| Artículos | 01 JUN 2001

Televisión e Internet: un matrimonio de conveniencia

Tags: Histórico
Yolanda Sánchez.
Poder seleccionar las cámaras de televisión durante la emisión de un partido, consultar el tiempo, participar en un concurso, acceder a publicidad y comprar a través de la televisión ya no es ciencia ficción. Todo esto se ha transformado en una realidad que muchas empresas y consumidores ya están aprovechando. Se trata de la televisión interactiva.

Cuando la mayoría de los avances tecnológicos se centralizan en el ordenador, un pequeño sector de la tecnología de la información empieza a apostar por la televisión interactiva. Los grandes nombres de las comunicaciones están luchando ya por su trozo del pastel. Microsoft, IBM, Cisco, son algunas de las compañías que están estudiando y lanzando novedades al mercado para hacer posible todas las expectativas que se tienen puestas en el nuevo medio, es decir, la interactividad total.
Aunque en Estados Unidos, Internet, ha tenido un fuerte auge, en Europa, y más especialmente en España, este medio todavía está lejos de ocupar el lugar central en el salón de la casa. Por eso han intentado trasladar todas las posibilidades que se abrían en el ordenador a la televisión, más cercana al público general y con un lugar preferencial en todos los hogares.

¿Qué es y cómo funciona?
La televisión interactiva puede definirse como un contenido de vídeo y servicios a través de televisores, ordenadores y plataformas de juegos a través de Internet. El objetivo es poder aprovechar al máximo cada hora que se pase delante del televisor.
La televisión interactiva es una novedad para el tiempo de ocio y una alternativa tecnológica en el mundo de las comunicaciones que tiende a integrar en un mismo equipo transmisión y recepción de imagen, voz y datos.
Con la nueva televisión no es necesario tener un PC en casa para navegar por la Red. La televisión tiene un teclado inalámbrico que permite ordenar películas, música, revisar el correo electrónico y navegar por Internet. También cambiará la publicidad, ya que los anuncios estarán relacionados directamente con sus intereses personales.
Esta tecnología funciona uniendo a las ondas de la televisión convencional los datos que aporta una multiplicación del ancho de banda. En toda esta capacidad de alta transmisión se puede utilizar parte para crear lo que se llaman canales de datos. Al igual que se manda audio y vídeo es posible mandar datos ligados a este canal de televisión. Esa es la génesis de cualquier programa de televisión interactiva.

España a la vanguardia interactiva
La caja tonta deja de serlo desde el momento en que se une al sistema convencional unos decodificadores conocidos como set-top-boxes. Las grandes compañías como Microsoft (con su servicio WebTV) o Intel están invirtiendo mucho tiempo y dinero en desarrollar chips y programas que les abran la puerta del nuevo mercado. Por su parte, las cadenas de televisión y las compañías de cable y telecomunicaciones son conscientes también de este potencial.
Para saber un poco más sobre cómo funciona hemos hablado con Carlos Zalve, director general de OpenTV en España, que ha destacado que "una vez que la televisión interactiva llega a un millón de decodificadores, como ya ha ocurrido en España, podemos decir que hay millones de españoles que conocen y disfrutan de esta tecnología”.
Open TV proporciona el sistema operativo que está en los descodificadores, lo que logra que la televisión sea realmente interactiva. Sus clientes en España son actualmente Vía Digital y Quiero TV.
Asimismo, y según el responsable, “en estos momentos la televisión digital interactiva representa una excelente alternativa para empresas que quieran usar las plataformas digitales para sus necesidades publicitarias y de negocio. Cualquier empresa que adopte la plataforma OpenTV llega automáticamente a una audiencia de cuatro millones de clientes”.
La compañía, que está trabajando en España desde el mes de mayo del año pasado, señala que este país está en el tercer puesto en sofisticación de servicios interactivos, por detrás de Reino Unido y Francia.
“El mercado europeo presenta un 85 por ciento de nuestro mercado total, 12 por ciento en Asia y sólo un 3 por ciento se corresponde a Estados Unidos”. Así, y en contra de lo que se podría pensar en un primer momento, Europa está muy por encima de EE.UU. “El modelo de televisión por cable en EE.UU. está muy instaurado e Internet tiene una penetración también muy alta. Por todo ello, en este país no vieron la necesidad de ofrecer los servicios de manera conjunta”, comentó Carlos Zalve. Definitivamente, “la creatividad en la televisión interactiva viene de mano de Europa, encabezada por Inglaterra donde este medio está muy instaurado”, afirmó el responsable.
Las cifras apoyan esta opinión, ya que sólo en el Reino Unido hay casi 5 millones de hogares conectados a esta televisión y, según las previsiones de mercado, para el año 2005 habrá en este país más usuarios conectados a Internet a través del televisor que del PC.
“Según nuestros datos, más de 40 millones de personas se conectan diariamente a través de nuestro sistema”, comentó Carlos Zalve. Asimismo, en estos momentos hay en España 68 empresas con capacidad de desarrollo de servicios y contenidos interactivos, que disponen de las herramientas de producción de OpenTV. Además, junto a este apoyo a la producción nacional de contenidos interactivos, OpenTV proporciona también consejo estratégico y de asesoramiento a los canales y plataformas que quieren incluir servicios interactivos en su oferta audiovisual.

Grandes compañías
Una de las empresas que no han dudado en embarcarse en este proyecto ha sido IBM. El reto de navegar por la Red desde el televisor es uno de los nuevos objetivos de esta compañía, que ha anunciado el desarrollo de una familia de chips que aceleran la transformación de los aparatos de televisión domésticos en dispositivos integrales de entretenimiento interactivo.
IBM está combinando procesadores PowerPC de alta velocidad con otros componentes de los aparatos de televisión para crear los sistemas de chip integrados (system-on-a-chip) que permitirán a los fabricantes mejorar el rendimiento y reducir costes.
“La tradicional televisión pasiva, unidireccional, está dando paso a un dispositivo de acceso a contenidos interactivos mucho más ricos”, comentó Paul Belluz, director para productos digitales de la división de microelectrónica de IBM. “Estos chips van a cambiar la forma en que accedemos a las películas, la música y otros productos digitales desde nuestras casas, así como la forma en que hacemos nuestras gestiones personales”.
Para ayudar en la creación de nuevas aplicaciones, la división de microelectrónica de IBM está trabajando con proveedores de sistemas operativos y desarrolladores, de forma que se les facilite el punto de partida para el desarrollo de sus propios productos”.
Asimismo, IBM y Pearson Broadband se han aliado para proporcionar contenidos de vídeo interactivo para educación a través de la Red, incluyendo banda convencional, banda ancha y redes inalámbricas. IBM aportará la infraestructura tecnológic

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información