| Artículos | 01 ABR 2002

Portales empresariales, la otra aplicación de Internet

Tags: Histórico
El 70 por ciento de las empresas españolas han aumentado sus proyectos de e-business
Yolanda Sánchez.
En el seno de las empresas es donde Internet ha encontrado su verdadera aplicación. El ahorro de costes y la gestión del conocimiento han logrado hacer de la Red el perfecto vehículo de desarrollo interno empresarial.

Entre las distintas aplicaciones que ha ido tomando Internet a lo largo de su vida, ha sido la vinculada al mundo empresarial la que más fortuna ha recogido hasta la fecha. Fue este sector el más visionario y el que desde el principio defendió que las posibilidades que brinda Internet tenían un papel muy importante dentro de las corporaciones.
Si bien la Red de redes no iba a ser una mina de oro, como se demostró con la caída de las maltrechas “punto com”, sí iba a ocupar un lugar esencial en el corazón de las empresas. La finalidad de estos portales empresariales es simplificar los procesos de negocio, eliminando los obstáculos que restan eficiencia. Están orientados para que, en el menor tiempo posible, los empleados adecuados dispongan de la información que necesitan y puedan interactuar de manera ágil. Es, por decirlo así, un “autoservicio” de información en el que los miembros de una organización son capaces de publicar sus propios documentos, hacer un seguimiento sus contenidos, construir sus comunidades y crear sus propios servicios Web en el entorno del portal. El objetivo de todo ello es alcanzar un ahorro sustancial de costes y de tiempo rentabilizando, de esta forma, mucho más los procesos de trabajo.

Claves del funcionamiento
Todos los analistas coinciden en señalar que, a pesar de la recesión económica actual de la que ya estamos saliendo, las empresas siguen invirtiendo en este tipo de tecnologías. Así, y según un estudio de PwC Consulting llamado “Perspectiva del negocio electrónico en España”, el 70 por ciento de los encuestados ha aumentado el número de proyectos de e-business. Dicho estudio ha tenido en cuenta la opinión de 100 ejecutivos de grandes empresas de nuestro país.
Asimismo, en este estudio queda reflejado que la crisis que han sufrido las empresas “punto com” no se debe tanto a un modelo de negocio que no era válido, sino a la ausencia de un plan de negocio bien definido y con objetivos concretos.
De todos modos, las buenas perspectivas que auguran los entendidos a este tipo de negocio van de la mano del comercio tradicional. No se trata tanto de tener una presencia física en el mundo “off-line”, como de contar con un plan de negocios factible y la infraestructura necesaria, premisas que sólo cumplen, hoy por hoy, las empresas tradicionales. Esta situación lleva a la reflexión de que la crisis de Internet no ha afectado a las empresas tradicionales que han utilizado Internet para mejorar sus procesos de negocio y no como negocio en sí. Los motivos de esta ventaja obtenida por parte de las grandes empresas son, entre otras, un mejor conocimiento del mercado y del comportamiento del cliente.
Así, si bien es cierto que en un momento como el actual las empresas tienden a reducir la inversión, tan sólo un 14 por ciento de las empresas encuestadas reconoce prever una inversión inferior a los 600.000 euros en los tres próximos años. En contraposición, el 24 por ciento de las compañías invertirá entre 600.000 euros y 6 millones de euros y un 8 por ciento afirma tener planes de inversión superiores a este presupuesto. Como cabía esperar, las que tienen los presupuestos más altos son las empresas relacionadas con el sector de las telecomunicaciones o las finanzas.

Nuevas tecnologías, nueva mentalidad
¿Están las empresas españolas preparadas para adaptarse a los cambios que suponen las nuevas tecnologías? La respuesta es, tristemente, negativa. Dos de cada tres empresas afirman que tan sólo la mitad de su plantilla se adaptará sin demasiados problemas a la introducción de las nuevas tecnologías.
A este respecto, PwC Consulting apunta a que este problema debe resolverse mediante programas de formación y capacitación que permitan a las plantillas de las empresas españolas poder aprovechar las ventajas derivadas de la introducción de las nuevas tecnologías.
Por otra parte, la mayoría de las empresas, un 66 por ciento, dispone, en la actualidad, de un portal corporativo o portal business to enterprise (B2E). Del total de empresas restantes, la mayoría piensa desarrollarlo a lo largo de los próximos 12 meses. De estos datos podemos deducir que los portales corporativos son uno de los aspectos más importantes del desarrollo de Internet en las empresas.
Pero sobre este tema hay muchos más estudios como uno de IDC, que señala que el 65 por ciento de las mil compañías que forman parte del listado de la revista Fortune creen que sus intranets dan respuesta a las necesidades de sus empresas y constituyen una parte vital del éxito.
Es importante tener en cuenta que el usuario del portal corporativo es un empleado, un desarrollador o un socio de la empresa y nunca un consumidor, como es el caso de un portal dirigido al gran público. Por ello, el valor de un portal corporativo depende, por una parte, de su impacto sobre la mejora de las relaciones entre los empleados y la empresa, y, por otra, de su capacidad de ofrecer una presentación personalizada de informaciones accesibles vía un interfaz de usuarios Web.
Por otra parte, un estudio de InfoWorld afirma que el 51 por ciento de las empresas entrevistadas ya había desarrollado una red interna. Asimismo, Network World señala que el presupuesto para intranet en los Estados Unidos representa el 25 por ciento del total de las inversiones en Tecnologías de la Información.

Evolución de portales empresariales
El concepto de B2E ha sufrido una evolución en los últimos años, desde el concepto inicial de portal orientado a servicios para empleados (business to employee) a ser un portal corporativo o de empresa (business to enterprise). En un futuro, los portales corporativos B2E como aquellos portales que se circunscriben a los procesos internos de la empresa a diferencia de los portales que gestionan las relaciones con terceros ajenos a la empresa.
De todos modos, es todavía muy pronto para elaborar un análisis detallado del impacto que supondrá Internet en las organizaciones empresariales y lo único que cabe es formular hipótesis relativas a la previsible transformación empresarial que supondrá el uso extensivo de las tecnologías asociadas con Internet.


“La PYME también sacará provecho de los portales empresariales”
Una de las compañías más destacadas dentro de las empresas
----------------------------------------------------------------------------------------------
con intereses en este mercado es BEA Systems. A ella hemos recurrido para que llevara la teoría de los portales empresariales a la práctica del mercado español, en el que la PYME es la clave.
Por todo ello, Enrique Martín, director del departamento de preventa para España y Portugal de BEA Systems, ha destacado que “a medida que la tecnología esté más al alcance de todos, las PYMES también se beneficiarán de los portales empresariales. Obviamente, en una empresa donde pueden existir varios portales (empleados, clientes, proveedores o agentes, entre otros) el retorno de la inversión se obtiene antes”.
Aunque en un primer momento podemos pensar que las PYMES no tienen capacidad de asimilar estas tecnologías, lo ciert

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información