| Artículos | 01 OCT 2000

Comparativa de servidores de gama baja/media

Tags: Histórico
Adolfo Vázquez.
Después de tener en cuenta todos los aspectos que se han detallado anteriormente, a continuación se procede a la comparación de cuatro representantes de los más variados entornos en servidores de gama baja/media. Los equipos a analizar se han elegido por sus características originales y, en sí, tratan de dar una perspectiva de las distintas visiones que los fabricantes de servidores intentan dar a este campo del mercado. Para llevar a cabo esta comparativa se ha dispuesto de los siguientes equipos, Compaq NeoServer 150 RDSI, Hewlett Packard NetServer LC 2000, IBM Netfinity 4500R, y Fujitsu-Siemens 170.

Compaq NeoServer 150 RDSI
El NeoServer de Compaq es el producto de esta comparativa que más se acerca al responsable que no tiene ganas de complicarse la vida y necesita montar una red con unos cuantos usuarios, ya sea para tener una salida común a Internet o para mantener una pequeña Intranet corporativa, sin tener por ello que contratar a un experto en la materia para que maneje dicho servidor. Lo que más llama la atención de este producto es que ha sido diseñado para hacer que el usuario se olvide de todo lo que conlleva configurar un servidor, una tarea muy ardua si no se tiene experiencia anterior.
El NeoServer llama la atención nada más abrir su envoltura. En el primer vistazo extraña el hecho de que no tenga ni disquetera ni CD-ROM, hoy por hoy fundamentales en la instalación de cualquier sistema operativo. En vez de eso, el NeoServer tiene dos racks convencionales, en uno de los cuales se aloja un disco de 17 GB para posibles copias de seguridad. Y es que en el NeoServer 150 el corazón del sistema está instalado en un disco duro interno de 13 GB, lo cual hacen que la memoria total del servidor sea de 30 GB, una cantidad de memoria nada despreciable dado el precio del servidor.
Dentro de este disco duro se encuentra instalado el sistema operativo de red advanced ASOS SCO OpenServer 5.0, una versión especial del conocido SCO Unix, que cuenta con licencia para 100 usuarios, más que suficientes teniendo en cuenta el mercado al que va dirigido este servidor. El usuario puede acceder al servidor desde cualquier sistema sin tener que configurar la red, simplemente instalando un cliente en el ordenador. Dicho cliente, de momento, sólo se encuentra disponible para todos los sistemas Windows, incluido el Windows 2000, y para el a veces olvidado entorno Macintosh.
Una vez dentro del servidor cualquier usuario puede configurar su correo electrónico y su cuenta de usuario en el mismo, con la misma sencillez que con la que se navega a través de Internet. Aunque tanta sencillez sea sinónimo en muchas ocasiones de que el sistema sea inseguro, éste no es el caso, ya que dentro del OpenServer se encuentra instalado un cortafuegos (firewall) que evita que cualquier usuario externo no autorizado pueda entrar en el servidor y consecuentemente en cualquiera de los equipos de la red local. Para hacerse una idea, diseñar un firewall con las mismas características puede llevar a un experto en el tema varias horas, y es que este sistema ha sido preparado a conciencia por Compaq para que el usuario tan sólo tenga que disfrutar de las ventajas de disponer de un servidor de red.
La configuración de serie del NeoServer, además de los dos discos duros, se compone de un microprocesador Intel Celeron 500 MHz y 64 MB de RAM. Otro punto muy a tener en cuenta es el de comunicaciones. El NeoServer 150 RDSI incluye un completo sistema de comunicaciones. Por un lado, dispone de una tarjeta de red 100BaseT y un hub de ocho entradas, que permiten, junto con el cable que se incluye, instalar una red local en cuestión de minutos, algo de agradecer, ya que el usuario casi siempre tiene que comprar estos componentes. Por otro lado, se incluye otra tarjeta 100BaseT que, aunque en la documentación consta como "puerto avanzado de comunicaciones", no es más que una tarjeta a la cual poder conectar cualquier tipo de módem ADSL o Cable módem, un buen detalle teniendo en cuenta la rápida implantación que estas tecnologías están teniendo en España. Además de estas dos entradas, y para completar el sistema de comunicaciones, el NeoServer incluye (en su versión RDSI) un módem RDSI interno. Adicionalmente se incluye una conexión para UPS.

Fujitsu-Siemens Primergy 170
El Primergy 170, el más pequeño dentro de su gama, tiene un punto fuerte que le diferencia de todos los demás: las completas soluciones de seguridad, que tienen en cuenta todas las posibles catástrofes que pueden ocurrir al equipo. Si bien la seguridad del equipo es tal que llegado el caso se puede omitir el botón de arranque para evitar apagones no deseados, lo mejor es, sin duda, la opción de la tarjeta chip (incluida en el equipo que se ha analizado). Mediante este sistema de tarjetas, cada usuario, al introducirla, evita tener que recordar engorrosas claves, dejando que sea el sistema el que lea su perfil de la tarjeta chip, inicializando así el sistema de manera que éste cubra todas las necesidades de ese usuario en concreto. Una buena solución, que igual dentro de unos cuantos años es sustituida por la biométrica, o identificación del usuario en un sistema por medio de un análisis del iris.
Lo que se acaba de ver sólo abarca una parte del sistema de seguridad que ofrece el 170. Además de este sistema de autentificación, el Primergy 170 ofrece dos útiles herramientas para evitar que se pierdan los datos si se produce un fallo en alguno de los puntos neurálgicos del sistema. Por un lado, está la utilidad Duplex Data Manager, que se encarga de hacer y mantener actualizadas copias o backups del sistema para que, en caso de incendio o cualquier otro incidente de este tipo, los datos del ordenador no queden destruidos ya sea abrasados por las llamas o borrados por las altas temperaturas. Paralelamente a este sistema, y pensando en un futuro próximo, en el que las líneas de fibra óptica están a la orden del día, se ha incluido la utilidad Multipath en el sistema del 170. Esta herramienta controla los canales de transmisión de datos que existan, eligiendo, en caso de fallo, un sustituto que evite que el sistema baje su rendimiento, todo un logro sobre todo para este tipo de máquinas.
Otra de las características que más llama la atención de este servidor es la posibilidad que ofrecen, al igual que ofrece el de IBM con los discos duros, de conectar y desconectar componentes del equipo, sin que éste sufra daño algo, o deba reiniciar su funcionamiento desde cero para reconocer dichos dispositivos. Es, como se ha dicho anteriormente, un sistema Plug and Play, dirigido a las soluciones empresariales.
Todos estas aplicaciones imprescindibles en cualquier red corporativa en la que se use la informática como medio fundamental de almacenamiento, corren por encima de un Intel Pentium III a 600 MHz, con una memoria RAM de 128 MB y dos discos duros Ultra2Wide SCSI, que permiten almacenar en conjunto casi 18 GB. Al igual que la memoria de almacenamiento la RAM también puede ampliarse hasta alcanzar los 768 MB.
Aún queda por citar otra peculiaridad de este servidor. Cuando un componente de un sistema falla, esto por lo general obliga al usuario a acudir a un profesional para que detecte donde encuentra el problema. Es por ello que la Primergy 170 incluye un pack de herramientas básico para superar los fallos no deseados del sistema. Para evitar esto, el Primergy 170 incluye de serie una herramienta que detecta el problema del componente en cuestión, logrando así un precioso tiempo, que otra ap

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información