| Artículos | 01 ENE 2003

Los servidores de gama baja crecen en prestaciones

Tags: Histórico
El 78 por ciento de los servidores del mercado tiene precios por debajo de los 5.000 euros
Yolanda Sánchez.
El mercado de las TI es muy dinámico, y cambia y se diversifica en muy poco tiempo. Esto se debe a que las necesidades de los usuarios evolucionan y obligan a los fabricantes a reinventar sus soluciones. Éste es el caso del mercado de los servidores, donde la gama de entrada cada vez asimila más herramientas que antes se restringían a gamas más altas. Todo ello se traduce en que los usuarios cada vez cuentan con más prestaciones a menor coste.

Las opiniones sobre el mercado de los servidores de gama baja son muy diferentes entre sí, pero todos los profesionales están de acuerdo en que la categoría está cambiando y el futuro pasa por un servidor mucho más potente que una simple CPU, multiproceso y con alta capacidad de tolerancia al fallo.
Pero, para estudiar los servidores de gama baja es importante fijar unos límites para saber de qué tipo de solución, y por extensión de qué tipo de cliente, hablamos. Durante un estudio de este mercado, IDC definió los servidores de gama baja como los que tienen un precio inferior a 100.000 euros, un grupo que incluye los modelos desarrollados sobre plataforma RISC, 32 bits de Intel y los PowerPC, los Blade Server y los Intel Itanium de 64 bits. Por su parte, Jeff Hewitt, analista de Gartner, afirmó que “en el segundo trimestre de 2002, el 99 por ciento de todos los servidores del mercado estaba por debajo de los 100.000 euros. Además. los servidores que costaban menos de 5.000 euros eran un 78 por ciento del total de los servidores”.

Toma de posiciones en el mercado
fabricantes como HP, IBM, Sun Microsystems y Dell Computers están incorporando tecnologías que incrementan las capacidades y la tolerancia al fallo dentro del nivel de servidores de entrada, incrementando así su capacidad competitiva. Debido a que los responsables de tecnología cada vez demandan más prestaciones a menor precio, la gama de entrada incorpora características como discos espejos utilizados en las gamas medias y los servidores Unix.
Los fabricantes están vendiendo cada vez más en términos de capacidad y menos en términos de escala. Un ejemplo de la nueva situación es que una empresa que, hace unos dos años, hubiera estado interesada en un servidor Sun FIRE V420 con cuatro CPU, ahora se compraría simplemente un servidor Sun Netras, que es mucho más potente y mucho más barato.
HP es uno de los fabricantes con mayor gama de servidores de gama baja que están invirtiendo en este mercado, la oferta desde la plataforma RISC basada en Unix, hasta los servidores Intel de 32 bits y los servidores Itanium 64 bits. Por su parte, el nivel de entrada de servidores de Sun Microsystems contempla terminales de uno a ocho procesadores y trabaja con RISC, servidores basados en Intel y blades diseñados para el mercado de las telecomunicaciones.
IBM tiene una familia de servidores basados en RISC, servidores Intel y blades. De todos modos, como novedades en el mercado destaca que, de este grupo, solamente HP ha puesto sus miras en el procesador Intel de 64 bits e IBM planea introducirse, a corto plazo, en el mercado de servidores Itanium pero, todavía, no ha anunciado ninguna estrategia concreta de producto.
“Intel ha sido considerado siempre el líder de los procesadores de los servidores de gama baja pero, además, hay que tener en cuenta a otros sistemas que están tomando protagonismo como las plataformas RISC de IBM, HP y Sun Microsystems. Todos ellos están volcando sus esfuerzos en el nivel de entrada de servidores”, comentaron analistas del Yankee Group. “La gama baja de los pSeries de IBM, la serie rp de HP y los modelos V440 y V480 de Sun son excelentes ejemplos de cómo los fabricantes de Unix están tratando de bajar los precios para entrar en competencia con Intel”.
Otra de las características que está tomando especial importancia es la capacidad de partición, ya que se ha superado, con creces, la capacidad anterior. Asimismo, se potencia la mayor velocidad de procesadores, memoria expansible, discos duros y adaptadores PCI como características que, poco a poco, se han convertido en características de serie, lo que se traduce en que el usuario accede a mayor capacidad por menor precio.
“Con la evolución que está siguiendo el mercado, es fácil pensar que en cuatro o cinco años la gama baja de servidores incorporará todas las herramientas que hoy son propias de la gama media, lo que obligará a reestructurar el mercado”, comentó la consultora IDC.
Y la tendencia continúa. HP ha anunciado hace un par de semanas dos nuevos servidores de gama baja basados en procesadores Intel, los modelos DL320 y DL360, con soporte antes reservado para la gama alta.
IBM, por su parte, ha incorporado a su gama de pSeries, que funcionan sobre sistemas operativos AIX, características propias de los servidores de gama alta, como la posibilidad de intercambiar dispositivos de energía en caliente y la inclusión de procesadores que reparten de manera dinámica los flujos de trabajo.
“En el pasado más reciente, los servidores de gama baja eran utilizados únicamente como un departamento de archivos y tenía herramientas en buena parte comunes a las CPU. Ahora, cada vez se les suman más herramientas, ya que los terminales tienen una mucho mayor vocación de permanencia”, aseguró IDC.

Procesadores Xeon para servidores
Los avances, como ya hemos adelantado, vienen también por parte de los procesadores que amplían el rendimiento de los servidores.
En este sentido, Intel acaba de lanzar cuatro nuevos procesadores Xeon basados en tecnología de 0,13 micras, que permitirán alcanzar velocidades de hasta 2,8 GHz. Además, presenta tres nuevos chipsets y cinco diseños para servidores para los procesadores Xeon, todo ello con la intención de impulsar la adopción de este chip.
Los nuevos modelos Xeon alcanzarán velocidades de 2,8, 2,6, 2,4 y 2 GHz con un bus frontal de 533 MHz.
Por su parte, los chipsets anunciados son el modelo E7501 para servidores con dos procesadores, el E705 para estaciones de trabajo, también biprocesador, y el E7501, para estaciones de trabajo de un solo procesador. Estos dos últimos soportan el estándar USB 2.0 y AGP 8x.
En lo que se refiere a los cinco diseños para servidores, estos pretenden facilitar la implantación de la plataforma Xeon para servidores en pequeños fabricantes y socios de distribución de Intel. Estos diseños serán presentados a principios de 2003.
Con estos lanzamientos, Intel pretende competir con los procesadores de IBM, HP y Sun para el mercado de servidores de gama baja. En este sentido, frente a la plataforma RISC de 64 bits de sus rivales, cuyos chips disponen de algunas sofisticadas características, Intel pretende atacar el mercado con su experiencia en el proceso de fabricación y un amplio soporte por parte de la industria para reducir el coste de los servidores basados en sus procesadores. De ahí que Dataquest, por ejemplo, prevea que los servidores con procesadores Intel superen por primera vez en facturación a la plataforma RISC en 2003.

El software también toma posiciones
Dentro de este mercado de servidores, no se puede olvidar el área del software que crece de manera paralela y que pasa, en la mayoría de los casos, por acuerdos para desarrollos conjuntos de aplicaciones.
Aunque los ejemplos son muchos, uno de los últimos firmados es el de Oracle y HP. En función de él, incorporará la base de datos Oracle9i en los servidores Ita

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información