| Artículos | 15 MAY 2001

Toshiba completa con monitores su oferta de productos

Tags: Histórico
Apuesta por equipos de sobremesa de reducidas dimensiones
Ramón A. Fernández.
Dentro del mundo de los complementos para el PC que analizamos en páginas anteriores, uno de los aspectos más significativos es el de los monitores. Tanto es así, que en muchas ocasiones ya hemos asumido el monitor como parte del ordenador. Nadie asume la compra de un ordenador sin adquirir un monitor. De hecho, en los escasos casos que se da esta circunstancia es porque el usuario ha adquirido recientemente un monitor del que prefiere no desprenderse por sus buenas calidades.

Una de las líneas de negocio con las que cuenta Toshiba en el mercado español es la de los monitores. La compañía, más conocida a nivel mundial por sus portátiles, tiene en su catálogo, tal y como señala Enrique Magro, jefe de producto de sobremesa y servidores de Toshiba en nuestro país, “actualmente, Toshiba está comercializando monitores CRT de 15 y 17 pulgadas, a precios asequibles y con prestaciones adecuadas para la mayoría de los usuarios. Además se está trabajando en nuevos monitores de 17 y 19 pulgadas de mayores prestaciones para los usuarios más exigentes. En pocos meses Toshiba aportará este tipo de monitores al mercado”.
“Por otra parte”, continúa nuestro interlocutor, “dentro del mercado de monitores TFT, Toshiba aporta al mercado un monitor de 15 pulgadas con un precio asequible y la última tecnología disponible en estas pantallas. Además, es la solución más adecuada para los espacios reducidos gracias a la incorporación de altavoces en el propio
monitor”.

Pantallas planas, un mercado en expansión
Uno de los segmentos que más de moda está en este mercado es el de las pantallas planas. En este sentido, las nuevas posibilidades que en cuestiones de diseño y aprovechamiento de espacio ofrecen estos modelos, además de las posibilidades técnicas que van adquiriendo con la madurez de la propia tecnología, hacen que se trate de un mercado claramente en alza. Sobre este particular, Enrique Magro señalaba que las pantallas planas “están en claro crecimiento, ya que su precio se ha reducido sustancialmente y es una solución cada día más conocida. En Toshiba, se conoce a la perfección la tecnología en pantallas TFT y se apuesta claramente por este tipo de solución”.
Pero esta tendencia hay que reforzarla y, en el caso de Toshiba, “la alta calidad a un precio razonable es la principal apuesta en este tipo de monitores TFT”, asevera nuestro interlocutor, añadiendo que se trata de “un mercado que está popularizándose día a día, sobre todo gracias a que el precio de este tipo de monitor está descendiendo y se convierte en una alternativa al monitor convencional, con lo que la demanda está creciendo de forma firme y rápida”.

Mejoras tecnológicas
Pero pese a que se trata de un mercado que cada vez va a más, no conviene dormirse en los laureles. En este sentido, Enrique Magro es consciente de ello y, por ese motivo, nos desvela algunas de las direcciones que van a tomar los desarrollos tecnológicos. Según sus palabras, “tecnológicamente, los monitores están experimentando mejoras en la reducción del tamaño del punto en pantalla, mayor resolución y mejoras en cuanto a consumo, emisión de radiación y beneficios medioambientales”.

Un complemento un tanto desplazado
Quizá porque ya se ha integrado en lo que se conoce como el ordenador, el monitor ha perdido parte de su identidad y, por ende, parte de lo que debería ser representativo para el usuario. Así, muchos usuarios no son conscientes de lo que ofrece un monitor y de lo que, en sentido inverso hay que exigirle. Preguntado sobre este particular, Enrique Magro señaló que “en función del tipo de usuario y el entorno en el que va trabajar, se plantea la compra de un monitor considerando sobre todo el precio en relación al tamaño del monitor. En entornos de hogar se nota un fuerte crecimiento de la demanda de monitores de 17 pulgadas por el uso de DVD y aplicaciones gráficas, mientras que en las compras de volumen para empresas todavía la demanda se orienta hacia el monitor de 15 pulgadas, aunque poco a poco se está posicionando el monitor de 17 pulgadas como estándar”.
Pero eso no es todo lo que se debe considerar. Así, y según sus palabras, “además de considerar el precio, cada vez más, el usuario que se pasa varias horas del día frente al monitor del ordenador, valora las mejoras que incorporan para perjudicar lo menos posible su vista”.
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios