| Artículos | 01 OCT 2000

Impresoras frente a frente

Tags: Histórico
Ramón A. Fernández.
Para esta comparativa nos hemos centrado en los modelos más actuales de que disponen los distintos fabricantes dentro del particular y genuino sector doméstico de impresoras de inyección de tinta.

Nuestras pruebas han tratado, en principio, de evaluar la calidad y velocidad de cada impresora y para ello hemos elaborado e impreso diversos tipos de documentos de evaluación. Pero, al mismo tiempo, también se han tenido en cuenta el peso específico de otros parámetros secundarios que en muchas ocasiones decantan la balanza de un lado u otro, dejando en un segundo plano la importancia de las prestaciones más notables. La duración de los cartuchos, la facilidad de uso de la impresora, la potencia de sus controladores, la fiabilidad del equipo, el nivel de ruido y vibraciones durante su funcionamiento, entre otras, son algunos de los índices que terminan por configurar la nota final a la hora de valorar cada impresora.
Para calcular la velocidad máxima de impresión hemos escogido un documento de varias páginas de texto B/N con una fuente True Type en calidad borrador midiendo el tiempo invertido en la impresión en cada página y hallando la media. De forma similar, hemos actuado para evaluar la calidad de impresión de cada modelo, para ello hemos impreso, a máxima calidad, varias fotografías a color con tamaño A4, comparando los resultados con la imagen original. Además, en esta misma prueba hemos determinado la velocidad de impresión a color. Por último, hemos tomado un documento que combinaba texto y gráficos a calidad normal, para tener una idea general de las prestaciones de la impresora en el modo de funcionamiento más usual.
Tampoco hemos pasado por alto la importancia del aspecto económico. Para ello se han contrastado varios parámetros dentro de este mismo apartado como son el precio de venta de cada unidad, los costes de los cartuchos valorando su capacidad y posibilidades de reposición, así como el precio de los diferentes tipos de papeles especiales de uso más frecuente. Es decir, todo este conjunto confiere una nota que también tiene una significación propia en la calificación final, siendo casi siempre aspectos que pasan totalmente desapercibidos para la mayor parte de los usuarios.
En síntesis, la nota final aplicada a los diferentes productos es algo más que el mero reflejo de la calidad y velocidad de impresión de cada equipo. El motivo de esta metodología de calificación responde a que son muy pocos los usuarios que verdaderamente hacen uso de todo el potencial de estas impresoras, limitándose en la mayoría de las ocasiones a las funciones más básicas, y tratando al mismo tiempo de que los cartuchos de tinta tengan una eterna duración.

Canon BJC-6200
Canon es una de las pocas firmas valedoras de la independencia de los cartuchos de color. Al igual que otros modelos de la extensa familia BJC la nueva impresora BJC-6200 evita este problema colocando depósitos independientes para cada color. En el particular caso de la BJC-6200 se utilizan dos cabezales en los cuales se pueden acoplar hasta seis cartuchos de tinta con los diferentes colores. No obstante, la configuración básica se compone de los tres depósitos con los colores CMY en uno de los cabezales y, por el otro lado, un único depósito de color negro de mayor capacidad que el resto. Además, incorpora un sensor inteligente interno que informa con la suficiente antelación, a través del controlador de software, antes de que se agote la tinta de cualquiera de los cartuchos, con lo que la impresión no se tiene que cancelar en medio de un trabajo.
Externamente, esta impresora posee un aspecto un tanto austero, debido principalmente a que sólo consta de un par botones, uno para el encendido del equipo y otro para la reanudación en la alimentación del papel, mientras que la selección de las opciones del grosor de papel se realiza a través de una palanca situada en el lado derecho del frontal de la unidad. Asimismo, dispone de una sola luz que indica si la impresora está encendida o imprimiendo. A diferencia de lo que ocurre con otras impresoras de pequeño tamaño, este modelo incluye en su interior la fuente de alimentación, con lo que elimina el estorbo que supone el transformador externo.
Tecnológicamente, este modelo utiliza el sistema Drop Modulation que permite la generación de puntos de tamaño variable y así realzar su resolución base de 1.440 x 720 puntos. Esta tecnología se basa en la utilización de un sistema que controla el tamaño de las gotas de tinta de la impresión, para lo cual cada inyector incorpora dos calentadores, en lugar de uno, que calientan la burbuja de tinta. Normalmente, cada inyector desprende una gota pequeña de tinta, en cambio, según las necesidades, si se utilizan los dos calentadores, las gotas de tinta serán de mayor diámetro. Todo esto se traduce en una mayor calidad de impresión al ofrecer una mayor variedad de colores, menor grano y mejor contraste e intensidad.
En cuanto a las cifras de velocidad de impresión ofrecidas por el fabricante, la BJC-6200 alcanza hasta las 10 ppm. en monocromo y las 6,5 en color, operando con una calidad de 1.440 x 720 puntos.
Como viene siendo habitual en los equipos de esta marca, en el apartado de consumibles este modelo de impresora admite diversas configuraciones. Ya de serie se cuenta con el cartucho BC-31 que incluye el sistema clásico de tres colores para la impresión normal más el cartucho monocromo BC-30 con capacidad para unas 420 páginas. En cambio, si la intención del usuario es la impresión fotográfica es más que aconsejable la adquisición del cartucho fotográfico BC-32, con tintas de baja densidad para reproducir mejor los colores suaves y tonos claros.
Otra de las peculiaridades de esta impresora, es la posibilidad de instalar opcionalmente un cabezal especial IS-32 para que el dispositivo se convierta en un escáner, capaz de ofrecer una resolución máxima de exploración de 720 ppp. con una profundidad de color de 24 bits, cualidad que le otorga una gran versatilidad de funcionamiento de la cual carecen el resto de impresoras analizadas. Asimismo, se hace entrega de un software complementario para cubrir convenientemente esta faceta de su funcionamiento.
Por lo que respecta a la comunicación con el ordenador, incorpora el clásico puerto paralelo bidireccional y un puerto USB. Opcionalmente, y gracias a la conexión Axis Printpoint 140 BJC, la BJC-6200 puede trabajar en una amplia variedad de redes de trabajo en grupo.
Para configurar adecuadamente esta impresora basta ejecutar el programa asistente que instala los controladores, sin apenas necesidad alguna de intervención por parte del usuario, contando con controladores para los sistemas operativos Windows 95/98, Windows NT 4.0, Windows 2000 y Mac OS.
La completa gestión que admite el controlador, permite almacenar las configuraciones de impresión creadas por el usuario. Así, cuando se vaya a imprimir un documento con una configuración determinada, se podrá recuperar estos parámetros prefijados con tan sólo hacer clic sobre un icono.
La documentación adjuntada es de lo más completa y detalla. Además de un escueto manual de instalación rápida impreso, se entrega un CD-ROM con la Guía de Usuario y el manual de utilización del controlador.
Para terminar, los resultados obtenidos en nuestras pruebas reflejaron una lenta velocidad de impresión tanto en textos como imágenes a to

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información