DISTRIBUCIÓN | Artículos | 01 JUN 1998

Nuevas inversiones del Insalud el mercado de las soluciones y de los partners implicados

Los presupuestos reservan entre 15.000 y 20.000 millones de pesetas para renovar tecnológicamente los hospitales y centros de salud españoles en los próximos 3 años
Beatriz Romanos.

La implantación de tecnologías de la información en la sanidad española se ha mostrado hasta ahora un mercado difícil . Se trata de un campo que ha soportado fuertes restricciones presupuestarias, una situación que no ha incentivado a las empresas desarrolladoras de soluciones a crear más y mejores productos . Sólo algunas grandes compañías han apostado y se han mantenido en este sector . Pero las cosas pueden cambiar . El Insalud tiene previsto efectuar fuertes inversiones en los próximos tres años . En función de la disponibilidad presupuestaria, se calcula que entre 15 y 20 . 000 millones de pesetas irán destinados a modernizar las infraestructuras tecnológicas hospitalarias y de atención primaria del país . Una inyección económica en el sector que puede y debe beneficiar a todos . A los fabricantes y creadores de soluciones y a sus partners de consultoría, implementación y formación en los que cada vez se apoyan más . Los distribuidores van a gozar de buenas oportunidades ya que el factor de dispersión geográfica de los centros a los que se quiere hacer llegar esta tecnología hace que las grandes compañías busquen colaboración allá donde deban implantar sus productos . A cambio, requieren capacidad de trabajo, solvencia y, sobre todo, especialización .

Durante el año 97 el Insalud afrontó la renovación tecnológica de diez hospitales . Un proyecto que se va a prolongar en los próximos tres años hasta alcanzar la cifra de 87 instituciones hospitalarias . Por otra parte, el plan de renovación afecta también a los centros de Atención Primaria de todo el país . En este área merece una mención especial la implantación prácticamente ya general del TAIR ( Terminal Autónomo de Identificación de Recetas ) . Un proyecto de colaboración entre la entidad pública e Informática El Corte Inglés, como empresa integradora, al que vamos a dedicar atención especial más adelante .

Según Mauricio Fernández Castillo, subdirector general de informática del Insalud, “el problema que tiene el sector sanitario es que Sanidad no ha invertido en los últimos años, con lo que las empresas no apuestan por este campo y no evolucionan sus productos” . Las cifras hablan por sí mismas . El presupuesto de Sanidad para informática no ha superado hasta ahora los 1 . 500 millones de pesetas . Una cantidad que se ha de repartir entre más de 80 hospitales y más de un millar de centros de salud, gerencias y otras divisiones de la entidad pública . El responsable de informática del Ministerio quiere cambiar esta tendencia . “En el 97 nos movimos en cifras que rondaron los 3 . 220 millones de pesetas . Para el 98, la banda irá entre los ocho y los diez mil millones de pesetas; en el 99 la cifra será parecida y en el 2000 alcanzaremos ya un “régimen de crucero” con una inversión de mantenimiento que en cualquier caso será superior a la que ahora se mantenía . Es decir, nuestra punta tecnológica se va a producir en los próximos tres años” .

Esta inversión se va a repartir entre los hospitales, los centros de salud y la implantación del TAIR . Los concursos celebrados en julio ya han dado muestras de este cambio . El Insalud adjudicó tres lotes distribuidos de la siguiente manera: 365 millones destinados al desarrollo de sistemas informáticos a cargo de CP, 139 millones para HP como expertos en sistemas de información sanitaria y 850 millones en concepto de implantación que han ido a parar a IEC .

Sistemas clínicos

Dentro de un hospital, las tecnologías de la información pueden ir enfocadas a dos campos concretos: los sistemas clínicos y los de gestión . Los primeros son aquellos que están en contacto directo con el paciente y con sus constantes vitales y que se utilizan para ayudar en el diagnóstico . Los de gestión manejan la logística operativa del centro: suministros, altas, bajas, facturación, disponibilidad de servicio, etc . Nos referiremos al campo de los sistemas clínicos en primer lugar .

Dos son los retos que se plantean en este área, uno de carácter técnico y otro de concienciación de los responsables de los hospitales de la necesidad que tienen de estas tecnologías en sus departamentos más delicados, los de cuidados críticos . Estas unidades son las que generan un mayor volumen de datos, aproximadamente el 60 por ciento de los que se producen en un hospital . Sin embargo, los centros destinan la mayor parte de los recursos de tecnología al área de la gestión .

Otro dato interesante a comentar procede un estudio elaborado para la revista Biomedical Instrumentation & Technology en el que se compara cuantitativamente el nivel de manejo de datos de un hospital de tamaño medio ( 300 camas ) con una organización bancaria de 180 sucursales . El resultado es que el número de transacciones es equiparable ( aproximadamente medio millón ) . Sin embargo, la cantidad de recursos que cada organización invierte en tecnologías que los gestionen es muy diferente, mientras el banco dedica entre un 7 y un 8 por ciento, el hospital apenas alcanza el 1 por ciento . A pesar de ello, es una tendencia que está cambiando, algunos hospitales se han decidido ya por la tecnología para sus áreas más críticas . Se trata de conseguir “la UCI sin papel”, eliminando los grandes pliegos, las gráficas y racionalizando la información .

Según Ignacio López, director de la división de sistemas clínicos de HP, “este mercado es incipiente en estos momentos, se está incrementando mucho la demanda, aunque todavía se echa en falta una visión global dentro del hospital . La demanda se ha despertado sin un conocimiento profundo de tecnologías de la información . Los profesionales de la medicina necesitan el asesoramiento de personal especializado que les ayude a descubrir todo lo que pueden ofrecer determinadas soluciones” .

Esta necesidad de apoyo por parte de los expertos en tecnologías de la información también llega a las compañías encargadas de proveer de electrónica médica, que se han enfocado exclusivamente hacia el elemento de medida . Tal y como explica Ignacio López, “a estas empresas les falta experiencia en redes, en programación, en sistemas operativos, etc . , que permita estas sinergias” . Es un segmento en el que se están creando oportunidades que ya han llamado la atención de compañías como IBM, Bull, Digital, que disponen de subsectores dedicados a sanidad .

Todas las empresas que se han decidido por este campo tienen que enfrentarse a un reto tecnológico . Los sistemas de información clínicos tienen que entenderse con sistemas de medida que no tienen unos estándares de comunicación . Desarrollar las interfaces que permitan la transmisión de datos entre sistemas heterogéneos tiene un alto coste . Pero un grupo de 200 organizaciones ( donde se cuentan hospitales, proveedores de equipos electromédicos, de tecnología de imagen, de sistemas informáticos, etc . ) han formado el grupo Andover, que lleva tres años investigando para dar solución a este problema .

Implantación y formación

Esta parece una batalla destinada exclusivamente a las grandes firmas, sin embargo, existen áreas a las que estas compañías no pueden o no creen conveniente llegar, y que pretenden dejar de la mano de empresas de menor tamaño capaces de aportar un valor añadido en dos frentes: formación e implantación . En palabras de Ignacio López, “hay que plantearse la idea de formar y optimizar compañías anexas para otras funciones como la formación . Probablemente no tiene sentido que HP tenga una organización dentro para formar en la aplicación al cliente . La subcontratación de estos servicios, dando el know-how a otra compañía nos permitirá centralizar todos nuestros recursos y energías en el desarrollo de las aplicaciones” .

En su opinión, los dealers y distribuidores tienen una gran oportunidad en el merc

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios