| Artículos | 15 FEB 2001

No está mal, nada mal

Tags: Histórico
Alea jacta est, o al menos eso parece. IDC ha dictado sentencia, o al menos ha dejado entrever cuál va a ser su sentencia.
Todos los suscriptores a nuestro servicio electrónico de noticias, Dealer World News, recibían en exclusiva, el pasado 31 de enero, los datos preliminares de los datos que IDC ofrece sobre el mercado español del PC, y no están mal, nada mal.
Según la consultora, el mercado español ha entregado un total de un millón trescientas setenta mil unidades, lo que supone un crecimiento del 16,1 por ciento respecto a los resultados alcanzados el año anterior. E insistimos en que no está nal. A todos nos hubiera gustado asistir a crecimientos del 25 ó 30 por ciento, pero tal cual empezó el 2000, con un primer trimestre que todos preferimos olvidar, el resultado final del año no ha estado mal.
A este dato hay que añadir una sorpresa. Se comentaba, se rumoreaba, pero nadie terminaba de creérselo, y la verdad es que el informe de IDC ha traído consigo el nombramiento de HP como líder del mercado español del PC desbancando a Compaq después de unos años pletóricos para la compañía que dirige Santiago Cortés.
Insistiendo en que, de momento, se trata de resultados preliminares, la compañía que dirige Juan Soto habría crecido casi un 37 por ciento, entregando al mercado algo más de ciento noventa y seis mil unidades. Y, suponemos, que Carly Fiorina estará encantada ya que, cuando accedió a la dirección mundial de HP es lo que se propuso, vender, vender y vender.
Pero bueno, hasta aquí lo hecho por todos los protagonistas del mercado informático, y para unos mejor y para otros peor, el caso es que ya no vale de casi nada y hay que volver a empezar con el aún jovencito 2001. Y la cosa parece que va a estar interesante.
En nuestro número correspondiente al pasado mes de enero, Dealer World fue la primera revista de canal en adelantar al distribuidor los puntos básicos de las ayudas fiscales que ese mismo mes ponía en marcha el estado con la intención de fomentar al adopción de nuevas tecnologías por parte de la empresa y del usuario final. Y desde entonces todos van tomando posición. Tanto mayoristas como fabricantes han empezado a mostrar sus cartas. Algunos han demostrado claramente que no sabían de qué iba el asunto, porque nada de nada. Pero bueno, eso, al fin y al cabo, también son cartas, aunque malas, muy malas.
Y luego están los que saben de qué va el asunto, pero que lo entienden a su manera, orientado a determinado tipo de cliente, con más o menos uso del distribuidor. En fin, esto es sólo una pincelada, supongo que poco a poco lo iremos viendo y que, según la actuaciones de cada uno, a lo largo del 2001 entenderemos muchas cosas del pasado 2000 y de los datos que nos ha dejado.
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios