| Noticias | 30 OCT 2003

Los piratas informáticos falsifican hasta los certificados de originalidad

Tags: Histórico
Ser los líderes suele significar un orgullo... salvo que hablemos de piratería. España, una vez más, tiene el dudoso honor de ser el primer país de Europa en el que se ha detectado la venta fraudulenta de certificados originales de autenticidad de productos Microsoft, conocidos como COA. La policía ya ha detenido a una banda implicada en este asunto.
Bárbara Madariaga
Si el índice de piratería en España ya es alto de por sí, hace escasos días las fuerzas de seguridad detuvieron a tres hombres por su presunta implicación en la venta de certificados originales de autenticidad de productos informáticos Microsoft, también conocidos como COA. Es la primera vez que se detecta este tipo de piratería tanto en España como, en el caso de Windows XP, en el resto de Europa.
Denominada Operación Park, la Brigada de Investigación Tecnológica de la Dirección General de la Policía y el Grupo de Delincuencia Económica de la Jefatura Superior de Valencia incautaron un total de 167 certificados, todos ellos pertenecientes al sistema operativo Windows 98 Segunda Edición y Windows XP Profesional Edition. De haber llegado estos productos al mercado se podrían haber obtenido un 20.000 euros.
En la operación también se detuvo a tres hombres como presuntos autores de delitos de estafa contra la propiedad intelectual e industrial. Estas tres personas pertenecían, presuntamente, a una red que, a priori, se dedicaba a la importación, distribución y venta de falsificaciones de COA.
Además de las copias intervenidas, la policía también ha realizado dos registros, uno en una tienda de informática del distrito de Ruzafa, y otro en un almacén de Picaña, regentada por uno de los detenidos. Como consecuencia de estos registros se ha incautado diversos equipos informáticos que contenían software ilegal, así como diversa documentación.
Según las investigaciones, los certificados podrían provenir de alguna empresa centroeuropea. Una vez en el mercado español, estos tendrían dos destinos: el primero de ellos sería algunas tiendas de informática a los cuales se les precargaba de manera ilegal el software que solicitaban, colocándoles los COA adhesivos en sus ordenadores y darle una apariencia legal; y el segundo destino serían pequeñas y medianas empresas que, aunque la mayoría hubiera pensado que adquirían productos legales, en otras ocasiones hubieran sido utilizados para adherirlos a sus equipos y dar la apariencia de que utilizan software legal ante posibles inspecciones.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información