| Noticias | 26 ENE 1999

Pentium III en el ojo del huracán

Tags: Histórico
Apenas dos semanas después de que Intel diera a conocer el nuevo nombre del procesador conocido hasta ahora como Katmai, Pentium III ya se encuentra en el centro de la polémica. La razón es que Intel ha anunciado que Pentium III incorporará en su núcleo un número identificativo con el que tanto tiendas como bancos podrán conocer quién está realizando, en un momento dado, una transacción de comercio electrónico. Otra de las ventajas que, según Intel, tendría esta prestación es que en el caso de que el ordenador fuera robado, se podría reconocer y localizar al "ladrón" en el momento en el que éste realizara una transacción electrónica.
María L. Rodríguez

Sin embargo, nada más darse a conocer esta novedad, distintas asociaciones de Estados Unidos e incluso, internacionales, que trabajan en la preservación de la privacidad de las personas pusieron el grito en el cielo. En concreto son tres las asociaciones americanas que han elevado sus protestas e incluso han incitado a los usuarios a boicotear el nuevo procesador de Intel. Se trata del Electronic Privacy Information Center (EPIC), Junkbusters y la American Civil Liberties Union (ACLU). En cuanto a las asociaciones internacionales, por el momento, la única que se ha unido a las protestas ha sido la Privacy International, cuya sede está situada en Londres, y que cuenta con oficinas en Washington. Otra de las medidas que adoptaron estas asociaciones y que secundaron los usuarios fue enviar faxes y mensajes de correo electrónico, así como llamar por teléfono a la sede de Intel con protestas por la decisión de incluir esa prestación en el chip.

Para tratar de calmar los ánimos, Intel dio a conocer una opción de software que haría posible que el usuario impidiera el reconocimiento de su número de identificación. De hecho, sistemas operativos como Windows 98 que están disponibles en el mercado ya incorporan esta posibilidad. Sin embargo, para las asociaciones que actúan en defensa de la privacidad, esta propuesta era insuficiente porque el número quedaba grabado en el procesador. Así es que Intel, tras mantener una reunión con algunas de esas asociaciones decidió ofrecer otra posibilidad y cambiar su estrategia. Lo que ha propuesto es que el PC con Pentium III integrado se venda con el número de identificación desactivado, de manera que sea el propio usuario el que decida si lo quiere activar o no. Pero Intel ha ido más allá y ha decidido ofrecer la opción de que el usuario elija si quiere utilizar el número, en el caso de que lo active, como clave en caso de robo o para realizar las transacciones de comercio electrónico.

De todas formas, las aguas no han vuelto totalmente a su cauce y el próximo jueves Intel y las asociaciones mantendrán una reunión en la que tratarán de llegar a un acuerdo definitivo que zanje la cuestión.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información