| Noticias | 28 ABR 2008

El mercado mundial de telefonía móvil crece un 14,3 por ciento

Tags: Histórico
La inestabilidad económica ha provocado que las ventas de teléfonos móviles en el primer trimestre del año hayan experimentado una ligera caída en las ventas, algo por otra parte normal si lo comparamos con el activo trimestre anterior. Así, según datos de IDC, los proveedores vendieron un total de 291,6 millones de unidades durante dicho período, mostrando un descenso del 11,6 por ciento frente al último trimestre de 2007, y un aumento del 14,3 por ciento con respecto a los 255 millones de unidades vendidas en el mismo trimestre del año anterior.
Hilda Gómez
Los resultados del primer trimestre del año están en línea con las previsiones de IDC para 2008, aunque la inquietud en torno a la economía podría impactar negativamente en las compras de terminales a medida que avance el año. Según Ramón T. Llamas, analista de investigación senior del equipo de tecnología y tendencias de dispositivos móviles en IDC, “el mercado de telefonía móvil estará bajo una gran presión procedente de un número de agentes que compiten por captar la atención de los clientes. La disponibilidad de ingresos se está viendo deteriorada por el aumento de los precios de los alimentos y combustibles, y las preocupaciones sobre los mercados financieros mundiales y el lento crecimiento económico están generando perspectivas de cautela para los próximos meses. Frente a este panorama, muchos mercados emergentes continúan mostrando un tremendo potencial de crecimiento, por lo que IDC espera que la fijación de precios muy competitivos y de innovadores planes de servicio mantendrá el mercado global por buen camino a lo largo del año”.

La demanda de dispositivos en el segmento de gama baja seguirá manteniéndose en ciertos mercados emergentes a lo largo de 2008, impulsando el crecimiento de las ventas a nivel mundial. En cambio, las regiones más maduras se caracterizan cada vez más por ser mercados altamente competitivos en el reemplazo de teléfonos, mostrando niveles de crecimiento algo más bajos.

“Como estaba previsto, la mayoría de fabricantes de teléfonos móviles vivieron un momento de tregua en el primer trimestre del año, con la excepción de LG”, afirma Ryan Reith, analista de investigación senior del Informe Mundial de Telefonía Móvil en IDC. “El continuo crecimiento en el segmento de bajo coste hará que el precio medio de venta sea inferior que en el pasado, pero éste se compensará de algún modo con la fuerte expansión que se espera se produzca en el segmento de terminales móviles convergentes o smartphones, especialmente en los mercados maduros”, señala Reith.

Como era de esperar, Nokia superó una vez más a sus competidores, con unos volúmenes de ventas que superaron a las ventas combinadas de sus tres inmediatos perseguidores. En total, el fabricante vendió 115,5 millones de terminales, lo que le sitúa con un 39,6 por ciento de cuota de mercado. La compañía mantuvo sus niveles de ventas, ofreciendo sus dispositivos de gama baja en mercados emergentes, incluyendo sus terminales series 1100 y 1200, mientras que en la parte más alta, sus terminales de altas prestaciones, como el 5310 o el 5610, y los dispositivos 6500 y Nseries, generaron la mayor parte de los ingresos de la compañía.

Samsung, por su parte, reforzó su posicionamiento como el número dos del mercado, aumentando su margen de diferencia con respecto a Motorola. En este sentido, con 43,6 millones de unidades vendidas, Samsung tiene una participación del 15,9 por ciento, gracias especialmente a su fuerte presencia en determinados mercados emergentes, mientras que Motorola vendió 27,4 millones de teléfonos, reflejando un crecimiento negativo del 39,7 por ciento, lo que le ha hecho bajar su cuota de mercado al 9,4 por ciento. Mientras que los resultados hablan de sus actuales dificultades, Motorola ha dado ha conocer sus planes de separar la unidad de negocios dispositivos móviles de la compañía y modernizar sus plataformas de microchips y software, con el fin de lanzar al mercado nuevos dispositivos avanzados a finales de este año.

LG también ha recuperado la cuarta posición del mercado por encima de su más directo rival Sony Ericsson, haciéndose con una participación del 8,4 por ciento. Favorecida por la continua demanda de sus teléfonos más conocidos, incluidos los modelos Viewty, Voyager y Venus, LG no sólo superó la tradicional caída en las ventas de este primer período del año, sino que además volvió a registrar un crecimiento de doble dígito, de nada menos que del 54,4 por ciento.

Por último, Sony Ericsson empezó el año con diversos cambios que han afectado a sus volúmenes de ventas, entre ellos una menor demanda de sus terminales de gama media y alta, la acumulación del inventario del canal, la escasez de componentes, y el gran interés despertado en la región de Asia/Pacífico por los terminales de gama baja, un área en la que la compañía no mantiene una fuerte presencia. Con todo, la compañía se sitúa quinta en el ranking, con 22,3 millones de unidades vendidas.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios