Contenidos digitales | Artículos | 01 JUL 2008

Objetivo: erradicar la piratería

Semanas antes de la entrada oficial del verano, la BSA publica los resultados de su informe sobre la piratería en España y, por primera vez desde hace tres años, en 2008 tenemos motivos para una sonrisa. Eso sí, con moderación, porque todavía nos queda mucho por hacer.
Pero como las alegrías hay que celebrarlas, comenzaremos por la parte positiva. Y es que, según los datos de la BSA, en 2007 en España el índice de piratería se ha visto reducido al 43 por ciento, el mismo nivel alcanzado en 2004, y tres puntos por debajo de los niveles de 2005 y 2006. La parte negativa, que seguimos sin ser capaces de derribar el muro del 40 por ciento, que se presenta desde hace años como el gran escollo a superar, mientras que en la parte positiva nos encontramos con que, tras dos años de tendencia negativa, volvemos a reencontrarnos con la senda del descenso de la piratería en el mercado español, y es algo que conviene celebrar.
Donde sí parece que hemos conseguido acabar con esa barrera psicológica del 40 por ciento es en el canal, de ahí que podamos tener una doble alegría. Todavía queda mucho trabajo por hacer, pero del 46 por ciento del pasado año hemos pasado a un 39 por ciento, lo que nos lleva a pensar que el negocio del canal está un poco más saneado y que se van dando pasos en la buena línea de actuación.
Dedicamos este Tema de Portada a un problema que afecta a todos los niveles del mercado de las TI, desde las Administraciones Públicas hasta los clientes, pasando tanto por fabricantes como por el canal de distribución. Todo el mundo pierde con este tipo de prácticas. Empezando por el usuario, pierde la posibilidad de las actualizaciones y del soporte al producto, algo que adquiere más importancia según va incrementándose la dependencia del usuario de la tecnología. El canal pierde dinero y posible negocio de mayor margen, dado que casi dos de cada cinco licencias de software que podrían venderse no se venden, perdiéndose un imporante volumen económico cuando llevamos esto a límites absolutos, algo que también afecta a los fabricantes de software, que podrían obtener más beneficios por su trabajo. Y llegamos a las Administraciones Públicas, que se ven afectadas por el dinero que no reciben vía impuestos, así como a la propia sociedad, dado que un mayor volumen de venta de software podría desembocar en un incremento de las inversiones y un mayor número de puestos de trabajo especializados.
Por tanto, pocos son los eslabones de toda esta cadena que no sufren esta lacra, de ahí el interés por erradicarla, aprovechando, incluso, el tirón de otros segmentos económicos más pegados a la sociedad, y que también sufren este problema, como la música o el cine.
En conclusión, pese a las buenas noticias de este año, nos queda mucho terreno por recorrer, como diría la canción, muchas montañas por escalar, para tratar de llevar a España, al menos, al nivel de la Unión Europea, donde la piratería alcanza el 35 por ciento, pero con la mira puesta en alcanzar en este ranking a Luxemburgo, donde este problema sólo representa el 21 por ciento. Así que, prosigamos con nuestro empeño, lo que no quita para que nos tomemos unos días de descanso en este caluroso verano. Si es así, disfrútenlos.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información