| Artículos | 01 OCT 2003

Ericcson afirma que el no de Suecia al euro traerá consecuencias

Tags: Histórico
Yolanda Sánchez.
El no de Suecia a su incorporación a la moneda única europea traerá consecuencias a largo plazo. Ésta es la conclusión de Ericsson que ha visto como sus compatriotas han decidido apostar por el bienestar de su economía antes que por la adopción al euro. Y es que Carl Henric Svanberg, consejero delegado de Ericsson, aseguró que “aunque el resultado no traerá consecuencias a corto plazo, el crecimiento de Suecia se verá afectado con el tiempo por la pérdida de capacidad para atraer importantes inversiones”.
De nada han valido ni los argumentos que los partidarios del euro han defendido a capa y espada durante los últimos meses, ni la muerte de una de sus principales defensoras, Anna Lindh, ministra de asuntos exteriores. Y es que los ciudadanos de a pie han preferido su bonanza económica (hay que tener en cuenta que Suecia ha registrado durante cinco años consecutivos superávit, y según estimaciones, su Producto Interior Bruto (PIB) crecerá este año un 1,4 por ciento, el triple que el de la euro zona) a las promesas del euro, como el abaratamiento del endeudamiento, la eliminación del seguro de cambio para los exportadores, el empuje de la inversión extranjera o la influencia de Suecia en Europa.
A pesar de que el no al euro ha supuesto un revés para el Gobierno, el primer ministro de Suecia, Goran Persson, ha asegurado que el Ejecutivo volverá a convocar otro referéndum “cuando las condiciones económicas sean las adecuadas”. Para Goran Persson el rechazo de los suecos se ha debido a la mala situación económica que está atravesando la Unión Europea ya que dos de sus principales economías, Alemania e Italia, han entrado en recesión y otra de las fuertes, Francia, se encamina hacia la misma situación.
Por su parte, Peter Olofsson, portavoz de Ericsson, aseguró que el resultado del referéndum “es, sin lugar a dudas, una mala noticia”. Además, restó importancia ante los rumores sobre la posibilidad de que su empresa abandone Suecia con la negativa de los ciudadanos a la entrada en la moneda única. Supuestamente, el consejero delegado de la compañía amenazó con el traslado de Ericcson del país si ganaba el no. “Eso fue un malentendido. No debemos dejarnos llevar por mensajes alarmistas” , afirmó el portavoz Peter Olofsson.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información