| Noticias | 08 MAR 2006

Lexmark P450. Impresora fotográfica de inyección de tinta

Tags: Histórico
A primera vista, el modelo P450 ofertado por Lexmark presenta una apariencia singular que se asemeja a un equipo multifunción en miniatura. No obstante, su tamaño sobrepasa ampliamente al presentado por el resto de modelos analizados en estos días en Dealer World Web. En su defensa hemos de señalar que al típico diseño de las impresoras de tinta fotográficas provistas de pantalla LCD a color y de lector multiformato de tarjetas de memoria, Lexmark ha incorporado una unidad de CD-R/RW desde la cual poder visualizar e imprimir todas aquellas imágenes almacenadas en este popular soporte de almacenamiento removible.
Dealer World
Se trata por tanto de una impresora fotográfica basada en la tecnología de inyección de tinta capaz de alcanzar una resolución máxima de 4.800 x 1.200 puntos mediante la utilización de un único cartucho de tres colores, ofreciendo una calidad de imagen notable y rica en detalles, aunque se aprecia una menor definición final en los más pequeños detalles.

Por todo lo visto hasta este momento, cabría pesar que estamos ante otra típica impresora fotográfica especialmente diseñada para trabajar con el formato de papel 10x15 centímetros. Sin embargo, y al contrario que el resto de fabricantes, Lexmark ha diseñado un producto que prescinde completamente del ordenador personal para su óptimo funcionamiento y total explotación de sus posibilidades. Es decir, la P450, aunque cuenta con un puerto USB, no está concebida para su conexión al PC. Por lo tanto, carece de controladores de hardware y de aplicaciones de software que acompañen a este producto.

Gracias a la pantalla LCD, el manejo es muy intuitivo y también es posible ajustar bastantes parámetros para cada impresión mediante un sencillo menú. A diferencia de sus rivales, Lexmark ofrece una clara y gráfica información en la pantalla y ha configurado un panel de control con seis botones que guarda una gran analogía con las interfaces informáticas. En nuestra opinión, todo un acierto, dado que permite manejar cómoda y rápidamente las funcionalidades que incorpora. A este respecto, cuenta con las típicas funciones de corrección de ojos rojos y aplicación de filtros de color, así como selección del tamaño y calidad del papel. También podemos definir la calidad de impresión entre los valores de borrador, normal y fotográfico. Sin embargo, se echa en falta la inclusión de herramientas de ampliación/reducción, creación de postales gráficas, o la posibilidad de mejorar la apariencia final de las imágenes que no se limite a un sencillo ajuste del brillo.

Otro de los baluartes de este producto lo encontramos en sus posibilidades de conexión. Además de las obligadas conexiones al PC y cámaras fotográficas, mediante sendos puertos USB, este último soporta los estándares PictBridge y USB Direct Print. Asimismo, también podremos conectar la impresora de forma inalámbrica con otros dispositivos, tales como teléfonos móviles y PDA compatibles con la especificación Bluetooth. Por desgracia, y al igual que el resto de modelos evaluados, esta posibilidad se ofrece de manera opcional.

En cuanto al lector de tarjetas de memoria, sobresale por permitir una amplia amalgama de formatos. Su accesibilidad en el lado derecho del frontal es del todo apropiada y la velocidad de acceso a los datos es netamente superior a cuantas hemos tenido ocasión de analizar. Además, la posibilidad de volcar el contenido de las distintas tarjetas a un soporte de tipo CD-R/RW o una memoria flash de tipo USB, nos permite prescindir prácticamente del PC a la hora de efectuar el almacenamiento definitivo de las imágenes digitales.

En lo que se refiere al tratamiento del color y calidad de impresión, hemos de señalar que este dispositivo logra restituir de forma bastante fidedigna las distintas tonalidades e intensidad cromática de las imágenes digitales originales. No obstante, la calidad de los degradados no está a la misma altura que sus rivales. Asimismo, la granulosidad característica de los modelos de inyección de tina es algo más evidente que en las propuestas de Epson y HP. A diferencia de los modelos que utilizan la tecnología de tinta, el modelo de Lexmark no destaca por ofrecer un bajo nivel de ruido durante su funcionamiento.

En definitiva, la propuesta de Lexmark cabe calificarla como una opción equilibrada capaz de cubrir las exigencias de aquellos usuarios domésticos que busquen una impresora fotográfica de sencillo uso pero con abundantes herramientas que permitan un funcionamiento totalmente independiente del ordenador personal.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información