| Artículos | 15 FEB 2005

Lexmark P915

Tags: Histórico
Sencillez y naturalidad, al mejor precio
Ramón A. Fernández.
Dentro de la amplia gama de impresoras de inyección de tinta con la que cuenta este fabricante, el nuevo modelo P915 se posiciona como una solución que cubre con muy buena nota las expectativas de los usuarios domésticos con crecientes inquietudes por la fotografía digital.
A grandes rasgos, su nuevo modelo P915 es una impresora de inyección de tinta a color dotada de una elevada calidad gráfica y que, además, incorpora ciertas funcionalidades para ser el complemento perfecto a nuestra cámara fotográfica digital con la que poder plasmar en el tangible papel todo tipo de imágenes sin que sea necesaria la intervención del PC. En este sentido, la propuesta de Lexmark ofrece un elevado rendimiento ya que es capaz de imprimir, en el modo más económico, hasta 22 páginas por minuto cuando se trata de documentos de texto en negro o de 15 paginas por minuto en el caso de documentos a color. En el lado opuesto, si lo que persiguen nuestros clientes es disponer de una calidad de impresión lo más próxima posible a la fotografía tradicional, la P915 resulta igualmente valida para estos menesteres. Concretamente, se puede alcanzar una resolución máxima de 4.800 x 1.200 ppp siempre y cuando se utilice el tipo de papel adecuado. Asimismo, la posibilidad de imprimir fotografías sin bordes así como la utilización de tintas especiales con las que aumentar la durabilidad de las impresiones, son dos requisitos indispensables que no puede faltar en un producto dirigido preferentemente al segmento de la impresión fotográfica.
Al igual que otros modelos, y con el objeto de facilitar al máximo las tareas de mantenimiento y configuración, Lexmark integra un sistema de alineación automático de los cartuchos y un sensor para detectar el tipo y calidad de papel depositado en la bandeja de entrada.
En lo que se refiere al apartado de consumibles, hemos de señalar que es precisamente éste su punto más débil. A este respecto, y teniendo en cuenta que se trata de una impresora con un marcado carácter fotográfico, tan sólo dispone de dos cabezales de impresión en los que se alojan, de serie, un cartucho tricolor y otro fotográfico. Asimismo, la reducida capacidad de los cartuchos de tinta utilizados no es una característica que ayude a alargar la vida de los mismos y reducir el TCO del equipo. No obstante, para optimizar el comportamiento de la impresora y minimizar costes en la impresión de documentos de texto, el cartucho fotográfico puede ser sustituido por un cartucho de tinta negra.
En cuanto a su comportamiento en nuestro particular banco de pruebas, cabe significar que los valores obtenidos en cuanto a velocidad de impresión estuvieron algo lejos de las cifras que anuncia el fabricante en las especificaciones técnicas. Por el contrario, en la calidad de las impresiones fotográficas mostró unas sobresalientes cualidades, asentadas en una elevada nitidez y naturalidad cromática de las imágenes, aunque con cierta tendencia a una ligera saturación en algunas tonalidades, tanto sobre soportes fotográficos como sobre papel normal, que puede corregirse fácilmente realizando los pertinentes ajustes en el controlador de impresión. En cualquier caso, la calidad de ofrecida bajo papel normal resulta del todo apropiada para los trabajos habituales que con mayor frecuencia de realizan con esta clase de dispositivos.
Entre las múltiples características adicionales que hacen de esta impresora un producto perfectamente valido para los aficionados al mundo de la fotografía digital, destaca la presencia de una pantalla LCD que permite la visualización y edición de las imágenes en la propia impresora mediante la correspondiente utilización del nutrido panel de control. Asimismo, también se incluye un funcional lector de tarjetas multiformato en el que poder insertar los modelos de tarjetas más comunes y acceder a su contenido, ya sea para la impresión directa de las imágenes que puedan contener o para extraer y/o almacenar información en las mismas. Además, junto a las citadas ranuras se encuentra también un conector de interfaz PictBridge que permite la conexión directa de cámaras fotográficas compatibles con este estándar de comunicación independiente.
En conclusión, la nueva P915 es una impresora fotográfica sencilla de utilizar que ofrece prestaciones más que suficientes para los aficionados a la fotografía digital que no persigan calidades del máximo nivel ni funcionalidades fuera de lo común, y cuyo precio final resulta un factor de notorio peso específico en un segmento que suele mirar con lupa esta cuestión.


LO MEJOR
- Relación funcionalidades/precio.
- Controladores y software

LO PEOR
- Consumibles


Ficha de Producto
-------------------------
Fabricante: Lexmark
Internet: www.lexmark.es
Teléfono: 914 360 048
Precio: 159 ¤
Calificación: 4,5 (Garantía Dealer World)
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios