| Artículos | 01 ENE 2003

Cámaras de fotografía digital

Tags: Histórico
La revolución ha llegado para quedarse
Arantxa Herranz.
Las cámaras digitales ya están aquí y nada parece frenar su expansión. Con sus ventajas y desventajas, estos periféricos ganan adeptos y asumen nuevos desarrollos tecnológicos conforme va pasando el tiempo. Considerados, sin duda, como uno de los productos que más han podido arrasar durante estas navidades, profesionales y usuarios domésticos parecen haberse rendido ante estos “artilugios”. Veamos, de la mano de los fabricantes, cómo está este mercado a día de hoy y qué podemos esperar en el futuro.

Como, evidentemente, las necesidades, los requerimientos y, por tanto, el precio varían en función del tipo de usuarios, lo primero que hemos querido conocer es cuál de los dos tipos de consumidor (profesional o doméstico) es el que adquiere más cámaras fotográficas digitales. En consideraciones de Tomás Martín, director de marketing de BenQ, es “sin duda alguna” el cliente doméstico el que adquiere más cámaras digitales. “La razón es sencilla. Se debe en mayor parte a la facilidad que otorgan las cámaras digitales a la hora de proceder a la impresión de fotografías, así como la posibilidad de previsualizar la fotografía, y posteriormente, revisar la calidad de ésta. No hay que olvidar que en este año, el precio de las cámaras digitales se ha ido haciendo cada vez más asequible, y a su vez aumentando en resolución”, señalaba. A pesar de todo, este responsable también considera que el consumidor profesional “está encontrando grandes ventajas en la utilización de una cámara digital, como son la posibilidad de revisión de fotografías inmediatamente y la elevada capacidad de almacenamiento que permiten los sistemas actuales.
Mientras, Gonzalo Saiz, responsable de fotografía digital en HP, es el usuario doméstico el que adquiere más cámaras debido al “tamaño de este segmento del mercado”. Aunque asegura que el mercado de los profesionales es “más pequeño” que el doméstico, también manifiesta que se “inició en la fotografía digital mucho antes que el doméstico. Prueba de ello son los fotógrafos que podemos ver en los campos de fútbol: la inmensa mayoría utiliza cámaras digitales, lo que les permite conectar la cámara a su PC y desde el propio campo, en el momento en el que la acción está sucediendo, enviar las imágenes a la redacción”.
En términos parecidos se expresa Conchi Sánchez, responsable de ventas de Kodak D&AI en Iberia, al reseñar que estamos ante un mercado “compartido, aunque cada vez más el usuario domestico está adquiriendo equipos de fotografía digital y su penetración es cada vez mayor”. ¿La razón? “El esfuerzo que están haciendo las empresas en acercar la fotografía digital al gran consumidor” simplificando, por ejemplo, el uso y el poder compartir las fotografías.
Aunque todos nuestros interlocutores parecen coincidir en que es el mercado doméstico el que más ventas suma de este tipo de dispositivos, desde Olympus se hace una explicación técnica de porqué esto es así. De esta forma, el responsable de producto en esta firma, Roger Doñate, comentaba que cuando las cámaras digitales llegaron al mercado “estaban pensadas para los profesionales, aunque hay poco producto que sea cien por cien profesional, por la complejidad de la óptica de las cámaras”. Aunque aventura que en un futuro no muy lejano se desarrollarán más los aspectos para los profesionales, y “pese a que han sido estos los que han usado las cámaras digitales antes que los consumidores”, también reconoce que entre 2002 y 2003 “se ha producido una explosión de este mercado, ya que gracias al volumen de ventas que se ha producido se han reducido los precio y esto, a su vez, ha favorecido que se genere un mayor volumen de ventas”.
Joan Ruiz, responsable de cámaras fotográficas digitales y línea profesional de Sanyo, también cree que es el mercado doméstico el que, al menos en estos momentos, está impulsando la venta de estos periféricos. “El cliente que actualmente está comprando más cámaras fotográficas digitales es el consumidor doméstico”, señalaba, “ya que los precios de venta al público cada vez se reducen más y este hecho provoca que el producto cada vez se haga más popular”.

Donde reside el futuro
Sin embargo, ¿es en el entorno doméstico donde los fabricantes y, por tanto, el canal, puede esperar más negocio de cara al futuro? Según la opinión de Sanyo, el mercado de la cámara digital tiene más futuro en el mercado doméstico, ya que el “número de consumidores potenciales es mucho mayor que en el campo profesional. Además, el usuario doméstico aprovecha más las prestaciones del producto, probando e investigando nuevos usos y aplicaciones de las fotografías tomadas”. Un punto de vista compartido por Kodak, cuya portavoz confirma que, según este fabricante, “el mercado de la fotografía digital se mueve hacia el gran consumo”.
Sin embargo, tanto HP como Olympus consideran que tanto profesional como aficionado tienen un largo provenir. En palabras de Roger Doñate, “la fotografía digital, por decirlo de alguna manera, es ya un estándar y es la fotografía del futuro, por las posibilidades de transferencia y calidad que permite, por lo que tiene futuro en ambos mercados”.
En términos parecidos se mostraba el interlocutor de BenQ al manifestar que el futuro de la fotografía digital “se encuentra en ambos sectores”, aunque también se reconoce que es “en el consumidor doméstico donde ya desde estas navidades podemos hablar de un alto crecimiento en ventas. El precio de las cámaras se irá haciendo más asequible, además de un aumento de la resolución y una disminución del tamaño, muy importante en este sector lo cual favorecerá el crecimiento en el mercado de consumo”, explicaba.
Por su parte, Gonzalo Saiz explica que ambos segmentos “han ido adaptando paulatinamente la fotografía digital: el domestico más lentamente debido a los precios iniciales, pero en la medida en que los precios medios se han ido reduciendo, más público del segmento doméstico se ha ido incorporando a la fotografía digital”. Asimismo, alude al hecho de que, “evidentemente, al tener un tamaño mayor el sector domestico, el fabricante que lidere este segmento liderará el mercado muy probablemente”.

El boom, ¿ha llegado o llegará?
Que la fotografía digital atraviesa uno de sus momentos álgidos es algo que casi nadie pone en duda. Pero, ¿podemos afirmar que se ha producido la explosión de este mercado o, por el contrario, tenemos que esperar a que se produzca esta situación? Pues, como siempre, hay opiniones para todos los gustos. Así, Conchi Sánchez entiende que el “boom de la fotografía digital está por llegar” y cifra en unos tres años el momento en que la fotografía digital “habrá llegado al mercado masivo gracias a la facilidad de uso y a los precios que se ajustarán cada vez más a las necesidades del consumidor”. Pese a todo, también remarca que el mercado del que nos estamos ocupando “sigue siendo uno

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información