| Artículos | 01 SEP 2003

Ethernet, camino de los treinta y tantos, mejora con los años

Tags: Histórico
Tres décadas de evolución que han permitido alcanzar una velocidad de transmisión de datos de hasta 10 Gigabits por segundo
Mª Luisa Melo.
El estándar de telecomunicaciones cumple treinta años con importantes evoluciones, pero, lo que aún es más importante, con grandes expectativas de desarrollo y de negocio. Lo que comenzó a gestarse en un laboratorio de California de la mano de Robert Metcalf, se ha convertido en el paradigma del networking. Mirando al futuro, Ethernet se mantiene a la cabeza de una nueva generación de servicios que conectan ordenadores, teléfonos y televisiones en empresas y hogares en todo el mundo. Así, tanto usuarios, fabricantes como el canal de distribución podrán beneficiarse de la rápida conexión y transmisión de información, así como de otras aplicaciones multimedia, como conferencias, chat Web o mensajería instantánea.
Lo cierto es que con treinta años a sus espaldas, el estándar rey de las telecomunicaciones le resta mucho camino por recorrer. Y es que como el buen vino, los años van dando madurez a Ethernet y lo mejor aún está por llegar.

En un laboratorio del Centro de Investigaciones de Xerox de Palo Alto (PARC), hace ya tres décadas, se gestó lo que después se convertiría en el estándar Ethernet. Su artífice tiene nombre y apellidos: Robert Metcalf, quien, seis años después, fundaría la compañía 3Com. Mientras que el concepto de una red de amplio alcance se había desarrollado eficazmente como parte del proyecto de ARPANet, Metcalf desarrolló la base para una red de área local. De alguna manera, podemos decir que su fundador inventó Ethernet tres veces, la primera vez como parte de la disertación de su Proyecto MAC, la segunda en Xerox PARC, y después nuevamente para 3Com.

Un poco de historia
En el momento que apareció por primera vez el estándar Ethernet (802.3), los 10 Mbps de tasa de transferencia que ofrecía eran más que suficientes para satisfacer las necesidades de los usuarios de principios de los años setenta. A medida que fue transcurriendo el tiempo, se fueron desarrollando máquinas más potentes, con lo que las necesidades de tasa de transferencia fueron aumentando considerablemente para poder transferir imágenes, vídeos y sonido. Llegó un momento en el que los 10 Mbps no lograban satisfacer la necesidad de toda la red y, en base a esta necesidad, surgió en 1995 un estándar llamado Fast Ethernet, en el cual la tasa de transferencia ya no era de 10 Mbps sino de 100 Mbps. Este ancho de banda fue suficiente por un tiempo, pero llegó un momento en que ya no lograba satisfacer las necesidades de la red. A raíz de esto, en 1996 se empezó a hablar sobre un estándar de Ethernet que permitiera una tasa de transferencia de 1000 Mbits/s. En 1997 la IEEE decidió designar un grupo de trabajo sobre este estándar, que fue aprobado en Junio de 1998 bajo el nombre IEEE 802.3z (Gigabit Ethernet).
Pero, ¿qué es Gigabit Ethernet? No es otra cosa que el bien conocido Ethernet, desarrollado hace casi 30 años por Robert Metcalf, pero a velocidades de 1.000 Mbps. Pronto, 10 Gigabit llevará la información desde los centros de datos hasta el escritorio. Es evidente que el progreso es implacable. Las nuevas tecnologías estimulan el desarrollo de nuevas aplicaciones y, a su vez, las nuevas aplicaciones aumentan la necesidad de disponer de mejores tecnologías. No es de extrañar, por tanto, que en un período de tiempo relativamente corto las conexiones de red hayan evolucionado, casi de manera estándar, desde Ethernet a Fast Ethernet y de Fast Ethernet a Gigabit Ethernet, e incluso a 10 Gigabit Ethernet.
Además, cada vez es mayor la necesidad de ancho de banda, con Internet e intranet, videoconferencia y telefonía LAN. Estas aplicaciones están provocando un enorme aumento de la demanda de ancho de banda disponible tanto para servidores como equipos de sobremesa. En estas circunstancias, no es de extrañar que el estándar Gigabit Ethernet (IEEE 802.3z) se esté convirtiendo en una de las opciones más utilizadas.

Aplicaciones en diferentes sectores
Utilizada en redes de área local (LAN) y redes de área extensa (WAN), a través de cables y de redes inalámbricas, Ethernet ha sabido adaptarse a los tiempos que corren y cuenta con grandes expectativas de negocio.
Ethernet es hoy un estándar sobre el cual se están desplegando miles de aplicaciones y que se utiliza en juzgados, hospitales, campus universitarios o en el sector de la banca. Néstor Carralero, director de marketing de 3Com, apunta, en este sentido, que “Ethernet será utilizado cada vez más para gestionar de forma segura redes eléctricas o de gas natural. Aviones, autobuses y trenes proporcionarán entretenimiento y servicios de emergencia basados en Ethernet, siguiendo el camino de los cruceros, que empezaron a desplegar redes para pasajeros a finales de los años noventa, y de los automóviles, que ya empiezan a incorporar tecnología Ethernet para conectarse a la red a través de hot-spots”.
Por su parte, Pedro Casado, director de marketing de HP ProCurve Networking, pone de manifiesto las posibilidades que tiene Ethernet. “Hoy ni siquiera podemos entrever el alcance de su uso. Canales de televisión, videoclub virtual o televisión a la carta, telefonía móvil o fija, así como sistemas de seguridad y replicación para empresas son sólo algunas de las opciones que vendrán en un futuro inmediato. A medio o largo plazo, será necesario sólo imaginación para poder transmitir por Ethernet cualquier cosa que se pueda poner en un formato digital”, resume Casado.
Desde Cisco, también se consideran otro tipo de aplicaciones, según destaca Johann Strauss, jefe de producto para soluciones Metro-IP de Cisco para el área EMEA: “en varios países la policía ya ha adoptado servicios de videovigilancia a través de redes de área local inalámbricas, aumentando la movilidad y eficiencia”.
David Noguer, responsable de desarrollo de mercado de Ethernet Óptico en Nortel Networks, apunta las oportunidades de negocio que tienen los operadores de telecomunicaciones. “Durante muchos años, Ethernet ha pasado desapercibido a los ojos de los operadores de telecomunicaciones que han utilizado otro tipo de protocolos para ofrecer servicios a clientes”. En la actualidad, las redes Ethernet metropolitanas ya empiezan a utilizarse tanto para conectar clientes como para agregar tráfico de otros servicios, como redes de cable, DSLAM DSL o telefonía móvil.

Cambios en las comunicaciones inalámbricas del entorno empresarial
“Antes de Ethernet, el mundo de los negocios era jerárquico y estaba basado en el papel”, explica Carralero, quien destaca las dificultades que existían a la hora de comunicarse con eficacia y rapidez dentro de las empresas, con lo que “los niveles de organización y comunicación fluían verticalmente, no de forma horizontal entre los empleados”.
Es obvio que la evolución de las nuevas tecnologías en las empresas ha ido unida a una serie de avances y de inversiones financieras. En este marco, cabe reflejar que a comienzos de los años setenta la herramienta de networking Token Ring, propiedad de IBM, no permitía que ordenadores, servidores e impresoras de diferentes marcas se comunicaran entre sí con un lenguaje común. Esta costosa herramienta, que acabó convirtiéndose en estándar IEEE en 1981, generó un entorno en las oficinas de “Torre de Babel”, donde cada máqu
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios