| Artículos | 15 NOV 2003

La industria de microprocesadores se reúne en torno al MPF

Tags: Histórico
AMD, IBM, Fujitsu Siemens, Sun Microsystems o Transmeta fueron algunos de los asistentes
Bárbara Madariaga.
A medidos del mes pasado, la ciudad californiana de San José reunió a diversos fabricantes para hablar sobre el futuro del mercado de microprocesadores. Así, durante una semana, algunos de los principales jugadores de la industria, como AMD, IBM, Transmeta, Sun Microsystems o Fujitsu, desvelaron algunas de las que serán sus apuestas a corto y medio plazo. Si hace un mes fue Intel el que eclipsó el mercado con sus múltiples anuncios, en esta ocasión, AMD y su arquitectura de 64 bits, entre otras novedades, tuvieron un lugar destacado durante la celebración de la Conferencia Anual de Microprocesadores (MPF), junto a IBM y su Power5, o Transmeta con un software que trata de minimizar la disipación de la potencia.

Si hace escasamente un mes Intel celebró su Conferencia Anual de Desarrolladores (IDF), a mediados del pasado mes de octubre el resto de la industria se congregó en San José (California), durante la Conferencia Anual de Microprocesadores (MPF), donde se dieron a conocer, además de novedades, las tendencias futuras de este mercado.
Entre los asistentes se encontraban AMD, Transmeta, Sun Microsystems, Fujitsu o IBM, todos ellos con las “pilas cargadas” y apostando por el desarrollo de este mercado, clave para el desarrollo futuro del sector.

Cambiar el hardware en vez del software
Si Intel fue el protagonista el mes de septiembre, en esta ocasión fue AMD el encargado de desvelar cuáles son sus principales propuestas en el mercado de microprocesadores. Una de las principales conclusiones no dejó de llamar la atención a los asistentes. Y es que, después de 30 años diciendo a los desarrolladores de software que tienen que adaptar sus aplicaciones a los equipos de hardware, parece que ha sido en esta feria cuando AMD se ha dado cuenta de que igual es más fácil hacerlo al revés; es decir, que sea el hardware el que se adapte a los cambios del software. Por lo menos ésta fue una de las conclusiones de Fred Weber, director de tecnología de AMD. El responsable de la multinacional destacó que hoy en día los diseñadores de hardware gastan fuerzas en desarrollar los microprocesadores para luego adaptarlos a los chips y que estos puedan trabajar bajo diferentes tipos de software. Según palabras de Weber, la arquitectura x86 se utiliza en diversas áreas, como servidores de almacenamiento o dispositivos de networking, “porque los desarrolladores de hardware han estado buscando nuevas vías en las que puedan adaptar los procesadores AMD al software existente”.
Weber también quiso destacar que “entre el 1 y el 5 por ciento de los transmisores de un microprocesador se dedican a la interpretación del set de instrucciones. Los mayores problemas para los ingenieros de software se encuentran en las nuevas áreas, tales como la seguridad, el acceso de memoria o el rendimiento”.

Multiprocesadores, otra de las tendencias
Una de las noticias más relevantes que protagonizó AMD durante la celebración del MPF fue el anuncio del próximo desarrollo del diseño dual, que facilitará la fabricación de dispositivos multiprocesadores, como pueden ser el UltraSPARC V de Sun Microsystems o el Power5 de IBM (ambos fabricantes también estuvieron presentes en la celebración de la conferencia de microprocesadores).
El desarrollo de estos dispositivos hará, según fuentes de la multinacional estadounidense, que la Ley Moore quede atrás y que la Ley Amdahl (nombre que se debe a su creador, Gene Amdahl, que también fue uno de los precursores de los mainframe) empiece a tenerse en cuenta. Esta ley establece los límites de rendimiento de los procesos en paralelo.

Los 64 bits desde perspectivas diferentes
Pero la polémica entre el software y el hardware o los multiprocesadores no fueron los únicos temas que trató AMD en el MPF. Así, otro de los sectores en los que este fabricante está prestando especial atención, y que, como no podía ser de otro modo, tenía que tener su mención especial en la celebración de esta feria, es la ya conocida arquitectura de 64 bits, que, aunque para todos es el futuro, lo cierto es que en su desarrollo los dos principales jugadores de la industria están siguiendo vías diferentes. Así, mientras AMD ha continuado el desarrollo de los 64 bits a partir de los 32, Intel ha rediseñado la arquitectura y, aunque no ha empezado totalmente de cero, lo cierto es que sus procesadores de 64 bits se están construyendo bajo el protocolo EPIC (Explicitly Parallel Instruction Computing).

Pero no todo fue AMD...
A pesar de lo que pueda parecer, AMD no fue el único que participó en este evento. Así, IBM, Sun Microsystems o Transmeta, también acudieron para presentar tanto su oferta en este mercado, como para descubrir algunas de las tendencias de este sector.
IBM, por ejemplo, acudió con su Power5, y fue Balaram Sinharoy, director científico de Power5 de IBM, el encargado de dar más detalles de su procesador, en el que este fabricante lleva trabajando desde hace ya algunos años. “El Power5 está siendo construido en un nivel superior a su antecesor, el Power4, y estamos intentando que permita que un mayor número de procesadores puedan ser utilizados en un sistema, además de mejorar la capacidad de funcionamiento”. Al igual que el Power4, este dispositivo incorpora dos núcleos de procesadores en un único chip. La diferencia, que el Power5 incorpora una “puerta de atrás”, tal y como la denominó el responsable de IBM, “que hace que este dispositivo tenga mayor escalabilidad con los multiprocesadores. Además, la memoria caché mejora el rendimiento reduciendo la latencia del L3”. Cabe señalar Cada Power5 soporta un total de 1.024 GB de memoria, el doble que su antecesor cuya capacidad ascendía a los 512 GB. A priori, este dispositivo estará en el mercado en 2004, aunque IBM ya tiene previsto que para el año siguiente vean la luz los Power5 de 90 nanómetros. El Power6 no está previsto hasta 2006.

Transmeta presenta LongRun2
Y llegamos a Transmeta. Uno de los anuncios más esperados fue realizado por David Ditzel, vicepresidente de la firma y director general de tecnología, que aseguró que Moore vaticinaba la duplicación de los transistores contenidos en un procesador cada dos años “nuestro nuevo software, LongRun2, está siendo desarrollado con la intención de que reduzca la cantidad de potencia que, sin darse cuenta, se disipa en los microprocesadores”, un fenómeno que también se conoce bajo el nombre de “filtrado”. “La industria todavía se está preguntando de qué forma vamos a lograr este objetivo. Y es que hay que tener en cuenta que la filtración es uno de los principales límites de la Ley Moore, y ésta no se cumplirá si no somos capaces de solventar el problema”, afirmó David Ditzel.
Ya hay fabricantes que están intentando solucionar el filtrado, como puede ser el caso de IBM, compañía que a través del silicio aísla parte del procesador, de tal forma que la potencia que se disipa sea la menor posible. Pues bien, a pesar de estas técnicas, según el responsable de Transmeta, su tecnología va más allá. Basada en el software LongRun (presentada en el año 2000 para gestionar el consumo de potencia de los sistemas Crusoe) ésta aumenta o disminuye el reloj de la velocidad y la capacidad de las existencias de la potencia del chip dependiendo de cuánt
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios