| Noticias | 01 FEB 1999

Continúa la polémica en torno al número de identificación de Pentium III

Tags: Histórico
El enfrentamiento que mantienen las asociaciones que trabajan en defensa de la privacidad e Intel por la inclusión de un número de identificación, conocido por las siglas PSN (Processor Serial Number), en el procesador Pentium III parece no tener fin. Cuando ya parecía que se podía llegar a un acuerdo porque Intel había decidido vender el procesador con el número de identificación desactivado ofreciendo al usuario la posibilidad de activarlo, las asociaciones han declarado que esta opción no resulta suficiente y han planteado una serie de razones por las que sigue resultando peligroso. Así es que la reunión mantenida por ambas partes el pasado jueves, en la que en un principio se presumía que simplemente se iban a concretar los últimos aspectos de la solución ofrecida por Intel, no sirvió para nada porque las asociaciones no estaban dispuestas a aceptar ni si quiera la propuesta de vender el procesador con el número desactivado.
María L. Rodríguez

Otra de las opciones ofrecida por Intel era la posibilidad de activar o desactivar el número por medio de un programa de software.

A quienes sí ha convencido la propuesta de Intel ha sido a los legisladores del Estado de Arizona, que habían pensado amonestar a todos aquellos que fabricaran o vendieran el procesador y que han dado marcha atrás después de conocer el planteamiento de Intel.

Protestas ante la FTC

El descontento de las tres asociaciones americanas contrarias al número de identificación, EPIC, Junkbusters y Privacy International, es tan grande que se están planteando la posibilidad de enviar una carta de protesta a la Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos, más conocida por las siglas FTC. Además, según ha señalado uno de los responsables de la EPCI, David Banisar, algunas asociaciones están a la expectativa para unirse al trío que está liderando todas las acciones en contra de Intel.

Entre las razones que aducen las asociaciones para mantener una postura contraria figura que la propuesta de Intel tiene demasiados agujeros, entre ellos que Intel no tiene ninguna posibilidad de controlar lo que los fabricantes de ordenadores harán con el chip una vez que lo hayan comprado, es decir, que serán ellos los que tengan la última palabra a la hora de decidir si activan o desactivan el número. Según ha declarado David Banisar ?tenemos que confiar en los fabricantes de PC que, en algunos casos, quieren identificar a los usuarios y que estaban detrás de las demandas iniciales del número de identificación?. Las informaciones que los fabricantes podrían obtener del usuario serían de una gran utilidad y les serviría para vender y comerciar, según añadió Banisar.

A estos planteamientos ha respondido un portavoz de Intel que ha señalado que los fabricantes de PC tendrán que responder en última instancia a los usuarios. Seth Walker, el portavoz de Intel ha declarado que los ?negadores -en referencia a las tres asociaciones- van a buscar agujeros donde puedan encontrarlas?.

El software puede ser pirateado

La segunda razón esgrimida por las asociaciones para desestimar la propuesta de Intel es que la utilidad de software es vulnerable de ser pirateada y utilizada por los hackers activando o desactivando el número. Estas asociaciones han declarado que Intel es consciente de esta situación y de la veracidad de estas afirmaciones. Ese software, si está preparado para ser utilizado en Internet podría ser empleado para obtener el número de identificación e incluso, podría ser enviado a través de Internet a cualquier parte sin que el usuario sea consciente de lo que está sucediendo. Pero el peligro puede ir más allá si resultan ciertas las declaraciones del presidente de la firma de seguridad Counterpane Systems, para quien los hackers podrían escribir programas que transmitieran un número falso o esconder la alerta que se supone que el software tiene que mostrar al usuario indicándole que el número está activado. A este respecto el portavoz de Intel, Seth Walker ha declarado que sí son conscientes en su compañía de la vulnerabilidad de la seguridad, pero que para no correr riesgos los usuarios pueden acudir a páginas Web que conozcan y en las que sepan que no corren riesgos o reiniciar el ordenador antes de que el modo en el que está el número de identificación, es decir, si está activado o desactivado, pueda ser cambiado, reduciendo así la posibilidad de que sea activado el número sin que el usuario sea consciente de ello. Pero, según Intel, no son los usuarios los únicos que tienen que arrimar el hombro para salvaguardar su seguridad, sino que también deberán poner de su parte los sitios Web. Y es que, según ha declarado Seth Walker, deberán advertir a los usuarios que están entrando en una zona en la que el número de identificación podría ser leído.

Los sitios Web podrían excluir a quienes no tengan activado el número

La tercera y última razón también depende de los sitios Web y es que según las tres asociaciones opuestas a la utilización del número de identificación en los procesadores, puede que muchos de esos sitios Web vayan a obligar a los internautas que quieran acceder a sus páginas a activar el número. De hecho, Intel ya ha anunciado que más de 30 compañías le han hecho saber que se van a beneficiar de la introducción del PSN. Incluso, otro portavoz de Intel, Howard High, ha declarado que probablemente, en que algunos sitios Web y chats vayan a restringir el acceso a aquellos usuarios que dispongan del número y lo tengan activado.

Una vez explicadas las razones esgrimidas por las tres asociaciones para oponerse al PSN, cabría preguntarse qué es lo que gana el usuario con este número y qué podría hacer que un usuario se decidiera a comprar un ordenador con ese procesador si resulta tan peligroso. Eso es lo que han tratado de explicar los portavoces de Intel, tanto Walker como High, quienes señalan que para las compañías es un elemento de seguridad fundamental por si son víctimas de un robo de sus ordenadores. En cuanto a los usuarios finales, al ciudadano de a pie, el beneficio que obtiene se basa en que para poder comprar en Internet son necesarios unos elevados niveles de seguridad que hoy en día no existen y que el procesador proporciona.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información