| Artículos | 01 SEP 2001

Fusion 2001, punto de partida de una renovada Microsoft

Tags: Histórico
Microsoft se redefine a sí misma como una compañía de soluciones
Miguel A. Gómez, Arantxa Herranz y Adolfo Vázquez.
El software como servicio. Que el negocio no se encuentre en la venta del software sino en el servicio que éste conlleva. Los responsables de Microsoft no quieren que se siga viendo a su compañía como una empresa de productos. Quieren, con la ayuda de sus partners, convertirse en una empresa de soluciones. Así se lo han hecho saber en la celebración de Fusion 20001 en Anaheim (California), donde el mensaje ha sido claro, “nuestro éxito esta basado en vuestro éxito, y éste es muy importante para nosotros”. Informa desde Anaheim, Miguel Ángel Gómez.

Los pilares de la nueva Microsoft, rejuvenecida tras lo que parece el final de su contencioso con la Justicia norteamericana por su supuesta posición monopolística, serán la plataforma XP, formada por el ya presentado Office XP y el anunciado Windows XP; y la plataforma. Net, que sigue configurándose como su oferta para las empresas, independientemente del tamaño que éstas tengan, porque todas pueden encontrar un hueco en los servicios Web basados en XML que le propone la compañía de Bill Gates a sus partners.
El propio Gates cerró esta nueva edición de Fusion, un evento que ha contado con más de 4.000 personas. En su comparecencia ante un concurrido auditorio Gates presumió de que Microsoft “siempre ha desarrollado plataformas que ofrecían a los partners oportunidades de crear valor sin paralelismos en el mercado. La plataforma .Net es un nuevo nivel. Es la más excitante de todas para la industria”. Asimismo, se hizo eco de un estudio, realizado por la compañía Nathan Associates, según el cual el gasto en servicios para soluciones horizontales basadas en productos de Microsoft crecerá un 30 por ciento anualmente hasta alcanzar los 495.000 millones de dólares en 2004; y los partners que se coloquen rápidamente en los propuestos servicios XML alcanzarán un retorno de, al menos, el 30 por ciento.

Un mundo diseñado sobre Internet
Antes de esto, dentro de la quinta edición de esta reunión de Microsoft con sus socios comerciales, diferentes representantes de la compañía han dibujado algunos de los puntos fundamentales a los que se tendrán que atender los partners en el futuro. Las opciones para estos pasan, además de por el esperado Windows XP, que se situará como la principal base para las compañías de hasta 10 empleados, un 60 por ciento de las pequeñas y medianas empresas para Microsoft, por otros elementos claves tales como la plataforma .Net, bCentral, las herramientas de productividad, o Great Plains.
Sobre la plataforma .Net, los directivos de Microsoft han querido situarla como la “plataforma para los servicios Web del futuro”. Tal y como se pudo comprobar en las demostraciones realizadas en las sesiones plenarias, muchos partners ya están desarrollando proyecto reales sobre .Net. Para ellos y para el resto de los asistentes, Ian Rogoff, vicepresidente de partners a nivel mundial, lanzó un consejo, “pensad en grande, tan grande como la propia Web”. Y es que la plataforma .Net es la base sobre la que Microsoft quiere construir su propio futuro y el de sus partners.
El reto es claro: “con los servicios Web XML queremos liderar la industria. Vosotros –refiriéndose a los partners- y nosotros iremos por delante, y los demás tendrán que seguirnos”.
Sobre Great Plains y bCentral, Microsoft quiso posicionarlos como verdaderas oportunidades de negocio en el segmento de la pequeña y mediana empresa, una estrategia que, según Bob Clought, vicepresidente para pequeñas empresas, “depende de los partners”.

Lucha encarnizada contra la piratería
Uno de los aspectos más destacados de las nuevas herramientas XP de Microsoft es el código de activación. Bob Clought quiso dejar claro que no se trata de una invasión de la intimidad del usuario, dado que no será necesario ofrecer ningún dato personal. Se trata de un control anónimo, según el mismo señaló. Su función es intentar paliar la piratería, un problema que, según los datos de la BSA, ha incrementado su presencia de un 36 a un 37 por ciento a nivel mundial en el ultimo año.
Esta herramienta de control de la legalidad del software servirá para “nivelar las posibilidades para aquellos dealers que juegan limpio y reducirá la piratería casual, la que se hace por desconocimiento”.
En opinión de Microsoft, el problema de la piratería es tan grande que se van a incrementar los esfuerzos para “meter a los piratas en la cárcel. Los encontraremos. Vamos a ser muy serios en este aspecto”. Estos esfuerzos pasan por alinearse con las campañas de la BSA, contactos directos con las pequeñas y medianas empresas, y campañas en mercados verticales. La propuesta al canal en este aspecto pasa por que lideren también las campañas, que tomen ventaja de la nueva política de licencias y que gestionen el software como un servicio. Eso sí, también quiso dar un pequeño tirón de orejas a sus socios comerciales. En todo esto “es fundamental que vosotros contéis con software legal en vuestras instalaciones”.
El primer paso, por tanto, de este renovado acopio de fuerzas es introducir el código de activación en las versiones retail y OEM, no así las licencias por volumen, de Windows XP, Office XP y Visio 2000.

Herramientas de productividad: una gran oportunidad
Quizá han quedado en un segundo plano, pero los responsables de Microsoft son conscientes de que las herramientas de productividad son “una gran oportunidad de negocio, tanto para la propia compañía como para el canal”.
Por este motivo, el desarrollo de otras plataformas no va a parar la renovación de estas herramientas, que tendrán como próximo nuevo componente la revisión de Microsoft Project, en febrero del próximo año, y algunas otras novedades ya bien entrado el año 2002.
Antes de esto, dos lanzamientos destacados. Primero, y durante el mes de agosto, Enterprise Networks Tools for Great Plains; después, y como el lanzamiento más esperado de los últimos tiempos, la fusión definitiva entre los sistemas operativos doméstico y empresarial de la compañía que ha definido como el mayor cambio desde Windows 95, Windows XP, que verá la luz en tres versiones: Home Edition, para usuarios domésticos; Proffesional, para entornos de negocio; y 64-bit Edition, para grandes entornos.

Realineamiento de las fuerzas comerciales y de marketing
Fue el primer mensaje para los asistentes a Fusion 2001: Microsoft va a reorganizarse internamente para potenciar sus herramientas de marketing y ventas con el fin de incrementar aún más su apoyo a los partners.
Con este cambio se quiere potenciar la imagen que comentábamos al abrir esta información. “Es un cambio cultural”, señaló Charles Stevens, vicepresidente de Enterprise and Partners Group, quien añadió que las fuerzas de la compañía se van a centrar en cuatro áreas: venta de soluciones; PC eXPerience, que incluye Windows XP y Office XP; la plataforma .Net y el desarrollo, para liderar el desarrollo en XML; y SMB, pequeñas y medianas empresas, que ha experimentado un crecimiento del 20 por ciento. Y todo esto con un fin que, en palabras de Stevens, se resume en “integrarnos de lleno en las soluciones”.

Algunos aspectos por mejorar
Pero no todo ha sido positivo en el trabajo de Microsoft este año. Orlan
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios