| Artículos | 15 JUL 2000

Kit de red Ethernet

Tags: Histórico
La solución más rápida y económica
Ramón A. Fernández.
A estas alturas de curso, volver a recordar los sustanciales y numerosos beneficios que el trabajo en grupo puede aportar a una organización empresarial, es como poco una ingenuidad. A pesar de los evidentes motivos que aconsejan la adecuación de los sistemas informáticos para que puedan compartir la información entre ellos, son precisamente las PYMES las más reacias a la adopción de medidas que puedan poner en marcha esta nueva forma y metodología de trabajo.

Quizá plantear la instalación de una red informática en toda regla, con equipos servidores, concentradores (hubs), conmutadores (switch), enrutadores (routers), sistemas operativos de red, y toda la lista e elementos necesarios, sea una inversión demasiado elevada para los siempre escasos recursos de los pequeños ámbitos a los cuales nos estamos refiriendo.
Además, en muchas ocasiones, y según la particularidad de cada negocio, no es necesario la instalación, configuración y puesta en marcha de un sistema informático que pueda trabajar en red con todo lujo de servicios y capacidades, sino más bien, precisan los componentes básicos para que se pueda dar la suficiente cobertura a los requisitos y necesidades mínimas de las estructuras de menor calibre tales como los grupos reducidos de ordenadores en los cuales se desee intercambiar ciertos documentos e información. Es decir, cuando simplemente se necesita establecer un enlace de red entre distintos equipos para compartir archivos, dispositivos o, incluso, el acceso a Internet, basta únicamente con realizar una unión física entre los distintos equipos y ajustar convenientemente la configuración del protocolo o protocolos de comunicación a utilizar.
Para conseguir este objetivo, sólo es necesario contar con una tarjeta adaptadora de red (NIC) por cada ordenador, un concentrador que sirva de punto común de unión, y los imprescindibles cables de red que unan físicamente los distintos dispositivos con el concentrador, prescindiendo de otros dispositivos de red muchos más sofisticados y caros, y de herramientas específicas de software que permitan un mejor aprovechamiento de los recursos de los entornos de trabajo en red.
No obstante, cuando ya se tiene una pequeña red montada y surge la imperiosa necesidad de ampliarla por la incorporación de nuevos equipos, puede ser que los medios disponibles no sean suficientes y, además, poco adecuados. Por ejemplo, en una pequeña red, los concentradores pueden ocuparse fácilmente de todo el tráfico generado, pero cuando una red de un único segmento llega a tener alrededor de 25 usuarios, es más que probable que se deba que reducir el tráfico innecesario. En estos casos, el uso de un conmutador (swicht) permite segmentar la red para lograr este propósito.
Cabe recordar que los conmutadores y los concentradores se utilizan a menudo en la misma red. Por un lado, los concentradores expanden la red añadiendo más puertos, mientras que los conmutadores, además de expandir, permiten dividir la red en secciones más pequeñas y menos congestionadas optimizando los tiempos de acceso a los recursos y el tráfico de información a través de toda la red.
Con una sencilla configuración de red basada en los elementos descritos, se evitan las molestias y contratiempos de tener que almacenar un documento en un disquete, o en varios, como es la opción más habitual, para que pueda ser utilizado por otro usuario, o para que pueda ser impreso en la impresora a color que únicamente tiene el encargado de la oficina. Además, si se dispone de un único módem y una cuenta con algún proveedor de servicios de Internet (IPS), no resulta demasiado complicado permitir el acceso compartido a los recursos de la Web al resto de los usuarios o empleados del grupo de trabajo.
En síntesis, cualquier negocio que disponga de dos o más ordenadores y necesite que estos estén conectados, puede encontrar en estos kits de instalación rápida una solución más que adecuada a las necesidades planteadas. Asimismo, aquellos departamentos o entornos algo mayores que necesiten ampliar el número de puestos trabajo, tienen en estos paquetes los elementos necesarios para extender su estructura de red sin apenas esfuerzo y con una mínima inversión.

Ventajas e inconvenientes
Pero, ¿qué hace ser a estos kits tan atractivos a las necesidades descritas? Pues para empezar, si bien el precio puede no ser todo lo seductor que el cliente quisiera, se ha de tener en cuenta que estos productos están pensados para que puedan instalarse por el propio cliente o por alguno de sus empleados que tenga algunos conocimientos sobre informática.
También hay tener en cuenta que los elementos incluidos en cada paquete se deben ajustar totalmente a las necesidades. Por ejemplo, si uno de los equipos se encuentra demasiado distante del resto o si la distancia entre todos ellos es más que considerable, puede resultar que los cables incluidos no sean lo suficientemente largos y, por consiguiente, es imprescindible emplear otros de mayor longitud que deberán ser adquiridos o fabricados independientemente, con el consiguiente desembolso económico. Asimismo, los equipos que vayan a alojar las tarjetas deberán contar con al menos una ranura PCI libre para poder instalar la tarjeta de red, ya que de lo contrario, si estos ordenadores acumulan, además de una gruesa capa de polvo, una larga serie de años, habrá que replantarse una profunda revisión y actualización los equipos informáticos de la empresa.
Si se cumplen los requisitos anteriores, las ventajas de esta modalidad repercuten directamente un el bolsillo del cliente, ya que el ahorro es más que notorio.

Ovislink EasyNet FSH8S/SR/ST
La propuesta de Ovislink está compuesta por un conmutador Ethernet (switch) con 8 puertos, tres tarjetas de red a 10/100 Mbps y tres cables de red del tipo par de hilos trenzados no blindado de categoría 5 (UTP) cuya longitud de 5 metros permite un adecuado distanciamiento entre puestos de trabajo. Con este conjunto de elementos la orientación de este producto está bastante clara y tendente a ofrecer una solución a aquellos clientes que necesite ampliar su red de trabajo y, al mismo tiempo, quieran o deseen optimizar su funcionamiento mediante la segmentación de la misma.
Como elemento más destacable de este kit, tenemos la atrevida propuesta de Ovislink al ofrece el conmutador FSH8S SOHO 10/100 Base-TX con 8 puertos de extensión.
Entre las características más importantes de estos dispositivos están los 8 puertos de Clase II RJ-45 para conexiones 10Base-T o 100Base-TX en redes Ethernet con una velocidad de transmisión dual de 10/100 Mbps soportando los estándares IEEE 802.3 y IEEE 802.3u. Además, implementa la función de transmisión half/full duplex en todos los puertos gracias al soporte del estándar ANSI/IEEE Std 802.3 Nway auto-negociación. De este modo, con las tarjetas incluidas en el paquete, y siempre que estén directamente conectadas a este conmutador, se consigue doblar el rendimiento de la transmisión fácilmente al poder emitir y recibir al mismo tiempo.
El panel frontal presenta tres luces de estado por cada puerto, más otra que indica que el equipo está encendido. Estas tres luces con diferentes colores revelan actividad en la conexión, funcionamiento en modo duplex y conexión a 10 ó 100 Mbits, cubriendo convenientemente este apartado.
Internamente, incluye un potente ventilador para disipar conven

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información