| Artículos | 01 MAY 1997

Comunidad Andaluza (III)

Tags: Histórico
La informática en todas sus vertientes
Yolanda Camargo.

Comenzamos en este nuevo reportaje sobre la distribución informática en Andalucía con el análisis de la situación en Sevilla y Huelva. La realidad sevillana en cuanto al capítulo que estamos tratando es digna de destacar por la variedad de negocios informáticos que encuentran su hueco en esta capital del sur de España.

Gracias a su posición privilegiada, son diversas las compañías que han elegido Sevilla para instalar la sede de su representación española, o la oficina de ventas destinada a organizar la comercialización de productos en la comunidad de mayor extensión y población de España.

En cuanto a Huelva, la situación empresarial no es todo lo boyante que se podría desear; el sector pesquero ha atravesado una situación difícil, y la escasa industria vuelve los ojos hacia Madrid, aunque en la agricultura hay un gran campo de desarrollo. En Huelva hay que diferenciar también dos zonas, la costera, en la que el mundo de la pesca y la agricultura crean mayor negocio, y la interior, más pobre en recursos.

En la capital de esta ciudad encontramos una de las compañías con más antigüedad dentro del negocio informática. Al frente de Onubense de Informática, vinculado al fabricante Olivetti, se encuentra José María Ventura. Este distribuidor comercializa también productos de otras marcas en el mundo de la periferia, aunque en cuanto a PC se restringe a los sistemas Olivetti y a su propia marca. Del montaje de la misma se ocupa una compañía fruto de la colaboración de varios concesionarios Olivetti en Andalucía, que bajo el nombre Olibética monta equipos en Sevilla. "Esta es la opción que les damos a aquellos que prefieren precio y no quieren depender de una marca en cuanto a suministros y ampliaciones", señala Ventura.

Onubense de Informática se hace cargo también de la instalación de redes, y desarrollo de paquetes software para gestión contable, además de algunos de soluciones verticales.

Tal y como afirma José María Ventura, "nuestro cliente principal es la empresa, porque demanda no sólo software y hardware sino también ampliaciones, servicio, etc., mientras que el usuario de consumo no busca más que el precio". Estos clientes de Onubense de Informática se encuentran principalmente en Huelva capital y provincia, y responden al perfil de PYME, "ya que en Huelva no hay gran empresa".

De forma paralela, este distribuidor se ocupa también de la venta de la gama de Olivetti de reprografía, máquinas de escribir, registradoras, TPV, así como reparación de todo ello. Como se comentaba más arriba, Onubense de Informática se dirige a Olibética como mayorista local para conseguir precios más ajustados, ya que "nos hemos dado cuenta de que sólos no podemos hacer nada, hay que comprar unidos para comprar mejor".

Según Ventura, "la cercanía de Sevilla ha conllevado siempre un sentimiento de atracción hacia esta ciudad por parte de la zona septentrional y occidental de la provincia, aunque esto va cambiando para nuestro beneficio, gracias al sistema de comunicaciones".

Presencia en mercados verticales

Como se viene afirmando desde hace ya tiempo, la especialización es una de las salidas más claras que le quedan al distribuidor tradicional si quiere mantenerse en el negocio. En Huelva Control, esta especialización tiene un nombre, Terminales Punto de Venta (TPV). Su portavoz, Silvia Márquez, comenta "llevamos desde 1993 trabajando con compañías de toda Andalucía, con un foco especial en Huelva y su provincia, ofreciendo servicios de informatización de empresas del tipo supermercados y restaurantes". El área de desarrollo de software para estas soluciones y el mantenimiento de las instalaciones es clave dentro del negocio de Huelva Control.

En cuanto a la decisión entre marca y clónico, Silvia Márquez afirma "cuando informatizamos una empresa montamos habitualmente marca debido a la garantía que ofrece". Huelva Control participa también en los concursos autonómicos para el mantenimiento de las instalaciones de ayuntamientos, universidades, hospitales, etc.

La principal dificultad para un distribuidor especializado en el mundo TPV es, según Márquez, "convencer a la empresa de la necesidad de informatizarse, especialmente a los minoristas".

De cara a completar su negocio, Huelva Control se ocupa de la informatización de despachos de abogados y notarías, con el montaje de ordenadores personales.

Especialización, pero de otro tipo, es la que ocupa a Informática Aplicada Saltés, cuyos orígenes hay que buscarlos en el mundo de la formación, donde su representante, Manuel Pablo Barreno, comenzó a trabajar en el año 1985. Posteriormente, en 1989 nace esta compañía, centrada en un primer momento en el desarrollo de software.

Sin embargo, como explica Barreno, "ahora nuestra principal ocupación es el mantenimiento de las aplicaciones que tenemos desarrolladas, y que es especialmente una gestión comercial integrada con almacén, facturación, control de stocks, contabilidad, etc., que lleva funcionando más de ocho años y ofrece todo lo que necesita una compañía, sin elementos de más que no aportan nada. Para otro tipo de necesidades, contamos con productos de otras empresas con las que trabajamos como distribuidores, como por ejemplo, el software para aplicaciones laborales de Monitor Informática de Sevilla, o Ventaplus, del fabricante Consoft en Alicante".

Aunque la actividad central de Informática Aplicada Saltés sea el software, tampoco se desdeña el negocio hardware, "sobre todo en las informatizaciones que hacemos, porque así nos evitamos problemas posteriores". En este sentido, "tras unos años de opción por la marca, terminamos por decidirnos por el clónico, no sólo por el precio de venta, sino por los menores gastos durante la vida completa del equipo".

El perfil de empresa con que trabaja este distribuidor onubense "suele contar con uno o dos puestos de trabajo, aunque también trabajamos algo con la administración", apunta Manuel Pablo Barreno.

Antonio Colchero se encuentra al frente de Ofinsa, que desde el mes de noviembre pasado viene ofreciendo servicios a empresas del sector bancario especialmente. En cuanto a la informatización, Ofinsa ensambla ordenadores y pretende ampliar su negocio de venta en los próximos meses.

También en Huelva y vinculado al fabricante de origen chino Octek, surge Silicon Computer, a cuyo cargo se encuentra David López. Este mayorista autorizado de Octek para la provincia dispone de su marca propia Silicon, basada en productos Octek, con la que trabaja tanto con distribuidores como con clientes finales en toda la provincia. La especialización de Silicon es el hardware, con equipos propios y periféricos. En cuanto a software, y según palabras de David López, "lo tratamos muy poco, únicamente sistemas operativos, antivirus y alguna aplicación de ofimática".

Al igual que viene haciendo Octek en todos sus puntos de venta, Silicon está ofreciendo de forma gratuita a sus clientes durante este año el acceso a Internet, integrado dentro del Proyecto Colón.

Sevilla, la capital informática del sur

Y llegamos a Sevilla, la capital de la Andalucía Occidental. El panorama sevillano destaca por la gran capacidad de negocio en cuanto a informática se refiere. En esta ciudad tienen su sede diversos fabricantes y mayoristas de ámbito nacional, así como alguno que otro local que ha hecho de la comunidad autónoma más grande de España su pequeño feudo de comercialización.

Así, por ejemplo, destacar que se encuentran en Sevilla las oficinas de la filial española del fabricante Octek Computer, cuya estrategia comercial y áreas de negocio se explican con más detalle en la sección de Mayorista del mes de este mismo número. También en Sevilla se encuentra la central de Monitor Informática, un desarrollador de software que recientemente dio el salto hacia la capital con n

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios