| Noticias | 30 MAY 2007

IBM lanza una CPU para servidor a 4,7 GHz

Tags: Histórico
Dentro de su catálogo de procesadores basados en la arquitectura RISC, IBM ha lanzado hoy en nuestro país una nueva familia que sustituye a la actual Power5+. Se trata de Power6, un nuevo concepto de procesador que rompe con las barreras actuales en lo que a rendimiento se refiere.
Daniel Comino
Los procesadores Power6 son los primeros modelos basados en fabricación bajo la tecnología de 65 nanómetros, y establecen nuevos hitos en cuanto a potencia, ya que son capaces de doblar el rendimiento de Power5+. Esto, además una importante mejora interna en cuanto a optimización de procesamiento se refiere, se consigue gracias a ofrecer frecuencias de reloj nunca vistas hasta ahora, que van desde los 3,5 GHz para el modelo más bajo, 4,2 GHz el modelo intermedio y hasta un máximo de 4,7 GHz, integrando además hasta 8 MB de memoria caché por núcleo, lo que dota a los nuevos modelos de una capacidad de proceso nunca vista hasta ahora.
Todo esto unido al gran ancho de banda que permiten estas máquinas, establecido en unos 300 GB GB/s (podría descargar los 20 terabytes de la librería iTunes en unos 60 segundos), hacen de los nuevos equipos las opciones más interesantes en materia de rendimiento.

Pero además de la potencia, a la hora de diseñar esta tecnología, IBM ha puesto especial énfasis en el ahorro energético, ya que es uno de los talones de Aquiles más importantes en los centros de datos. Por ello, los nuevos equipos basados en Power6 son capaces e doblar el rendimiento de los modelos anteriores, manteniendo el consumo, lo que implica un estancamiento a nivel de consumo energético. De hecho, es posible establecer umbrales que permitan bajar la velocidad de los procesadores en caso de alcanzar un cierto consumo de energía, o juntar, de forma dinámica, varios servicios en un único servidor para que este trabaje a un ritmo alto, mientras el resto se encuentran en modo reposo, consumiendo menos energía.

Otro de los pilares en los que IBM ha puesto especial interés es en la virtualización de servicios, aplicaciones y procesos. De hecho, los nuevos servidores con procesadores Power6 son capaces de virtualizar, no sólo la CPU o la memoria, sino los dispositivos de entrada/salida, lo que sin duda supone una gran ventaja para las empresas, que podrán optimizar, además de sus inversiones en hardware, su factura energética, sus gastos en software y tiempo de gestión de equipos.

Junto con los nuevos chips basados en Power6, IBM ha presentado en primer servidor en integrar esta generación de procesadores. Se trata de IBM System p570, un nuevo equipo modular basado en la plataforma Linux (tanto Red Hat como Suse) capaz de soportar hasta cuatro módulos (un máximo de 16 núcleos), que permite escalar en rendimiento dependiendo de las necesidades de cada empresa en particular. Un aspecto que refuerza este rendimiento es la memoria, ya que admite como máximo hasta 768 GB de memoria (48 GB por núcleo). Del mismo modo, los nuevos procesadores Power6 son totalmente compatibles con los archivos, lo que permite ejecutar cualquier tipo de software compilado en ellos.

Desde el punto de vista del rendimiento, un equipo basado en cuatro módulos p570 tiene con potencia suficiente como para alcanzar los 30.5 Gflops (unas tres veces más de rendimiento que Deep Blue). Del mismo modo, según las cifras de IBM, es capaz de alcanzar tres veces de rendimiento que el mejor equipo actual en transacciones, es 2,4 veces más rápido que el mejor modelo del mercado en cuanto a velocidad de procesamiento y en alto rendimiento, o es el doble de rápido que la mejor opción actual ejecutando código Java.

Para los clientes que ya cuentan con equipos basados en Paralelamente a esto, con el fin de proteger la inversión realizada, IBM ofrece la posibilidad de realizar una actualización de las máquinas recientemente compradas basadas en la tecnología Power5+.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios