| Artículos | 01 DIC 1996

Llegan al mercado los CD reescribibles

Tags: Histórico

El CD-ROM ha dado un gran paso en su desarrollo. Recientemente, han sido dados a conocer nuevos sistemas con capacidad para escribir, leer y reescribir grandes cantidades de datos. Los mismos, denominados CD-RW, pueden almacenar un máximo de 650 MB de información, y pueden ser reescritos miles de veces.

Entre las compañías que se encuentran detrás de estos desarrollos cabe destacar a Hewlett-Packard, Mitsubishi Chemical, Philips Electronics, Ricoh Company y Sony, quienes han señalado que habrá productos disponibles en el próximo mes de marzo.

Sin embargo, los precios se disparan. Los lectores correspondientes, que pueden utilizarse tanto para los nuevos CD-RW como para los CD-R (CD grabables), costarán aproximadamente 750 dólares. En cuanto a los discos en sí, el precio de los CD-RW se establecerá en 25 dólares, bastante superior a los 7 dólares de los CD-R actuales.

Como viene siendo habitual, los precios de los CD-RW descenderán en los próximos meses. Al principio, los fabricantes han indicado que los introducirán en el mercado como periféricos y, posteriormente, pasarán a incorporarlos en sus máquinas tras la bajada de precios.

Junto al CD-RW se encuentran los DVD, otra de las tecnologías emergentes con capacidad para almacenar hasta 4,5 GB. Las diferencias entre ambos serán decisivas a la hora de elegir entre adquirir unos u otros sistemas.

En primer lugar hay que destacar que los DVD, previstos para principios de año, son capaces de leer discos tanto DVD como CD-RW, pero no pueden escribir en ninguno de ellos. En cuanto a los lectores CD-RW, pueden grabar en CD-R y CD-RW, pero no leer DVD. Y, por último, los existentes lectores CD-ROM pueden leer CD-R pero no CD-RW.

Otra opción para el consumidor son los discos con gran capacidad de almacenaje, como los Zip de Iomega, que permiten trabajar con discos reescribibles de 100 MB.

En consecuencia, los CD-R son las grandes perdedores en la partida pues, dado que los CD-RW pueden leer ambos tipos de discos la demanda de aquellos decrecerá rápidamente.

Asimismo, los expertos aseguran que cuando el DVD consiga discos reescribibles, los CD-RW tendrán que cederles parte de su mercado. Por el momento, esta posibilidad se ha retrasado debido al temor a la piratería y a problemas tecnológicos aunque se espera que a finales de 1998 el mercado pueda disfrutar de estos dispositivos.

Por su parte, los fabricantes de CD-RW confían en que ambas tecnologías coexistirán al menos en los próximos cinco años.

Aunque el CD-ROM se mantiene fuerte

Pese a todo lo anterior, el mercado del CD-ROM mantiene su fuerza, especialmente en las aplicaciones que trabajan con grandes cantidades de datos. A diferencia de los sistemas de almacenamiento ópticos propietarios, los grabadores CD-ROM permiten almacenar grandes cantidades de datos en un sólo disco y distribuirlo a un grupo de trabajo que utilice un servidor con un dispositivo CD-ROM.

Otra de las diferencias es que no necesitan de un administrador para instalar un software de acceso específico en cada una de las estaciones de trabajo que necesite los datos del mismo.

El precio es otro de los puntos clave a la hora de decidirse por adquirir un CD-ROM normal o un óptico, además de que resulta más flexible y versátil, según analistas de Datapro Information Services.

De acuerdo con expertos del Delphi Consulting Group, el mercado de software para CD-ROM crecerá especialmente en el campo de los grupos de trabajo. Para funciones de archivo, este tipo de dispositivos resulta viable, pero no es aún óptimo en lo referido a tecnologías on-line, pues los usuarios requieren acceso inmediato virtual a la información, y las aplicaciones que gestionan este tipo de entornos no están aún maduras.

Y el DVD impulsa el óptico

Si las previsiones de Dataquest son ciertas, en el año 2000 el mercado del DVD facturará 4.100 millones de dólares en todo el mundo, frente a los 35 millones de este año, con el consiguiente impulso tanto para la electrónica de consumo como para el ordenador personal.

Según los analistas, dicha tecnología permitirá también la expansión del almacenamiento óptico, y se prevé un exceso de oferta durante el primer trimestre, debido al gran interés que ha suscitado entre los fabricantes la nueva tecnología.

Pese a que el DVD se presenta como el sustituto del CD-ROM, por el momento, los ingresos derivados de su venta no serán similares hasta el año 2000. Para este año se prevé que el mundo del CD-ROM alcance ventas por valor de 5.215 millones de dólares, frente a los 35 millones previstos para los DVD en 1996, y los 349 en el 97.

De acuerdo con datos de la misma consultora, la industria de unidades de almacenamiento ópticó incrementó sus cifras el año pasado un 69 por ciento, hasta alcanzar los 4.600 millones de dólares. De este total, un 84 por ciento correspondió al mundo del CD-ROM, con el mercado doméstico como uno de los principales compradores. En este sentido hay que señalar el apoyo de los equipos multimedia, que doblaron sus cifras en 1995 frente al año anterior.

Mercado mundial de unidades de almacenamiento óptico

(en millones de dólares)

Tecnología 1996 1977 2000

CD-ROM 5.215 5.834 3.433

DVD-ROM 35 349 4.113

Fte: Dataquest

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios