentido, más del 80 por ciento de los encuestados afirmaron que “nunca” o “casi nunca” emplean sus dispositivos en sus desplazamientos habituales. Cuando se les pregunta el principal motivo por el que adquirieron su dispositivo, el 70 por ciento respondieron que principalmente para usarlo en rutas desconocidas, mientras que sólo el 8 por ciento aludieron a los problemas cotidianos de evitar el tráfico o para obtener advertencias sobre cámaras de seguridad”, añade Chris Jones.

La necesidad de información dinámica, combinada con las actuales percepciones sobre los PND y los costes que conllevan los dispositivos conectados, son puntos a favor para los fabricantes de smartphones, cuyo foco está puesto en ofrecer navegación conectada y otros servicios basados en la localización. El estudio de Canalys indica que, en el cuarto trimestre de 2008, fueron vendidos más de 4 millones de soluciones de navegación basadas en teléfonos móviles, más del doble que el año anterior. Esta área está liderada por compañías tales como Nokia, TeleNav y NIM, cuyas ventas combinadas acaparan el 75 por ciento del mercado, superando a las de Garmin, TomTom y Mio. Con más de un 70 por ciento de smartphones que están llegando con GPS de serie, se espera que este segmento del mercado experimente un crecimiento sustancial en los próximos años. Se espera asimismo que Garmin formalice su alianza con Asus, de la que ha surgido una gama de Nüvifones que les ayudará a abrirse paso en el competitivo mundo de los smartphones, pero, como a otros les ha pasado, lograr que sus dispositivos sean respaldados y subvencionados por los operadores de telefonía móvil será un enorme desafío.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios