| Artículos | 01 SEP 2007

Zoom profesional al alcance de todos los usuarios

Tags: Histórico
Cámaras digitales compactas de 8 aumentos
Bárbara Madariaga.
La fotografía digital ha sido una de esas tecnologías que, aunque muchos no se esperaban, ha vivido un paralelismo con la telefonía móvil. Es decir, se ha introducido en la vida cotidiana hasta lograr una importancia que no se podía imaginar cuando, a principios de los años 90, estuvieron disponibles los primeros dispositivos. El boom de las cámaras digitales ha hecho que en la actualidad, y sólo en España, se comercialicen cerca de tres millones de dispositivos, todo un record en un sector que ya es considerado por muchos como maduro. Además, el precio ya no es tan importante como antes, y los usuarios se decantan por un modelo u otro en función de las prestaciones que ofrezca. Este es uno de los motivos por los que Dealer World ha querido analizar la situación de dicho mercado, centrando este Tema de Portada en las cámaras de 8 aumentos, y el futuro que le espera a la captura digital de imágenes.

Si ha habido un segmento que ha crecido en los últimos años, ése ha sido, sin duda, el de las cámaras digitales. Y es que, en los últimos años, los crecimientos que ha registrado este mercado han sido espectaculares, abriendo un abanico de oportunidades a los fabricantes que han visto cómo sus ventas se incrementaban.
En estos momentos el sector ya es un mercado maduro, por lo menos eso es lo que opinan los principales fabricantes tales como Fujifilm, que destacó que “tras el fulgurante ascenso del mercado durante varios ejercicios consecutivos, vivimos un proceso de consolidación del mismo”.
De la misma manera se muestra Mariana Baglini, directora de la división de cámaras de HP, al asegurar que “el mercado de las cámaras digitales ha evolucionado muy rápido. En tan sólo diez años, hemos pasado de tener en el mercado cámaras digitales con pantallas pequeñas, con poca resolución, gran tamaño y unos precios muy elevados; a cámaras fotográficas de 10 megapíxeles, con zooms ópticos elevados ó con pantalla táctil a unos precios muy asequibles para el consumidor”.

Primero en el sector profesional
No obstante, cabe señalar que, como en casi todo, ha sido el mercado profesional el impulsor del crecimiento del sector. “En un primer momento el auge de las cámaras digitales se produjo más en el sector profesional que en el doméstico debido a las prestaciones de los equipos, sus precios y funcionalidades”, señalaron fuentes de Canon.
Salvando las distancias, en este segmento se ha producido algo parecido a lo que ocurrió en el mercado de la telefonía móvil: la consolidación gracias a los usuarios finales. “En los últimos años estamos asistiendo a una popularización de las cámaras digitales, y este proceso se ha visto estimulado por la reducción de los precios, sencillez de uso y gran capacidad que aportan los equipos. La constante innovación que experimenta el mercado de tecnología en general y el mercado de las cámaras digitales en concreto, sumado a la reducción de precios, ha desembocado en la creación de un mercado cada vez más maduro. Los ciclos de renovación y compra de equipos se acortan, por lo tanto, podemos decir que el comprador de cámaras digitales actual no es sólo el que se sumerge en este mercado por primera vez sino también el que quiere renovar sus equipos o contar con nuevas funcionalidades y mayores capacidades”, aseguraron las mismas fuentes de Canon.
Y es que la facilidad de uso ha sido el detonante para que los usuarios finales se hayan adentrado en este mundo. “En el mercado de la fotografía digital han ido cogiendo más protagonismo las cámaras Réflex, las cámaras Súper Zoom y, en general, los modelos con prestaciones avanzadas que solucionen de forma fácil y eficiente los problemas que el usuario se encuentra en el día a día a la hora de hacer fotografías”, afirmó Samuel Andreo, jefe de producto de Panasonic.
En cuanto al futuro, Roger Doñate, jefe de producto de Olympus, asegura que “serán las cámaras profesionales, que ofrecen prestaciones, las que lleven las riendas del mercado. Aunque la guerra de los píxeles no se ha acabado, cada vez se premia más a las compañías que aportan valor en sus modelos”.

¿Crecimiento plano?
Si continuamos con las previsiones de mercado, René Gentou, director comercial de Kodak, puntualizó que “tras varios años de grandes crecimientos, la venta de cámaras digitales está creciendo de una forma más moderada. El año 2006 se cerró, según nuestras estimaciones con un mercado aproximado de 3,3 millones de cámaras digitales, un mercado 3 veces mayor al mercado de cámaras analógicas. Los analistas del sector estiman que 2007 será un año estable en cuanto a venta de cámaras digitales, tanto en número de unidades vendidas como en facturación de dispositivos”.
Roger Doñate, coincide en que, después de unos años en los que el mercado ha experimentado un crecimiento espectacular, “sobre todo durante los últimos tres, en estos momentos nos encontramos en una fase de desaceleración importante. Aunque todavía no se ha llegado al estancamiento, el mercado ya está maduro, al experimentar un crecimiento de entre un 10 y un 20 por ciento en unidades, mes a mes, y, aproximadamente, un 5 por ciento en valor”.

Futuro esperanzador
Esto en cuanto a la situación actual, pero… ¿qué nos espera en el futuro? Todos coinciden en que no se van a producir los crecimientos que se han visto en los últimos años, pero que, para nada, este mercado está muerto. “Si bien es cierto que no se repetirán los elevadísimos crecimientos de los últimos años, aún se espera que el mercado siga su evolución normal antes de llegar a una asimilación total de la tecnología. Las diferentes compañías seguirán apostando por nuevos modelos, con diseños especiales, colores llamativos y con una resolución similar a las que existen actualmente en el mercado”, destacó Mariana Baglini.
En el caso de Panasonic, Samuel Andreo aseguró que “vemos un futuro muy esperanzador en el que irán asumiendo aún más protagonismo las cámaras versátiles que permitan al usuario hacer excelentes fotos, esté donde esté y en las circunstancias que se encuentre. Gracias a ello, el precio medio no debería experimentar los grandes descensos que han sufrido durante los últimos años, permitiendo una progresiva estabilización del mercado en valor”.
No obstante, y según la opinión de Roger Doñate, la sombra viene de la mano de los precios. “El sector goza de buena salud, si no fuera por la reducción de precios brutal. Las compras de renovación se están haciendo a unos precios muy bajos, sólo hay que fijarse en que, en lo que llevamos de año, ya se ha producido una erosión de precio que ronda el 20 por ciento. Esta situación, obviamente, no es buena para ningún jugador del mercado”.

La clave de la tecnología
La tecnología, además, va a jugar un papel crucial en el desarrollo del mercado de las cámaras digitales. “Una de las características del mercado de la tecnología es la constante innovación que lo caracteriza. En el caso de las cámaras digitales el comportamiento es el mismo. Las cámaras se ven sometida
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios