| Artículos | 15 DIC 2001

Intel mejora el diseño de los transistores

Tags: Histórico
Rebaja de precios y Mobile Pentium 4, para enero
Arantxa Herranz.
Intel ha dado a conocer los resultados de varios años de investigación y trabajo. Se trata de un pequeño pero importante cambio en su camino por hacer los transistores más pequeños para conseguir, así, incrementos en la velocidad de los procesadores. Además, el calendario de trabajo del fabricante también contempla la reducción de precios de sus procesadores y la próxima introducción del Pentium 4 para portátiles.

Los cambios en los que Intel ha estado trabajando afectarán tanto a la estructura de los transistores como a los materiales empleados en su fabricación. Algunas de estas modificaciones, que han sido explicadas con más detalle en el International Electron Devices Meeting de Washington, empezarán a introducirse en 2005 y su cometido será dar respuesta a dos de los mayores problemas a la hora de construir procesadores más rápidos: el calor y el consumo de energía. “Podemos seguir haciendo transistores que son muy pequeños y muy rápidos, pero eso no es suficiente”, señalaba Gerald Marcyk, director del laboratorio de investigación de componentes de Intel. “El problema está en que el consumo de energía crece exponencialmente”.
Los transistores son, básicamente, pequeños switches eléctricos que pueden encenderse y apagarse para representar los unos y ceros del código binario de la informática. El incrementar el número de transistores en un chip, al tiempo que se reduce su tamaño, ha sido un factor clave en el desarrollo de procesadores más rápidos a lo largo de las últimas décadas. Por ejemplo, un Pentium 4 posee cerca de 42 millones de transistores.

Nuevos materiales
Una de las mejoras que plantea Intel hace referencia a la posibilidad de emplear una nueva clase de material, denominado High K, con el fin de reemplazar al dióxido de silicio que se utiliza hoy en día. Sin embargo, Intel aún no tiene claro qué material va a emplear, ya que está barajando, entre otros, el óxido de aluminio o el de titanio.
Además, Intel también considera que en esta conferencia se han presentado resultados “sólidos” de los experimentos realizados con estos adelantos tecnológicos que, de momento, no salen de los laboratorios de la compañía a las cadenas de producción. “La gente no está dispuesta a gastarse más dinero en procesadores más rápidos sino existen aplicaciones que requieran ese incremento”, justifican desde Intel. Sin embargo, cabe señalar que aplicaciones como el control de los ordenadores con la voz o los gestos, la encriptación de los datos o los videojuegos más realistas son algunos de los usos que más podrían beneficiarse de estos adelantos tecnológicos.

El Pentium 4 para portátiles, el próximo año
Mientras, y adentrándonos en lo que dentro de poco será palpable y estará disponible en el mercado, cabe hacer referencia al que se está convirtiendo en buque insignia de la compañía: el Pentium 4.
Así, y coincidiendo con la celebración de la feria Comdex, Intel ha llevado a cabo la primera demostración de lo que será la próxima generación de sus procesadores para portátiles, el Mobile Pentium 4. Si se cumple el calendario previsto, este chip estará disponible a finales del primer trimestre de 2002 y tendrá una velocidad de hasta 1,7 GHz. Aunque de manera oficial no se ha querido comentar nada sobre la velocidad, fuentes cercana al calendario del lanzamiento han confirmado que la velocidad oscilará entre los 1,4 y los 1,7 GHz.
De esta forma, la velocidad máxima a alcanzar por los actuales Pentium III será de 1,3 GHz y una de las principales mejoras que introducirá la próxima generación es su soporte para las memorias DDR RAM. Estos Pentium 4 tendrán un bus frontal de 400 MHz.

Las rebajas de enero
Continuando con Pentium 4, aunque centrándonos en las versiones de sobremesa, cabe adelantar la campaña de rebajas que tiene proyectada la compañía coincidiendo con lo que se denomina “cuesta de enero”. Unas rebajas en los precios de estos procesadores que pueden llegar a ser de hasta un 20 por ciento.
Según el calendario previsto por Intel, la compañía tiene que seguir reduciendo los precios de los Pentium 4. La próxima rebaja se producirá el 27 de enero. De confirmarse este calendario, el procesador a 2 GHz verá reducido su precio en un 15 por ciento, mientras que otras versiones del Pentium 4 serán entre un 12 y un 20 por ciento más baratos.
Además, también se tiene previsto anunciar un descenso en el precio del Pentium 4 a 2,2 GHz, cuyo lanzamiento está previsto para ese mismo mes de enero. De esta forma, cuando salga al mercado, la unidad valdrá 615 dólares, mientras que a partir del día 27 de ese mes costará alrededor de 560 dólares.
Cabe señalar que la demanda de Pentium 4 ha superado las expectativas en las últimas semanas.

Sun supera el gigahercio
Por otro lado, y mientras AMD sigue explicando su política de omitir la velocidad del procesador en el nombre del mismo (al señalar que este dato no es igual al rendimiento que proporciona), otra de las compañías que fabrica chips ha conseguido romper esta barrera. Se trata de Sun, cuyo UltraSparc III que se venderá para estaciones de trabajo a principios de 2002, es un 17 por ciento más rápido que los actuales procesadores que Sun está vendiendo en servidores.
Cabe recordar que Sun ha estado actualizando gradualmente toda su línea servidor y el objetivo que persigue ahora el fabricante es incrementar cada vez más la velocidad con el fin de ofrecer a los usuarios más rendimiento y, de esta forma, competir mejor con rivales como IBM.
Según Nathan Brookwood, analista principal de Insight 64, IBM ofrece bastante más rendimiento que sus rivales con los Power4 a 1,1 y 1,3 GHz. Por eso, esta misma analista considera que Sun “tiene que ser capaz de mantener la base instalada de clientes y asegurarles que no tienen ningún motivo para cambiar de plataforma”.


Un chip contra los gases peligrosos
--------------------------------------------------
Científicos e investigadores de tres universidades europeas han desarrollado un chip que puede “oler” gases peligrosos, allanando el terreno para lo que serán dispositivos sensibles del tamaño de una tarjeta de crédito.
Este prototipo, que integra tres clases distintas de detectores de gas en un único chip, también podrá ser utilizado para detectar solventes orgánicos que se escapen de contendores, o para el control seguro en la industria química, según han señalado estos investigadores.
La tecnología sensible está implementada en un único chip de silicio de 7 x 7 milímetros, lo que permite que pueda ser producido en volumen empleando las facilidades que actualmente ya existen en las fábricas de microelectrónica, según el Instituto Federal Suizo de Tecnología, que ha participado en el proyecto junto a las universidades de Tübingen (Alemania) y Boloña (Italia).
Además, este organismo ha señalado que este prototipo es parte de un proyecto de desarrollo de dispositivos de análisis de gas del tamaño de la mano.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información