DISTRIBUCIÓN | Artículos | 15 JUL 2001

Caldera muestra la unión de Unix y Linux como oportunidad para el canal

La compañía busca nuevos distribuidores en nuestro país
Arantxa Herranz.
Tras la adquisición del negocio Unix de SCO, Caldera apuesta por ser la única compañía a nivel mundial en ofrecer Linux y su integración con Unix orientada a la pequeña y mediana empresa cuyos servidores están construidos bajo arquitectura Intel. Un objetivo para el que cuenta, al cien por cien, con el canal de distribución al que han presentado su objetivo, su programa de canal y los beneficios que pueden obtener trabajando juntos.

La adquisición de la parte de Unix y servicios de SCO ha traído como consecuencia la creación de una nueva empresa que se llama Caldera International que, según su CEO, Ransom Love, es “la única compañía mundial de Linux en la industria”. Algo que cobra mucha importancia, según Love, y más teniendo en cuenta la actual coyuntura económica, en la que muchos OEM e ISV “encuentran muy caro dar un soporte a las diferentes versiones de los distintos desarrolladores de Linux”. Pero, además, este mismo directivo consideraba que ha habido otra razón de peso para esta fusión: la unión de Unix y Linux, eslogan que preside el lema de Caldera. Según las explicaciones de este directivo, ahora las empresas podrán desarrollar una aplicación bajo Linux que, además, podrá ser ejecutada en Unix. “De esta forma, Linux puede comenzar a ser la plataforma alternativa en la industria”, asegura Love, especialmente en lo que es la arquitectura Intel. Según este directivo, estas dos premisas (el que una misma aplicación pueda operar en Unix y en Linux sin necesidad de realizar una adaptación y el estar centrados en la plataforma Intel) son, además de las características que les diferencia de sus competidores, las que les hace ser únicos y además, competitivos. “Realmente no competimos con IBM o Sun”, es más, “en algunos casos llegamos a ser partners de estas empresas”, aseguraba Love. De hecho, al ser Caldera una empresa centrada en el software, uno de sus objetivos es que los grandes OEM en materia de hardware sean sus partners para la implementación de sus soluciones.

La madurez del mercado Linux
Sin embargo, y quizá por la alternativa que plantea este sistema operativo y el hecho de que su código fuente sea de acceso público, existen muchos desarrolladores Linux. Algo que, antes o después, llegará a su fin con la madurez del mercado. “Creo que va a producirse una consolidación entre los proveedores Linux. El poseer capital va a ser un aspecto clave, y muchos desarrolladores Linux se especializarán en una sola región, lo que está bien. Pero eso les va a impedir que muchos desarrolladores adapten sus soluciones, de hardware y de software, por el coste que tiene. Por eso, asistiremos a una consolidación natural y, al final, sólo quedarán alrededor de dos proveedores mundiales de Linux. Caldera, evidentemente, va a ser uno de ellos”, auguraba Love. En esta maduración del mercado, sólo sobrevivirán, según la opinión del CEO de Caldera, aquellos que puedan establecer una base de clientes a nivel mundial, garantizándoles el soporte tanto de hardware como de software y que tengan el respaldo económico suficiente.
Además, si en algo también quiso hacer hincapié Jesús Vega, director general de España y Portugal, es que la compañía ofrece soluciones tanto a grandes como pequeñas y medianas empresas, “aunque nuestra penetración más importante siempre ha estado en entornos replicados”. Sin embargo, y tal y como apuntaba Love, la compañía tiene en el mundo 15.000 distribuidores cuyo cliente principal es la PYME, por lo que este grupo conforma el principal negocio para Caldera.

Una compañía de canal
En relación a este tema, el máximo responsable de Caldera aseguró tajante que su empresa es “una compañía de canal predominantemente”. Aunque se mantienen algunas cuentas directas (principalmente internacionales y replicadas), Love destacó el papel fundamental que juega el canal en su compañía. “Las cuentas directas son más un excepción que una norma”, declaraba, mientras que en España, tal y como aclaraba Vega, “no existe ni la excepción, puesto que todo el negocio se lleva a cabo a través de canal”.
De hecho, la base de distribuidores que poseía SCO también fue una de las claves de la adquisición de este negocio por parte de Caldera, según detallaba el CEO de esta última. Según explicaba Thierry Sainte-Claire Deville, director general de Caldera para Europa del Sur, el canal ha recibido positivamente la noticia de la fusión, debido también a que muchos desarrolladores y distribuidores “querían trabajar con Linux, pero no sabían cómo hacerlo y preferían contar con el respaldo de una compañía como Caldera”. Es por ello que la compañía ha llevado a cabo una gira europea con el fin de mostrar a sus partners la oportunidad de negocio que supone trabajar con Caldera y con Linux.
Además, el canal también ha salido beneficiado con la combinación de los dos programas de canal en uno único. “Los programas de SCO y Caldera estaban muy bien considerados por el propio canal. Al unir los dos, dándose grandes sinergias, la aceptación ha sido enorme”, señalaba Ransome Love. Aunque “la respuesta ha sido muy buena” a nivel mundial, Sainte-Claire Deville sí señalaba que en Europa, dada la menor penetración de Internet y ancho de banda, la adaptación a este nuevo programa de canal ha pasado por más obstáculos. Pese a ello, “el objetivo es ofrecer más beneficios que los que dábamos en el pasado”.

Grandes expectativas
Pese a estas diferencias, Jesús Vega también explicaba que en nuestro país se tienen puestas muchas esperanzas, sobre todo también porque muchos clientes y partners estaban interesados en Linux. Además, “se está haciendo un gran esfuerzo de captación en aquellos mercados en los que SCO no tenía gran presencia y la respuesta está siendo extraordinariamente positiva”. Esta búsqueda de nuevos clientes parece llevar consigo el consecuente aumento en el número de partners, tal y como explicaba el director general de Caldera en nuestro país. “Se están haciendo esfuerzos importantes en captación de canal de distribución. El canal tradicional de SCO estaba muy orientado al desarrollo de soluciones críticas de negocio, pero su penetración en otras áreas, como Internet, no estaba suficientemente desarrollada. Por eso queremos atraer nuevos partners con la nueva oferta de soluciones, que puede ser muy interesante para ellos”. Además, todo parece indicar que se está en el buen camino, ya que desde la fusión de Caldera con SCO “está ocurriendo algo que antes no sucedía: la gente llama para trabajar con nosotros”. El perfil del partner que se busca es aquel que integra soluciones de comunicaciones. “Creo que existe una oportunidad mundial de ser un VAR nuestro”, apuntillaba Love, y más para los dealers de España, teniendo en cuenta que Caldera considera que nuestro mercado es uno de los más importantes a nivel europeo y con mayores perspectivas de crecimiento. Además de los índices económicos españoles (que se sitúan entre los mejores, según los responsables de Caldera) hay que añadir que, según los datos

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información