| Noticias | 05 SEP 2003

CD y DVD: ¿crónica de una muerte anunciada?

Tags: Histórico
Mientras en nuestro país se discute sobre el polémico canon sobre los CD y DVD regrabables y la industria, las asociaciones y los usuarios defienden sus intereses, parece que las cosas en el futuro no tendrán nada que ver con esto. Forrester no duda en afirmar que en un plazo límite de 5 años nuestros hábitos habrán dado la vuelta a la tortilla y esta discusión ya no tendrá ningún sentido. Si esto se cumple, el CD-ROM morirá y la música tendrá alma virtual.
Yolanda Sánchez
La Asociación de Internautas está librando una batalla por la nulidad del cobro del conocido y polémico canon sobre los CD y DVD. Esto es nuestro presente, pero la consultora Forrester ya mira mucho más lejos y no le tiembla el pulso al afirmar que los días de este tipo de soporte están contados. Empieza, pues, el relevo generacional en materia de soportes musicales, según la firma.
Y es que fueron ya muchos los entendidos los que predijeron, cual Nostradamus, que el intentar frenar la descarga de música por Internet sería como ponerle puertas al campo. Por ello, todo lo que se debía hacer era llevar esta práctica a la legalidad. Apoyando esta posición, Forrester defiende que los nuevos canales de distribución de música como iTunes Music Store de Apple serán los protagonistas de uno de los mayores cambios que se ocasionarán en nuestros tiempos. Y es que la consultora tiene claro que no tardaremos mucho en presenciar la muerte del CD y el DVD como soporte de música. ¿Quién será el causante de estas “muertes”? Como era previsible, será Internet.
“El fin de los soportes físicos de música está cerca”. Así de rotunda se muestra la consultora en su informe “De los discos a las descargas”. Las cifras parecen darle la razón, ya que al menos un 20 por ciento de los estadounidenses ha reconocido que en algún momento se han descargado música desde Internet. Dadas estas conclusiones, Forrester establece un plazo no mayor a cinco años para que más de la tercera parte de las ventas de música se realicen a través de Internet, una evolución ésta que también afectará al vídeo.
Se espera que al menos el 15 por ciento del negocio de las películas vendrá por parte del servicio bajo demanda. No parece una conclusión muy descabellada ya que, en la actualidad, el 20 por ciento de los usuarios jóvenes que intercambian archivos por la Red ha descargado ya alguna película.
Parece claro que los factores que harán que CD y DVD queden obsoletos son la adopción masiva de conexiones de banda ancha y el propio abaratamiento de los soportes de almacenamiento. En fin, si esto se cumple asistiremos a la muerte del soporte físico musical y a la posterior “resurrección” virtual.
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios