| Noticias | 07 ENE 2003

La recepción de correos electrónicos no deseados puede generar cuantiosos costes

Tags: Histórico
Un estudio presentado por Ferris Research cuantifica el coste anual generado a causa del spam en 8.900 millones de dólares en el caso de las compañías norteamericanas, 2.500 millones de dólares en las empresas europeas y 500 millones en el caso de los proveedores de servicios de ambos continentes.
María Luisa Melo
Marten Nelson, analista de la consultora, confirma que si bien la mayoría de los mensajes de correo electrónico no deseados pueden ser borrados rápidamente, siempre hay alguien que pulsa en ellos para averiguar más información.
Por otro lado, cabe la posibilidad de que acaben siendo filtrados mensajes de correo electrónico legales que no incurren en ninguna violación de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información (LSSI).
Teniendo en cuenta que se tarda una media de 4,4 segundos en ocuparse de un mensaje de correo electrónico no deseado, esto provoca unas pérdidas de productividad de alrededor de 4.000 millones de dólares en las empresas norteamericanas cada año. Otros 3.700 millones de dólares provienen de aquellas compañías que tienen que adquirir servidores más potentes, banda ancha, así como ampliar la plantilla de empleados. El resto corresponde a empresas que suministran soporte a los usuarios receptores de correos electrónicos no deseados.
“Los menores costes se registran en Europa, donde el spam no es un problema tan acusado como en Estados Unidos”, han explicado fuentes de la consultora. “Sin embargo, es posible que esta tendencia se incremente, al añadir los costes provocados por la práctica de este delito a través de la tecnología inalámbrica, una situación creciente, al igual que la mensajería multimedia se populariza”.
Por otro lado y según una encuesta on-line realizada por la consultora Harris Interactive, aquellos que no sufren el continuo “ataque” de mensajes electrónicos no deseados se encuentran en absoluta minoría.
Y es que alrededor del 80 por ciento de los encuestados ha reconocido que sufre spam. Además, hay que tener en cuenta que este porcentaje se ha visto incrementado notablemente desde 2000, cuando alrededor del 49 por ciento de los encuestados afirmaba tener que soportar la entrada indiscriminada de correos electrónicos en la bandeja de entrada de su Outlook.
Los encuestados consideran que los mensajes de correo electrónico más dañinos son aquellos con contenido pornográfico, seguida por hipotecas y préstamos, inversiones y bienes inmuebles.
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios