| Artículos | 01 NOV 2004

José Ignacio Abia, director general de Olympus Optical España

Tags: Histórico
El presente y futuro de la fotografía ya es absolutamente digital
Encarna González.
Si el pasado año asistimos a una auténtica explosión de las ventas en fotografía digital, lo cierto es que el actual también está experimentando unos resultados muy alentadores. Sin embargo, la gran prueba de fuego tendrá lugar la próxima campaña navideña, en la que los proveedores tienen puesta su mirada. José Ignacio Abia, director general de Olympus Optical España, desvela para Dealer World la estrategia que les ha llevado a reforzar su posición en este mercado y avanza los lanzamientos con los que espera cautivar al mercado en la recta final del año.

¿Cómo han transcurrido los primeros seis meses del año fiscal de Olympus?
- Si nos centramos en los resultados de la división de consumo, estamos doblando la cifra respecto al año pasado. Pero hay que tener en cuenta que estamos centrados en el mercado de la fotografía digital, que supone aproximadamente el 95 por ciento de nuestra venta en productos de consumo, y que es un mercado que todavía está creciendo a ritmos importantes. Por otra parte, también seguimos ganando cuota de mercado mes a mes, lo que hace que el resultado hasta ahora sea espléndido en un mercado sano y que está creciendo.

En el ejercicio anterior sus ventas se incrementaron un 120 por ciento, ¿manejan previsiones similares para este año?
- El año pasado, la división de consumo consiguió 51 millones de euros en ventas y este año nuestras previsiones son las de alcanzar 90 millones de euros, lo que supone, prácticamente, doblar la cifra del año anterior. A fecha de hoy, que ya llevamos seis meses, estamos obteniendo el doble de la cifra que llevábamos el año pasado en el mismo período de tiempo.

¿También en cuanto al número de unidades vendidas?
- En el mercado de fotografía digital, en cuanto a número de unidades, todavía estamos creciendo alrededor de un 110 por ciento en este primer semestre. Se trata de una tendencia que está disminuyendo, en el sentido de que esos crecimientos empiezan a no ser tan grandes porque el mercado comienza a madurar pero, de aquí a final de año, todavía habrá crecimientos muy importantes. Probablemente, acabaremos 2004 hablando de crecimientos del 50 y el 60 por ciento respecto al año anterior.

¿Su participación de mercado sigue creciendo en la misma línea?
- Este año nos está yendo muy bien. En Olympus medimos la participación de mercado mes a mes, porque son mercados que pueden cambiar muy rápidamente, y desde el inicio de nuestro año fiscal en el mes de abril, en estos seis meses estamos siendo líderes de mercado. En estos momentos, y según cifras de GFK, tenemos un 17,9 por ciento de participación de mercado, mientras que Sony tiene un 17 por ciento, con lo que estamos muy cerca y todo puede cambiar en un mes.

Canon y Sony son dos marcas que compiten directamente con Olympus en el mercado de la fotografía digital. Teniendo en cuenta sus perspectivas, ¿esperan cuotas de participación de mercado más altas que las de estos dos jugadores?
- Así lo esperamos. En estos momentos somos la empresa que, en lo que llevamos de año, más unidades de cámaras ha puesto en el mercado, seguidos de cerca por Sony, y algo más lejos por Canon. Ambas son grandes marcas con grandes productos, por lo que resulta difícil competir con ellos. No obstante, esperamos que la campaña de Navidad acabe de marcar la tendencia total del año, si bien nuestra expectativa es mantener, e, incluso, hacer más sólida esa participación de mercado. Las expectativas con el producto que tenemos para navidades son incrementar esa participación. Lo que sí creo que se va a consolidar claramente es el liderazgo de estas tres marcas y nos vamos a ir repartiendo el mercado y, aunque mes a mes puede variar la situación, espero que, dentro de esos cambios, sigamos manteniendo nuestra actual posición.

En este sentido, ¿cómo cree que va a seguir evolucionando el mercado de la fotografía digital?
- Es difícil de decir, porque una cámara digital es muy barata de fabricar si hablamos de calidades bajas, con lo que cualquier fabricante podría hacerlo. Pero el mercado español es muy “marquista” y se reconoce más la influencia de la marca en comparación con otros mercados. Por tanto, al igual que ha pasado en otros sectores, esperamos que, si hoy el 70 por ciento del mercado está dividido en cuatro marcas y el 30 por ciento se reparte entre 10 ó 15 jugadores, todo eso se vaya polarizando de tal forma que, al final, nos quedemos 4 ó 5 marcas con una parte importante del mercado. No obstante, siempre habrá muchos fabricantes, algunos de marca y otros no, que mantendrán una cierta porción del mercado.

Aún así, ¿seguirá siendo un mercado con escasos márgenes y en el que los precios se irán reduciendo?
- Es un tema de difícil solvencia que no sólo pasa con la fotografía digital. En este segmento, la competencia ha sido muy dura porque el mercado está creciendo mucho y la presencia de grandes empresas, tanto del mundo de la fotografía tradicional, como Canon o nosotros, como de la electrónica, como Sony, HP o Kodak, hacen que la competencia sea extremadamente dura. Por tanto, la cuestión del precio refuerza que no sólo los márgenes de la distribución, sino también los del fabricante, se estén reduciendo.

¿Cómo compensan esta reducción de márgenes?
- Por un lado, todos estamos creciendo mucho a base de volumen y, por otro, si hablamos de hacer crecer esos márgenes de cara a los distribuidores, la única solución es ofrecer un valor añadido. No hay que olvidar que Internet es un canal latente, todavía no muy importante en España, pero que, en el momento que se ponga a vender de verdad como está haciendo en otros países, lo “único” que les va a quedar a las tiendas va a ser ese valor añadido que tienen que ofrecer al consumidor. Está claro que Internet va a poder vivir con un margen que la tienda tradicional no es capaz de obtener y eso se tiene que solventar a base de servicio y de atención a ese consumidor.

Olympus se adentró en el canal informático de la mano de Memory Set y posteriormente con Tech Data. ¿cómo han evolucionado ambos mayoristas?
- Muy positivamente. Apostamos en primer lugar por Memory Set porque fue la empresa que mejor se comprometió con nosotros y ha cumplido totalmente sus compromisos. Había que trabajar duro para introducir una marca como la nuestra, que no era una marca del canal de informática, y escogimos sólo un mayorista por el volumen de negocio que podíamos aportar. Preferíamos tener uno solo pero con buenos volúmenes. Cuando el negocio creció, decidimos incorporar a Tech Data y ambos están evolucionando correctamente.

Hace seis meses, Memory Set canalizaba dos tercios de sus ventas. ¿Cómo se distribuye en este momento su negocio?
- Memory Set sigue siendo nuestro principal mayorista para ese canal. Tech Data llegó más tarde y, consecuentemente, le está costando más coger esa posición. Sin embargo, esperamos que la campaña navideña sea muy buena y acabe de consolidar Tech Data como nuestro segundo gran mayorista en este canal.

Por lo tanto, ¿el objetivo es que el negocio de ambas figuras se equilibre?
- Por el momento, seguimos sin estar equilibrados. Al empezar con

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información