| Artículos | 01 ABR 2002

Hacia la banda ancha

Tags: Histórico
Jesús Banegas.
Con sólo cuatro años de vida EXPO COMM se ha consolidado como una institución –en este caso ferial– de referencia en el mercado de las telecomunicaciones, un sector que presenta altibajos en su ritmo de crecimiento, aunque con unas perspectivas de desarrollo muy positivas a medio y largo plazo.

Con sólo cuatro años de vida EXPO COMM se ha consolidado como una institución -en este caso ferial- de referencia en el mercado de las telecomunicaciones, un sector que presenta altibajos en su ritmo de crecimiento, aunque con unas perspectivas de desarrollo muy positivas a medio y largo plazo.
Después de algunos años de vertiginosa evolución, que posibilitó que se duplicara la dimensión del mercado en apenas cuatro años, en 2001 y lo que llevamos del presente ejercicio, su desarrollo se está ralentizando, debido a una regulación inadecuada que impide la competencia, limita el crecimiento económico del mercado y desincentiva las inversiones.
Al agotado modelo regulador -incluido el desafortunado modelo financiero adoptado en muchos países para el lanzamiento de UMTS-, se le une la sempiterna y lógica inestabilidad que la innovación tecnológica suele introducir en los mercados, así como la circunstancial desconfianza del mundo financiero en las posibilidades del sector, aunque se supone temporal. La legislación que afecta al mercado de telecomunicaciones parece haber llegado a su fin y se muestra incapaz de garantizar un futuro esperanzador. Pensada para abrir a la competencia un mercado monopolístico, no ofrece incentivos a la nueva inversión a largo plazo ni en redes fijas, ni en móviles (estas últimas siguen pendientes de amortizar las enormes cargas de las subastas UMTS).
Vivimos tiempos de incertidumbre, aunque a largo plazo las posibilidades del sector siguen induciendo al optimismo. Quizás sea este un tiempo de reflexión y cambio en España y en la Unión Europea, en el sentido de facilitar cuanto antes la reanimación de la demanda de inversión y afrontar el desarrollo de tecnologías y producción industrial propias. Además de la generalización de los medios (redes y equipamientos informáticos) que hacen posible la Sociedad de la Información, es vital incentivar la producción de contenidos digitales en nuestra lengua.
Vivimos una crisis de crecimiento relativa, pues la dinámica del hipersector sigue siendo superior a la de la economía nacional, a la vez que desigual, puesto que no todas las actividades disfrutan y padecen la misma evolución.
Los países que antes reorienten sus políticas en la dirección adecuada, en favor de una verdadera Sociedad de la Información y el Conocimiento, tendrán mejores posibilidades de crecimiento económico y prosperidad social en los próximos años. En esta misma línea, y ante las circunstancias descritas, las empresas que más eficazmente reorganicen e interpreten las nuevas claves del futuro del sector, tanto en el mercado de los servicios como en el de los equipamientos para las redes, saldrán reforzadas de cara a los próximos años.
Por ello, EXPOCOMM@ asLAN 2002 representa un magnífico escaparate que permite avizorar, en un año de transición, el horizonte del sector, en el que ya se adivina la masiva implantación de la banda ancha, la emergencia de los nuevos contenidos electrónicos y el regreso de la confianza de los mercados financieros en el futuro del sector. El salón de este año coincide con una apuesta decidida de los operadores con el lógico soporte de los proveedores tecnológicos por la tecnología, ADSL en redes fijas y GPRS en móviles. Así, EXPO COMM@ asLAN 2002 pasará, posiblemente, a la pequeña historia del sector como la de la transición hacia la era de la banda ancha.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información