| Noticias | 30 ENE 2001

Microsoft alega que su división es un "grave riesgo" para la economía de EE.UU.

No es la primera vez que la justicia norteamericana dicta orden de división para uno de los grandes de la industria, como fue el caso de AT&T. Pero Microsoft no está dispuesta a formar parte de dicha lista. Como nuevo argumento, Microsoft asegura ahora que su ruptura puede ser perjudicial para la economía de su país.
Arantxa Herranz
Microsoft está convencida de que si se cumple la sentencia que obliga a la compañía en dos, esto supondría un “grave riesgo” para la economía norteamericana. Además, en un escrito legal remitido a la Corte de Apelaciones de dicho país, el fabricante mantiene que la separación no funcionará.
Así, Microsoft mantiene que la empresa, que se dedicaría a los sistemas operativos tendría “incentivos poderosos” para añadir nuevas funcionalidades y prestaciones a dicha plataforma. Esta compañía “se comportaría de la misma manera en que Microsoft lo ha hecho hoy, porque este comportamiento tiene lógica empresarial”. Pese a estas afirmaciones, una portavoz del Departamento de Justicia ha asegurado que el gobierno no tiene ningún comentario al respecto.
Pero, además, Microsoft se ha mostrado muy crítica con los últimos comentarios realizados y publicados por el juez Jackson, encargado del caso. Según la compañía, dichas afirmaciones “demuestran una opinión contra Microsoft muy fuerte, que de manera inevitable afectarán a sus decisiones”. Concretamente, Microsoft ha citado varias referencias de un nuevo libro, escrito por Ken Auletta, denominado “World War 3.0: Microsoft and Its Enemies”, en el que, por ejemplo, se compara a los directivos de la compañía con gangsters culpables de asesinato.
Una vez más, Microsoft defiende sus acciones alegando que han beneficiado a los consumidores. Además, mantiene que, contrariamente a lo que hace un monopolio, la compañía “debe continuar mejorando Windows y situarlo a un precio atractivo para proporcionar a los actuales consumidores un incentivo para comprar un nuevo ordenador u obtener una nueva versión del sistema operativo”. Asimismo, asegura que no puede compararse a este fabricante con otros casos antimonopolio llevados a cabo, como Standard Oil o AT&T, que se resolvieron con la división en dos de sendas compañías.
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios