| Artículos | 01 SEP 2001

Media vuelta al mundo en 40 cibercafés: viajes e Internet unidos en las 49 crónicas de un aventurero durante 6 meses. Carlos Olmo, www.vagamundos.net

Tags: Histórico
Yolanda Sánchez.
Para viajeros sin prisas. Así se presenta la aventura-proyecto de Carlos Olmo. Dealer World empezó a seguirle la pista en el mes de marzo, cuando se encontraba navegando por el Caribe. En aquel momento hablábamos de un paréntesis en su vida profesional como director de marketing de canal de 3Com, pero hoy ya podemos decir que Olmo ha decidido romper con su vida y dedicarse a viajar, lo que mejor sabe hacer, y contarlo a través de Internet en su página Web www.vagamundos.net. Seguramente si Marco Polo viviera en estos tiempos, utilizaría Internet en sus diarios de viajes.

¿Cómo nació la iniciativa “media vuelta al mundo en 40 cibercafés”?
- Realmente nació como un viaje personal, sin grandes proyectos, sin pensar en que se podría convertir en un negocio y con la ilusión de una aventura individual. Pensé que Internet sería un buen medio para comunicarme con los míos, para hacerles llegar alguna anécdota de mi viaje y que supieran que todo iba bien.
Poco a poco, fue tomando forma hasta constituirse en lo que es hoy en día. El servicio de hospedaje, desarrollo y mantenimiento de Vagamundos está realizado de manera desinteresada por La Uni (www.la-uni.net), un servicio de comunidades virtuales para universitarios con la que yo antes trabajaba. De esta forma, fuimos desarrollando más funcionalidades en Vagamundos.net hasta que nació la idea de hacer un pequeño “diario de viajes on-line” que yo iría mandando a lo largo del viaje a través de los cibercafés que se cruzaran en mi camino.

Al viajar por países del centro y el sur de América, ¿ no hay problemas para encontrar cibercafés?
- Asombrosamente no. En los últimos dos años se ha producido una explosión a nivel mundial en materia de Internet y en otros viajes que ya había realizado por Tailandia y Patagonia, siempre encontré un pequeño ordenador para navegar y utilizar el correo electrónico. Hoy en día Internet está en casi cualquier parte e incluso en los pueblos más pequeños de Suramérica se encuentran cibercafés, en mejor o peor estado, pero al fin y al cabo con conexión a Internet.

¿Cómo son los cibercafés con los que se ha encontrado?
- Creo que no debe haber rincón del mundo al que lleguen unos pocos viajeros que no tenga un cibercafé. Algunos son tan curiosos como uno que encontré en San Pedro de Atacama (Chile), que constaba de una línea telefónica, dos mesas tableros, y dos ordenadores prehistóricos con los que conseguías una conexión de 4,8 Kbps, todo ello en un local que estaba totalmente destartalado y decorado con unas pinturas que te hacían mirar más a las paredes que a la pantalla. Por contra, en el mismo pueblo de San Pedro de Atacama, que tiene unos mil habitantes, había un total de 5 cibercafés, y otro era al mismo tiempo bar, sala de exposiciones, librería, centro cultural, agencia de viajes y seguro que alguna función más en la trastienda que se me escapa.

¿Qué resultados ha presentado la página Web Vagamundos.net?
- Muy buenos teniendo en cuenta que no había realizado ninguna labor de promoción. Los números dicen que hemos registrado unas 70.000 visitas y unas 600 suscripciones.
Aunque la finalidad no era comercial, contamos con varios patrocinadores como Adobe y Sony, que me regaló una cámara de fotografía digital que ha sido testigo de todo el viaje.

¿Ésa ha sido la fuente de ingresos de esta iniciativa?
- Sí, junto a las campañas de banners. De todos modos, cabe destacar que esto no ha sido una forma de hacer negocio y en ningún momento se ha pretendido obtener beneficios. Todo lo que hemos conseguido ha sido a través del sistema “boca a boca” y no hemos desarrollado ninguna actividad comercial para fomentar nuestra página Web.
De todos modos, creo que hemos tenido mucho éxito ya que no hemos dedicado ni un solo momento a labores de marketing.

¿Habrá una continuación de esta experiencia en el futuro?
- Sí y para un futuro más o menos inmediato. Espero poder hacer la otra “media vuelta al mundo” a finales de año. Hasta ese momento me centraré en buscar más patrocinadores y mejorar este proyecto que se nos ha presentado casi por casualidad en el transcurso del viaje. Además, dedicaré buena parte de este verano a la elaboración de un libro a partir de las 49 crónicas que he ido enviando a Vagamundos.net a lo largo del la aventura.

¿A dónde irá el Vagamundos esta vez?
- Han quedado tres países por visitar en este primer proyecto: Brasil, Bolivia y Venezuela, y de ahí partiremos. La idea es que el viaje termine en la Polinesia, Australia o en Nueva Zelanda pero nunca se sabe, puede que en medio del viaje surja algo que te lleve a otro lugar lejano.
Lo que sí es cierto es que la versión 2.0 de Vagamundos, como nos gusta llamarla, intentará contar con más apoyos aunque seguirá siendo, ante todo, una aventura personal y humana.

Entonces, ¿Internet es un buen medio de comunicación?
- Sin lugar a dudas. De hecho, cualquier usuario puede entrar en contacto conmigo, tanto ahora como durante mis viajes, a través de la página Web. El visitante podrá hablar conmigo y ver lo que yo veo a través de las fotografías que envío periódicamente.
No siempre ha sido fácil comunicarse desde la lejanía, ni siquiera por teléfono, y con Internet se ha logrado, no sólo que yo entre en contacto con mis conocidos, sino que cualquier persona pueda dirigirse a mi cómodamente. Realmente ha sido un viaje “interactivo”.
Además, y aunque mi objetivo no era hacer una guía de viajes, informo sobre los sitios que tienen mejor conexión a Internet, dónde se encuentran y sus precios. Hay un apartado especial dentro de Vagamundos que recoge una pequeña guía de cibercafés y recomendaciones al respecto.

¿Hay también lugar para las críticas?
- Sí. He intentado reflejar todo en mis pequeñas crónicas, lo bueno y lo malo, por eso he hecho críticas a los establecimientos en los que el trato o la conservación no era la adecuada. En Vagamundos.net no hay censura y por ello tampoco he dudado en reflejar mis opiniones sobre temas más o menos controvertidos de la actualidad.
En el próximo viaje seguiré manteniendo esta dosis de libertad personal y seguiré hablando sin tapujos sobre todo lo que me ocurra o sobre lo que piense.

¿Es su primer gran viaje?
- No, he viajado toda mi vida pero mi otro viaje de larga duración fue por África, a la zona del Zaire, también durante 6 meses.

¿Con qué momento de todos sus viajes se quedaría?
- Una pregunta muy complicada. Los gorilas del Zaire, las islas Galápagos,… es imposible elegir.
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios