| Noticias | 13 JUL 2004

Linux se adjudica otro contrato gubernamental europeo

Tags: Histórico
El equivalente francés a nuestro Ministerio de Fomento va a migrar sus 1.500 servidores Windows NT a una versión, desarrollada especialmente para la cartera ministerial, de Linux Corporate Server de MandrakeSoft. Para muchos, ésta es una prueba más de que las principales organizaciones europeas están tratando al software de código fuente abierto como una seria alternativa al software propietario.
Dealer World
MandrakeSoft anunciaba recientemente que dos distribuciones Linux basadas en Corporate Server, y desarrolladas específicamente para las necesidades del Ministerio de Fomento francés, habían sido seleccionadas para la migración. Además, el organismo galo también ha contratado una serie de servicios, como monitorización técnica, formación y soporte técnico.
Entre los sistemas de la cartera ministerial se incluyen 60.000 estaciones de trabajo y 2.000 servidores NT que están a punto de llegar al fin de su ciclo de vida. Estos sistemas están repartidos entre 160 oficinas remotas, según MandrakeSoft. Son cerca de 100.000 las personas que trabajan bajo las órdenes de este departamento.
El ministerio, como otros organismos públicos, ha asegurado que la migración a plataformas de código abierto se debe, en parte, para evitar verse limitado a la tecnología de un fabricante en particular, así como para reducir los costes asociados a las tecnologías. Cabe recordar que aunque Linux se está extendiendo poco a poco, especialmente en el área servidor, aún son pocas las estaciones de trabajo con este sistema operativo. Hasta la fecha, el mayor apoyo gubernamental en ambos ejes provenía del ayuntamiento de la localidad alemana de Munich.
Sin embargo, según IDC cada vez hay más organizaciones, especialmente del ámbito público, que están apostando por Linux. Entre estos nuevos contratos que está ganando esta industria se encuentra un banco irlandés (Allied Irish Banks) o el gobierno del sur de Nueva Gales. En nuestro país, destaca el caso de la Junta de Extremadura.
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios