| Artículos | 15 SEP 2001

Complementos para profesionales y entornos SoHo

Tags: Histórico
El entorno profesional y SoHo
Ramón A. Fernández.
Crear un entorno de trabajo profesional necesita la adaptación de una serie de productos informáticos de diferente índole. No se trata sólo de adquirir un PC más o menos potente. Es necesario, además, tener en cuenta algunos aspectos relacionados con las comunicaciones y el tratamiento más profesional de la imagen digital. Por este motivo, en las próximas páginas queremos ofrecerles algunas pinceladas con algunos productos que pueden adaptarse perfectamente a cualquier escenario profesional.


Adaptec, tarjeta adaptadora SCSI 19160
Todos conocemos, en mayor o menor medida, las enormes posibilidades y prestaciones que ofrece la interfaz de conexión SCSI. Por todo ello, se han implantado como solución estándar para la conexión de diferentes periféricos (discos duros, escáneres, unidades CD-ROM, o dispositivos de almacenamiento removibles, entre otros) que pueden forman parte de un servidor de red o una potente estación de trabajo.
Dentro de su variada y amplia oferta de productos SCSI y bajo la denominación común de Ultra 160 SCSI, Adaptec presenta una familia de tarjetas adaptadoras con el denominador común de soportar el estándar SCSI Ultra 160/m, que se amolda a las necesidades de un gran ancho de banda tanto de los equipos de sobremesa y estaciones de trabajo como de los servidores de gama baja y media.
De los cuatro modelos que conforman esta nueva gama, el laboratorio de Dealer World ha tenido la ocasión de analizar la tarjeta 19160, especialmente diseñada para todas aquellas estaciones de trabajo en las que se pretenda mejorar el rendimiento de sus discos duros y flexibilizar la conexión de los diferentes dispositivos y periféricos SCSI. Para lograr dicho objetivo, este adaptador recurre a la utilización de un único canal SCSI 160/m y al empleo de la interfaz PCI a 32 bits como puente entre este adaptador y la placa base del equipo huésped.
Sin duda alguna, el significativo aumento de la velocidad de transferencia en el bus SCSI a 160 MBps doblando las prestaciones del predecesor SCSI Ultra2, resulta ser la principal baza de este producto. No obstante, las mejoras no se limitan únicamente a esta faceta. Para asegurar el mayor rendimiento y compatibilidad con los anteriores estándares SCSI, esta tarjeta presenta la tecnología SpeedFlex, exclusiva de Adaptec y utilizada ya en otras ocasiones, caracterizada por crear dos segmentos del mismo bus SCSI, uno LVD y otro LVD/SE, con conectores internos en cada segmento y un conector externos para el segmento LVD/SE. Con esta medida se consigue que en la misma tarjeta puedan convivir pacíficamente y realizar operaciones simultáneas los dispositivos LVD SCSI con velocidades máximas de 160 MBps y los dispositivos heredados Fast/Ultra SCSI con tasas de transferencia de hasta 20 MBps.
Por otra parte, a estas importantes características se suman las ventajas propias de la adopción del estándar SCSI Ultra 160/m dirigidas a mejorar la fiabilidad e integridad de los datos gracias a las funciones de validación de dominio y comprobación de la redundancia cíclica (CRC). Sin entrar en mayores detalles, la función de validación de dominio verifica de forma inteligente la configuración del sistema para adecuar la velocidad máxima de transferencia, según los dispositivos conectados, siempre que exista una conexión adecuada. Por su parte, la comprobación de errores es un método utilizado ampliamente en otras tecnologías que garantiza la correcta correspondencia de los datos transmitidos al añadir un número de bytes adicionales que permiten la validación del bloque de datos trasmitidos al dispositivo receptor.
Asimismo, la capacidad LVD proporciona una mayor flexibilidad y escalabilidad en la configuración de la cadena SCSI, al permitir una distancia para conexión entre los diferentes dispositivos LVD SCSI de hasta 12 metros.
Al igual que en modelos anteriores, la 19160 soporta el protocolo SCAM (SCSI Configuted AutoMatically), el cual asigna los números ID SCSI dinámicamente, resolviendo los posibles conflictos que pueden surgir cuando iniciamos el sistema. Si nuestro sistema dispone de discos duros u otros periféricos SCSI que soporten este protocolo, no tendremos la necesidad de asignar manualmente los ID para estos dispositivos.
Por lo que respecta al funcionamiento del dispositivo, cabe comentar que ofrece una dinámica prácticamente idéntica y clásica al resto de los modelos con los que cuenta este fabricante. Así, tras su instalación, labor que difícilmente sabrán hacer los usuarios menos experimentados, y durante la inicialización del sistema, bastará pulsar la secuencia de teclas “Control+A” para acceder al menú de configuración de la tarjeta. No obstante, para quienes no estén familiarizados con estos temas, no precisan entrar en dicho menú de configuración, ya que la tarjeta, por defecto, se encarga automáticamente de gestionar acertadamente los diferentes dispositivos SCSI conectados a ella.
Para terminar, y después de haber probado exhaustivamente el producto con todo tipo de dispositivos tanto internos como externos, discos duros LVD Ultra 160/m y Ultra2, así como dispositivos Fast/Ultra tales como unidades de backup de cinta, escáneres, CD-RW y DVD-RAM, podemos calificar el funcionamiento de la tarjeta de sobresaliente destacando, cómo no, la elevada tasa de transferencia que puede soportar, así como, el adecuado soporte de los dispositivos heredados. Sin embargo, el elevado precio de esta solución penaliza seriamente su valoración final.

Lo Mejor: Capacidad de transferencia hasta 160 MBps
Tecnología SpeedFlex
Lo Peor: Precio elevado
Calificación: 4


Allied Telesyn Rapier 24
Seguramente, decir que el Rapier 24, un producto fabricado por Allied Telesyn es un conmutador (swicht) gestionado para redes Ethernet 10/100BaseTX dotado de 24 puertos y que, además, es capaz de trabajar en la capa 3 del modelo OSI, es decir, al nivel de red, puede que a una amplia mayoría de los distribuidores y clientes no les transmita ninguna sensación singularmente especial. En cambio, si decimos que el Rapier 24, además de las características básicas ya enunciadas, ofrece un extenso abanico de funciones del máximo nivel e interesantes posibilidades expansión, así como unas prestaciones de primer orden dentro de esta clase de dispositivos, sin duda alguna conseguiremos llamar poderosamente la atención de nuestros clientes más exigentes.
A grandes rasgos, el Rapier 24 ofrece una interfaz con 24 puertos 10/100 Ethernet, half/full duplex, auto-sensing y auto-negociación. Todo ello permite la determinación automática de la velocidad de comunicación con el equipo conectado, facilitando y simplificando su integración. Asimismo, este dispositivo, a pesar de ser un conmutador, realiza funciones propias de los encaminadotes (routers) ya que trabaja a nivel de red (capa 3 del modelo OSI). Por este motivo, el Rapier 24 soporta los habituales protocolos de enrutamiento, tales como IP Static Routing, RIP, RIPv2 y OSPFv2. Además, opcionalmente y mediante una sencilla actualización de software, es posible añadir el soporte a otros conocidos y típicos protocolos de enrutamiento como IPX, AppleTalk o RSVP QoS, entre otros.
Sin embargo, estas prestaciones de nivel superior no desmerecen ni mucho menos su eficiente y sobresaliente comportamiento como conmutador de Nivel 2, ya que incorpora un conjunto de características avanzadas para optimizar el rendimiento d
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios