| Artículos | 15 MAR 2006

Los "coches inteligentes" podrían facilitar la conducción y reducir los accidentes

Tags: Histórico
La UE quiere reducir a la mitad el número de muertos en carreteras en 2010
Arantxa Herranz.
Equipar los nuevos automóviles con las últimas tecnologías y dispositivos de seguridad para prevenir las miles de muertes que, cada año, se producen en las carreteras de los países de la Unión Europea. Éste es uno de los objetivos manifiestos de la Comisión Europea con su iniciativa de coches inteligentes. Y es que, sin duda, la introducción de la última tecnología en nuestros utilitarios es uno de los nuevos sugerentes negocios en los que la industria está centrando su mirada (y sus esfuerzos), tanto para la seguridad como para el ocio a la hora de conducir.

Cada año se producen en los 25 países miembros de la Unión Europea 1,4 millones de accidentes, en los que pierden la vida 40.000 europeos. Los errores humanos siguen siendo los responsables del 93 por ciento de estos incidentes, que cuestan 200.000 millones de euros al año, lo que equivale al 2 por ciento del PIB de la Unión Europea. Mientras, los atascos de tráfico afectan al 10 por ciento de la población europea y cuestan 50.000 millones de euros al año. Por eso, los estados miembros se han marcado como objetivo reducir a la mitad el número de fallecimientos en carreteras para el año 2010.
La comisaria de TI, Viviane Reding, es la impulsora de esta iniciativa con la que la Comisión quiere asegurarse de que los fabricantes de coches instalan las últimas tecnologías de seguridad en sus nuevos vehículos. Según los números del organismo europeo, existen una serie de tecnologías que podrían reducir en un 10 por ciento las muertes en carreteras y prevenir miles de accidentes. Además, los sistemas electrónicos de gestión de tráfico también pueden servir para reducir la congestión, que cuesta a la economía de la UE cerca de 50.000 millones de euros al año en retrasos.

En qué consisten estos equipos
El sistema eCall, por el que los vehículos contactan automáticamente con los servicios de emergencia en caso de accidente, podría reducir estas fatalidades de un 5 a un 15 por ciento si todos los nuevos vehículos tuvieran incorporada esta tecnología en el año 2010, según Rosalie Zobel, responsable de Sociedad de la Información en la comisaría.
Dispositivos como control de crucero, que ayudan a prevenir las colisiones al controlar la posición del vehículo que va delante, podrían ayudar a que no se produjeran cerca de 4.000 accidentes anuales con que sólo 3 de cada 100 vehículos tuvieran instalado este sistema en 2010.
También existen otros dispositivos que controlan la posición del coche dentro de los carriles, un sistema que podría evitar 1.500 accidentes si el 0,6 por ciento de los automóviles tuviera esta tecnología dentro de 4 años, según defiende la Comisión. Por su parte, aquellas tecnologías que controlan los ojos de los conductores y hacen saltar las alarmas si éste corre el riesgo de quedarse dormido podrían evitar el 30 por ciento de los impactos mortales que se producen y el 9 por ciento de todos los accidentes con resultado de muerte.
La Comisión quiere acelerar la adopción de estas tecnologías y acabar con la lentitud que tienen los fabricantes de automóviles a la hora de instalar estos sistemas, que mejoran la seguridad vial, como los sistemas electrónicos de estabilidad. Sin embargo, fuentes oficiales de la Comisión admiten que existen muchos obstáculos que impiden una rápida adopción de estos nuevos dispositivos, tanto legales como técnicos.

Google y Siemens nos aparcan el coche
Pero, como decíamos, no todos los intentos de introducir la última tecnología en nuestros vehículos están pensados para la seguridad, o al menos no de manera estricta.
Así, y aunque pudiera parecerlo, no es ciencia ficción. Hemos llegado a un punto en el que las tecnologías se encuentran en el camino adecuado para permitir que tanto la conducción como incluso maniobrar para aparcar, sea cada vez más sencillo. Así lo promete la subsidiaria estadounidense del fabricante de automóviles alemán Volkswagen, que se ha unido a Google y Nvidia para juntos desarrollar un sistema de navegación que reproducirá en imágenes en 3D la ruta elegida, en lugar de las habituales imágenes en 2D que reflejan los sistemas actuales.
De este modo, tanto conductores como pasajeros podrán “reconocer de forma instintiva dónde se encuentran” en relación con el terreno que les rodee, según explican fuentes de las empresas. Sobre todo, será útil en zonas urbanas, en las que, según estos portavoces, reproducirán las calles con un tamaño muy preciso de la relación que existe entre éstas y los edificios cercanos.
El prototipo presentado ahora incluye una pantalla táctil, una interfaz de Google Earth, gráficos avanzados y mapas en 3D, así como conexión GPS. Eso sí, al tratarse aún de un prototipo, las empresa no han comunicado cuándo estarán disponibles los productos basados en estos trabajos de desarrollo. Para aquellos que todavía no lo conozcan, Google Earth es una base de datos con imágenes gratuitas obtenidas desde satélite, que se lanzó el pasado año.
Pero Volkswagen no se queda sólo aquí, puesto que desde su laboratorio de investigación electrónica de Palo Alto, California, está trabajando en otro tipo de avances tales como actualizaciones de información personaliza automáticas.
En esta misma línea, Siemens también juega un papel fundamental en todo este proyecto, puesto que una tecnología propia que actualmente está en desarrollo será la encargada de ayudar a los conductores no sólo a localizar lugares para aparcar el coche, sino que también les aparcará el vehículo.

Park Mate te busca un hueco
El producto, bautizado como Park Mate, escaneará las calles buscando un espacio libre para aparcar el coche. Lo logrará utilizando sensores ultrasónicos y un radar. Así, cuando el dispositivo detecte un sitio adecuado, alertará al conductor, para que pare y espere. En ese momento, se hará con el control de vehículo, diciendo únicamente al conductor cuándo debe moverse hacia delante o hacia atrás y cuándo parar. El conductor podrá seguir todo el proceso desde una pantalla de navegación instalada dentro del vehículo.
Actualmente, Siemens está probando esta tecnología en coches de BMW y Audi, pues para que pueda utilizarse, primero debe ser instalada en fábrica en los vehículos, pues no se trata de un dispositivo que pueda instalar la gente por sí misma. Las previsiones de Siemens respecto a esta tecnología son que pueda entrar en producción en 2008.


Los primeros coches de Fiat con Windows
-----------------------------------------------------------
Fiat tiene ya los primeros coches que llevan incorporado un nuevo sistema, basado en Windows, que permitirá a los conductores tener más opciones para manejar, mediante sistemas de manos libres, sus teléfonos móviles, entre otras mejoras. Este sistema utiliza la tecnología Bluetooth para permitir a los conductores controlar los teléfonos móviles y otos dispositivos. El sistema, denominado Blue&Me, está basado en el software Windows Mobile for Automotive.
Microsoft y Fiat anunciaron su alianza en junio de 2004 para trabajar en Blue&Me, que permite a los conductores utilizar un botón en el volante para controlar

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información