| Artículos | 15 FEB 2005

Certificación y nuevas tecnologías: las claves del futuro del networking

Tags: Histórico
Ramón A. Fernández.
El mundo del networking vive un período de transición. Por este motivo, el planteamiento y la posición ante el negocio de todos los actores del mercado debe renovarse, y, tal y como concluye el propio mercado, en dos líneas. Por una parte, certificación y, por otra, si bien ambas están muy relacionadas, nuevas tecnologías. Para conocer la realidad del mercado, nada mejor que escuchar a los que están en el día a día, motivo por el cual nos hemos sentado alrededor de una mesa con los representantes de los cinco mayoristas oficiales de 3Com, que tienen un papel activo en este segmento del mercado.

Desde su posición en sus respectivas compañías como responsables en el negocio de networking, los asistentes a esta mesa redonda ofrecieron una mirada general al presente y el futuro de este mercado, así como a los puntos más destacados del mismo.

La realidad del mercado
El primer elemento de análisis en esta mesa redonda fue la situación actual del mercado. En este sentido, Juan Antonio Nieto Rubio, responsable de la unidad de negocio de networking de Investrónica, comentaba que después del desastre que fue 2004, dado que con el cambio de Gobierno hubo un parón brutal, esperamos que este año mejore sustancialmente. Sabemos que hay indicadores de que va a cambiar la situación. Sabemos que proyectos como Red.es van a revitalizarse, y que hay varios proyectos en esa línea, y todo lo que sea llevar tecnología a las aulas ayudará al mercado. Evidentemente, no sabemos cómo afectará al mercado de los routers los proyectos de algunas operadoras, pero creo que este año el mercado de las redes mejorará”.
No comparte totalmente su opinión Noelia Errejón García, directora de la división de networking de Diasa, quien explicaba que para su compañía el pasado año fue un tanto atípico, porque “los seis primeros meses fueron muy buenos, y crecimos por encima de los presupuestos. Sin embargo, sí es cierto que a partir de junio el efecto que debieran haber tenido las ventas a la Administración no se dejó sentir y las cifras cayeron. De todas formas, esperábamos incrementos en el último trimestre, si bien éramos cautos, aunque las ventas nos mostraron que estábamos equivocados, y hemos alcanzado los objetivos marcados, y han sido meses muy buenos para muchas áreas de negocio. En definitiva, no hemos alcanzado los crecimientos que esperábamos, pero hemos crecido un 16 por ciento”.
Con respecto a este año, “enero ha sido flojo, como siempre, porque muchos proyectos se apuran en diciembre, pero este año esperamos crecer en Diasa entre el 15 y el 20”.
Algo más positivo con respecto a 2004 se mostraba Enrique Ventosa Fontela, jefe de producto de la división de networking de Aryan, quien lo definía como “bueno. Ha habido fabricantes que han tenido unas ventas más elevadas. Por líneas, nosotros hemos crecido en algunas áreas y no en otras, siendo esto último motivado por desconocimiento del cliente o porque el producto que llegaba al mercado no suplía las necesidades del cliente. Lo que sí hemos notado es que existe un gran número de fabricantes en el mercado que se reparten el negocio, no como antes. El mercado está cambiando, y está creciendo relativamente. Eso sí, necesitamos un cambio tecnológico, porque mientras no exista un cambio que incremente las necesidades de las empresas, éstas van a cambiar sus instalaciones muy lentamente. La electrónica de red no ha sufrido grandes variaciones y esto genera que no hay unas ventas espectaculares. Eso sí, hay posibilidades de negocio interesantes, como puede ser la administración, si bien el año pasado fue un tanto raro por las elecciones. En cuanto a este año, estamos empezando a ver algo más de movimiento en este mes de febrero”.
Asimismo, este responsable añadía que mientras “las operadoras sigan ofreciendo routers, nuestro negocio de routing seguirá siendo menor, porque se circunscribirá a la necesidad de más potencia por parte del cliente o el negocio de renovación. Y éste es uno de los grandes problemas que nos estamos encontrando, que el mercado crece, pero lentamente”.
En el caso de Marta Puig, directora de la división de networking y telefonía de Ingram Micro, su perspectiva es diferente. En su opinión, “deberíamos hablar de dos tipos de negocio. Si habláramos del negocio run rate, que es como denominamos al de ventas del día a día, la verdad es que estamos creciendo respecto al año pasado, cuando también crecimos. La situación es diferente dependiendo de los fabricantes, pero crecen más los que están posicionados en el mercado SoHo. En el caso de los proyectos, se mueven, sí, pero se retrasan mucho y hay muchos competidores. Por este motivo, fue un negocio flojo el pasado año”.
También 2004 fue un buen año para Susana Sanz, jefa de producto de la división de networking de Tech Data-Azlan, quien añade que se ha consolidado “todo lo referente a Telefonía IP. Ahora son realidades todo lo que eran proyectos, y, sobre todo, se está demandando mucha formación de Telefonía IP. En cuanto a 2004, creemos que hay retos interesantes, y que va a ser un año mejor que 2005. En concreto en el mercado de routing, mientras que las operadoras sigan controlando este segmento, nosotros podemos hacer pocas cosas. De hecho, si un instalador quiere instalar un router, debe vender algo diferencial, como Telefonía IP, algo que la operadora no pudiera ofrecer. Pero para ello el canal necesita estar formado y especializado”.

Un mercado competitivo
En estas intervenciones ya quedan bastante claras las líneas maestras que definen este mercado: alta competitividad, limitada inversión de las empresas, búsqueda de negocios alternativos y necesidad de formación y especialización como la clave del éxito. Así las cosas, Juan Antonio Nieto comentaba que la tecnología de switches “no ha variado en los últimos dos o tres años, por lo que muchos clientes sólo valoran precio. Nos enfrentamos a subastas, con lo que aunque incrementemos el número de puertos, estamos vendiendo menos dinero. Las acciones de las operadoras están motivando desarrollos en el segmento SoHo, pero en el mercado corporativo se ven pocos cambios”.
Lo curioso de esta situación es que las consultoras esperaban que el pasado año, primero, y luego éste, se convirtieran en los del renacimiento de las inversiones de las empresas medianas grandes en Tecnologías de la Información. Sin embargo, parece que este desarrollo no llega al segmento del networking. Tal y como señala Nieto, “algunas grandes empresas están negociando con las operadoras no realizar sus comunicaciones con entornos tradicionales, y la tendencia va por ahí”.
Para Noelia Errejón, “esta renovación está encaminada a la introducción de nuevas tecnologías, tales como Telefonía IP o las comunicaciones inalámbricas. Todas las empresas tienen un switch, un router e, incluso, algo de seguridad, pero el mercado ya está maduro para dar el salto a las nuevas tecnologías, y para que éstas bajen a nuevos niveles de empresas. Las PYMES empiezan a valorar ahorros de costes, Voz sobre IP, es decir ciertos elementos por los que empiezan a preguntar al pequeño distribuidor, que ve la necesidad de formarse en estas nuevas tecnologías. Por tanto
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios