| Artículos | 15 NOV 2003

Canon MVX3i

Tags: Histórico
Cámara DV de 2 megapíxeles
Javier R. Menéndez.
Hasta la aparición de este modelo parecía como si a Canon no se le ocurriesen nuevas ideas para potenciar la calidad en sus cámaras de vídeo digitales de gama media. De hecho, las novedades en sucesivos modelos estaban centradas más en añadidos como el uso de tarjetas de memoria para el modo de fotografía, tamaño del producto, modo de grabación nocturna y opciones de entrada y salida, que en aumentar la calidad de la grabación de vídeo. La dinámica era prácticamente la misma: tipos de lentes muy similares y el uso de un CCD que se mantenía en el límite de los 800.000 píxeles efectivos.
La MVX3i rompe radicalmente con todo eso, y aunque no se puede calificar como un modelo excesivamente compacto en su tamaño (aunque sí bastante ligero), es una cuestión que apenas tiene importancia si se tiene en cuenta lo que podemos esperar de este modelo. Prácticamente todo.
Para empezar, aunque continúa utilizando un CCD de 1/3,4 con filtros primarios RGB al igual que en los anteriores modelos, en este caso se trata de un CCD con un total de 2,2 megapíxeles de los que se utilizan 1.770.000 píxeles efectivos durante la grabación a cinta (ya sea en modo vídeo o fotografía) y 2 millones de píxeles cuando se graban fotografías en tarjetas de memoria SD o MMC (el producto se suministra con una tarjeta SD de 8 MB). A efectos prácticos, esto significa vídeo con una mejor calidad de imagen, tanto en detalle como en color, que también se ve reforzado por el uso de lentes de mayor diámetro y más luminosas. Adicionalmente, también supone una opción más realista e interesante para quienes estén buscando aunar las funciones de cámara de vídeo y cámara fotográfica en un único producto, ya que con este modelo se pueden capturar fotografías de muy buena calidad con una resolución máxima de 1.632 x 1.244. No obstante, la capacidad de la tarjeta SD suministrada con el producto nos parece un tanto escasa, tanto para el almacenamiento de fotografías como para la opción que también incorpora la cámara de grabar vídeo en formato MPEG-4, y cuando se utiliza el modo fotográfico no es posible utilizar el zoom máximo digital soportado en el modo de vídeo (200x).
Otras características reseñables son la incorporación de un anillo de enfoque en el objetivo para el modo manual, en comparación con el más incómodo e impreciso control de rueda ubicado sobre la parte posterior en los anteriores modelos; la inclusión de un modo de grabación con compensación automática para contraluces; así como la incorporación de la función Zebra, con la que se muestran en pantalla las zonas sobreexpuestas de la imagen y que sólo estaba presente hasta ahora en los modelos de gama alta del fabricante como la XL1 o XM2.
A los ajustes estándar (Automático, automático con enfoque y exposición manuales), añade una serie de preajustes para realizar grabaciones de vídeo en las que se de prioridad a la apertura, a la obturación, para grabar en condiciones de luz puntual o con exceso de luz (por ejemplo en la nieve), así como los modos de grabación con poca luz y supernoctura. En este último modo, la cámara se ayuda emitiendo una luz blanca sobre el lugar al que se esté enfocando. Como pudimos comprobar durante nuestras pruebas, todos estos modos funcionan correctamente aunque en la mayoría de los casos no está de más tener activado el modo Zebra para corregir la posible sobre exposición.
Precisamente, el selector de dichos modos es uno de los principales puntos desfavorables que hemos encontrado en este modelo. Otros aspectos desfavorables son la situación de los controles para cambiar entre los modos manual/automático del enfoque, ajuste de exposición, y que los botones de VTR no estén en el marco de la pantalla, lo que resulta mucho más sencillo cuando se utiliza la cámara durante la edición y con la pantalla girada 180 grados y encajada de nuevo sobre el cuerpo de la cámara.
Este modelo tiene todo lo que cualquier entusiasta del vídeo puede esperar para realizar con calidad más que notable sus propias grabaciones de vídeo destacando la nitidez, luminosidad y viveza de los colores de la imagen, el estabilizador, flash incorporado y potente zoom. Por otra parte, también supone una opción realista para capturar fotografías con buena calidad; eso sí, sin tener toda la flexibilidad de configuración que le obtendría de una cámara fotográfica digital. Adicionalmente, también supone un puente muy interesante para utilizarla en la conversión de vídeo analógico a digital y viceversa. Por último, teniendo en cuenta todas sus posibilidades y, especialmente, la calidad de grabación, el precio de este producto nos parece muy aceptable.

LO MEJOR
- CCD. Calidad de imagen

LO PEOR
- Limitaciones de zoom


Ficha de Producto
-------------------------
Fabricante: Canon
Internet: www.canon.es
Teléfono: 901 301 301
Precio: 1.799
Calificación: 4,5 (Garantía Dealer World)
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios